Pendiente avanzar en los roles conservadores hacia las mujeres: labores del hogar, cuidado de hijos y familiares: Aleida Hernández

Información publicada en https://masreformasmejortrabajo.mx/index.php/genero/ir-a-genero/item/4982-el-t-mec-no-impuso-la-agenda-de-igualdad-laboral-entre-hombres-y-mujeres-la-red-de-mujeres-sindicalistas-el-observatorio-laboral-y-especialistas-la-impulsan-desde-hace-anos

Por: Brenda Virenka Amaya Arzate y Gabino Jiménez Velasco / MRMT / LyT


28 diciembre de 2020

Con o sin Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), México ya tenía una agenda propia de género en el mundo del trabajo, por lo que no es un tema impuesto al país, debido a que hay una tradición de organizaciones progresistas como la Red de Mujeres Sindicalistas,  académicas (os) y abogadas (os) laboristas, que la venían impulsando desde hace años.

Alejandro Encinas Nájera, Titular de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) así lo destacó junto con especialistas nacionales e internacionales, durante el conversatorio virtual en el que se analizó el estudio “T-MEC, Reforma Laboral e Igualdad de Género. Apuesta por el adelanto de las trabajadoras” de Aleida Hernández Cervantes, profesora de la división de estudios de posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM.

Encinas Nájera, consideró que además, Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, ha intercedido desde su posición, por agendas progresistas, lo que ha representado “un fuerte golpe sobre la mesa, en un mundo del trabajo sumamente patriarcal”.
“Pero también es indudable y hay que reconocerlo que para que avanzaran ciertas legislaciones fue importante la presión internacional”, consideró el funcionario de la STPS.

Así también el estudio “T-MEC, Reforma Laboral e Igualdad de Género. Apuesta por el adelanto de las trabajadoras”  crítica la distribución conservadora todavía de los roles en el mundo del trabajo entre mujeres y hombres, de cómo se asignan labores del hogar, reproductivos y cuidado de familiares, lo que representa doble o triple jornada de trabajo para las mujeres y frena su desarrollo profesional y calidad de vida. Esos son los pendientes en el que urge avanzar, plantea Aleida Hernández.

También el análisis de Hernández Cervantes, hace una revisión muy amplia de las convenciones internacionales de la ONU y de los convenios que México ha suscrito y ratificado con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no solamente se queda en el T-MEC, en los compromisos que suscribieron en materia de género los tres países, sino que aborda reformas en la legislación laboral de México, como la del 2017 y 2019, dio a conocer el Titular de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Y no solamente se queda su análisis en el plano formal, sino que también traza esta historia de lucha de mujeres organizadas que desde décadas atrás luchan por la conquista y avance de la agenda de género en el mundo del trabajo.

Para avanzar en las legislaciones laborales, el estudio“ T-MEC, Reforma Laboral e Igualdad de Género. Apuesta por el adelanto de las trabajadoras” de Aleida Hernández Cervantes, lo ubica en el proceso de negociación del T-MEC, pero en opinión de Alejandro Encinas, va un poco más atrás, en el sexenio del ex Presidente Enrique Peña Nieto, en donde en las mesas de negociación se ejerció la mayor presión internacional al condicionar el ingreso de México al tratado comercial trilateral a que hiciera reformas laborales, indicó el Titular de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Esto es, acabar con las juntas tripartitas o que el poder ejecutivo ostente poderes excepcionales en el arbitraje y en la conciliación en el mundo del trabajo. Abrir instituciones modernas reguladas por el estado del derecho que concilien con autonomía y con criterios técnicos no políticos,. Y también acabar con los contratos colectivos de protección de protección patronal, con los sindicatos que no se guiaban con proceso democráticos, que se instaure el voto personal, libre, directo y secreto dentro de los sindicatos, cuestiones de proporcionalidad de género, entre otros aspectos de  una agenda muy amplia, que, efectivamente, no era propia del gobierno en turno, y que se condicionó para que México pudiera ingresar en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), relató.

 A decir del Doctor Alfonso Bouzas Ortíz, académico y laboralista , esta reforma laboral es la más importante desde 1917, debido a que se reconoce en el texto constitucional, el derecho a la contratación colectiva haciendo efectivos, a su vez, la democracia y libertad sindical de la clase trabajadora.

Paradójicamente cuando Obama deja la casa Blanca a los tres días de que el presidente Donald Trump toma protesta, Estados Unidos se retira del TPP. Pierde entonces México interés en ese acuerdo progresista transpacífico, pero ya era demasiado tarde y ya no pudo recular en la promulgación y entrada en vigor de esta Reforma Laboral, que se impuso un plazo transitorio para armonizar las legislaciones secundarias y la propia legislatura que se impuso plazos no cumplió con ellos y no fue hasta que hubo un cambio de mayoría legislativa. La llegada de un nuevo gobierno, que el 1 de mayo de 2017 se publica la Reforma en la Ley Federal del Trabajo (LFT) en materia de negociación colectiva auténtica, democracia sindical y justicia laboral, puntualizó Encinas Nájera.

Un aspecto muy positivo de la Reforma Laboral que va un paso adelante incluso de los compromisos internacionales de México, es el principio de proporcionalidad de las dirigencias sindicales, en un mundo masculinizado en donde los cargos directivos son acaparados por hombres, se establece que por ejemplo si el 40 por ciento de las personas trabajadoras en un centro de trabajo son mujeres, pues el 40 por ciento de los cargos en el sindicato tendrán que pertenecer a mujeres y yo creo que con eso vamos avanzando en una agenda de género, consideró Encinas Nájera.
México, agregó, ha avanzado mucho en su entramado legal en los convenios internacionales que ha suscrito, el desafío es llevarlo a la práctica,  señala el estudio de la también docente del diplomado de teoría e investigación feminista que se imparte en el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Avances en políticas públicas en materia de género laboral


Encinas Nájera, invitó a leer el estudio de Aleida Hernández Cervantes “T-MEC, Reforma Laboral e Igualdad de Género. Apuesta por el adelanto de las trabajadoras”,  pues es un recorrido integral de la situación actual de los derechos laborales de las mujeres y de su verdadero ejercicio.
El funcionario de la STPS, afirmó que desde la Secretaría del Trabajo hacemos propia la agenda del estudio en cuestión, prueba de ello es que la titular de la STPS, Luisa Alcalde ha planteado políticas con alto impacto en el sector femenino en el mundo del trabajo como por ejemplo Jóvenes Construyendo el Futuro, que si bien no es una política con una focalización a las mujeres, está favoreciendo mayoritariamente a mujeres, 6 de cada 10 aprendices son mujeres, esto demuestra que el programa está contribuyendo a derribar las barreras de inserción de género, que las mujeres están aprovechando este programa para insertarse en el trabajo”.
Recientemente se anunció el incremento del 15 por ciento al salario mínimo para entrar en vigor en el 2021, con esta administración, ya recuperó alrededor del 50 por ciento  de su valor  y a quien más ha beneficiado ha sido a mujeres, ha cerrado la brecha de salario entre hombres y mujeres en un 6 por ciento porque lamentablemente es cierto que son las mujeres quienes perciben menor ingreso y por tanto resultan más beneficiadas por los incrementos al salario mínimo, puntualizó el Titular de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).


Se deben considerar las asimetrías de los tres países en los compromisos de reciprocidad en el T-MEC


En su momento, la profesora e investigadora de la UNAM, Aleida Hernández Cervantes, consideró importante tomar en cuenta las asimetrías que existen entre México, Estados Unidos y Canadá al asumir compromisos de reciprocidad,  a fin de que se consideren los tamaños desiguales de las tres economías.

Subrayó la trascendencia de los logros de la reforma laboral de mayo de 2019, que es una de las más importantes desde hace más de 100 años, por sus inéditas propuestas de democratización del mundo del trabajo, de contar con el protocolo de atención a los casos de violencia y que se establece en la Ley Federal del Trabajo (LFT).

Falta establecer los parámetros qué deben de tener todos los protocolos de atención de los casos de violencia contra las mujeres y otros muchos rubros que plantea el TMEC, en los que ya venían trabajando los sectores democráticos del mundo laboral, afirmó la también es investigadora de tiempo completo del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM. “Ese es una especie de un reclamo amoroso al mundo del trabajo, al que le ha faltado preocuparse por la democratización de las relaciones laborales de género”, propuso.

Llamó también a romper los pactos patriarcales entre sindicalistas, empleadores, funcionarias (os) públicas (os) para alcanzar la igualdad salarial, de puestos de trabajo entre hombres y mujeres, la democratización laboral, lo cual beneficia a ambos, sus familias y a la sociedad.

Se necesita que el mundo jurisdiccional del trabajo también entienda la importancia de juzgar con perspectiva de género, y en eso ya tenemos un avance porque hay instrumentos para juzgar desde esa óptica en el mundo del trabajo, indicó Aleida Hernández.

Es importante entender que los derechos laborales son también derechos humanos y así usar los instrumentos de la convenciones, tratados y recomendaciones internacionales, en donde pueden ser valiosas las orientaciones de las colegas abogadas feministas: Andrea Medina, Dafne Peña y muchas más que han hecho trabajos pioneros en la materia, expresó.

A su vez, Rosario Ortíz Magallón, Coordinadora Colegiada de la Red de Mujeres Sindicalistas, consideró importante el estudio de Aleida Hernández para conocer los derechos de las trabajadoras (es) de manera sencilla y clara.
Mencionó que se requiere de una política integral para garantizar los derechos de los trabajadores con la participación del gobierno, trabajadores, sindicatos, ONG´s, académicos, abogados laboristas y patrones con un sentido humanista y organismos defensores de los derechos humanos laborales.

Inés González, delegada del Sindicato de la Fundación Friedrich Ebert, consideró relevante el estudio de Aleida Hernández porque es la primera vez que un tratado comercial aborda los derechos de los trabajadores y se destaca la perspectiva de género en materia laboral.
Precisamente, la labor de nosotras, como sindicalistas será seguir impulsando leyes y políticas públicas para lograr ese objetivo para una mejor calidad de vida de las trabajadoras (es).

Por un Programa Universal Público de Cuidado Infantil y un Sistema de Salud Pública de Calidad: Louise Casselman, sindicalista canadiense

Louise Casselman, Oficial del Fondo de Justicia Social en la Alianza del Servicio Público de Canadá y que representa a más de 200 mil trabajadoras de su país y de otras partes del mundo, tiene como piedras angulares de su trabajo pugnar a favor del derecho al trabajo decente, servicios públicos de calidad, derechos humanos y equidad.
Coincidió con Encinas Nájera en que el capítulo laboral en el TLCAN fue insuficiente para que fueran una realidad el cumplimiento de los derechos laborales de las y los trabajadores.
El Gobierno Mexicano recientemente ha contribuido a cumplir con derechos de las trabajadoras (es) en la nueva LFT, que es más avanzada que lo establecido en el T-MEC, al cumplir incluso con algunos Convenios Internacionales, dijo la sindicalista canadiense.
El T-MEC establece la democratización de sindicatos pero aún se tiene que avanzar en la paridad de líderes sindicales en los tres países de América del Norte, México, Estados Unidos y Canadá, lo que en el caso canadiense implicaría tener las leyes para que sea una realidad y continuar luchando para lograrlo.
La Oficial del Fondo de Justicia Social en la Alianza del Servicio Público de Canadá, mencionó que esta agrupación lucha para asegurar en el ámbito laboral por los derechos de igualdad entre hombres y mujeres, por la diversidad sexual, por evitar la discriminación racial, por las trabajadoras (es) discapacitadas (os), para que las trabajadoras tengan fuerza al interior del sindicalismo y fuerza como voz política, para lograr un potente sindicalismo en Canadá.
Louise Casselman, hizo notar que “Una cosa es la ley y otra las condiciones que prepara el terreno para lograr esas leyes”, por lo que propuso la creación de un Programa Universal Público de Cuidado Infantil, así como el acceso a un Sistema de Salud Público de Calidad, que beneficie a trabajadoras (es).
“La gran mayoría de las mujeres no participa en actividades sindicales porque no quieren trabajar gratis como voluntarias en un sindicato para hacer trabajo de concientización. Entonces la participación de la mujer a nivel sindical depende de crear condiciones propicias para integrarlas porque de lo contrario no va a ser posible”, explicó la sindicalista canadiense.
En la mayoría de los sindicatos magisteriales prevalecen como agremiadas las mujeres, habría que impulsar a que sean líderes sindicales y trabajen con Organizaciones de la Sociedad Civil (ONG´s) sin embargo, su maternidad les dificulta ese acceso.
Expuso que todos los participantes en el análisis del estudio de Aleida Hernández, tenemos un sueño: lograr la paridad de género en el mundo del trabajo.
En su opinión se requieren albergues para proteger a las mujeres de la violencia de los hombres porque con el confinamiento en casa, se ha desatado la violencia contra ellas por parte de sus parejas y familiares hombres en Canadá.
“Hay mujeres violentadas en sus casas, al trabajar virtualmente, pero están en sus casas con su verdugo y no pueden llamar por teléfono para pedir ayuda”.
Este gran sindicato de Canadá está tomando en cuenta esta realidad que afecta la integridad de las mujeres y su bienestar emocional, para luchar porque sean atendidas por el Sistema de Salud Público que ha dado prioridad a la atención a enfermos de COVID-19.
En esta situación de pandemia, las mujeres han resultado muy vulnerables porque han perdido sus empleos, sobre todo del sector comercial y servicios, lo que les ha llevado a quedarse sin hogar al no poder pagar la renta. En Canadá hay ciertos programas sociales que han resultado insuficientes.
“El mundo del trabajo es mucho más amplio y no sólo comprende cuando una trabajadora entra y sale del centro de trabajo, también nosotros hemos visto que a pesar de las leyes en Canadá que se supone son de avanzada, hay abuso laboral de los patrones, por lo que se tiene que construir dentro del sindicalismo una serie de mecanismos que permitan que la mujer pueda acudir a la ley, a la Corte, a un sistema de resolución de casos; es impresionante el nivel de abusos que hay en un país que se supone es desarrollado”.
Se mostró a favor de un sindicalismo solidario de América del Norte, ya que en Estados Unidos en la mayoría de sus estados, los trabajadores no tienen derecho a sindicalizarse y la mayoría tienen contratos de Protección Patronal
Coincidió con Alejandro Encinas en que la subcontratación ha propiciado que sean pocos los sindicatos que defienden los derechos de los trabajadores y se ponga en riesgo al sindicalismo, el mejor ejemplo es el servicio de taxis a través de plataformas, como UBER y Didi dijo Louise Casselman.


El abogado Enrique Larios, subrayó que el TLCAN representó grandes divisas para México por el intercambio comercial sin embargo, se profundizó la brecha salarial con Estados Unidos y Canadá, al grado en que la mano de obra mexicana es la más barata del mundo occidental.
Ahora, en el Siglo XXI las mujeres buscan su independencia y en el T-MEC el tema de género no era lo más importante sino acabar con los Contratos Colectivos de Protección Patronal, indicó.
La Reforma Laboral del 1 de mayo de 2019, en el campo sindical, establece algo muy importante, la equidad de género en las directivas sindicales, no es suficiente, pero es un avance, dijo.
Esos cambios, añadió, tocaron aspectos de género importantes no solo en el campo sindical sino en el general, de los que se venía hablando desde el 2012.


Con el T-MEC se amarró la Reforma Laboral de 2019 al ámbito internacional


Se debe estar atento a la falta de cumplimiento de los derechos laborales y la equidad de género acordes con los ordenamientos internacionales, propuso el docente-investigador de la UNAM, Enrique Larios.
“Se habla mucho de democratizar a los sindicatos, pero no he escuchado ningún pronunciamiento sobre democratizar a la empresa, se habla de transparencia de los sindicatos, pero tampoco he escuchado de la transparencia en las empresas, parece que estamos acostumbrados a que las empresas sean cofres cerrados cónclaves de personajes a los cuales no se les pueda pedir ninguna responsabilidad”, destacó el ex director de Recursos Humanos del Senado de la República.
Y mientras que en el mundo patronal no haya esa conciencia de lograr la no violencia, la equidad de género, la democratización, no habrá los suficientes logros.
El también profesor de la Facultad de Derecho, urgió hacer una revisión integral de la LFT, a manera que se acaben los contratos colectivos para la protección patronal y que comprenda la equidad de género y que sea redactada de manera sencilla y clara para que la entiendan las trabajadoras (es) y eliminar lo que se repite y que no de pauta a interpretaciones.
El T-MEC, subió la exigencia en el cumplimiento de los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores al establecer el capítulo 23. Derechos laborales, así como un Anexo 23 A para México, destacó el estudio de la profesora investigadora de la UNAM, Aleida Hernández Cervantes.

Descargue  el texto  “T-MEC, Reforma Laboral e Igualdad de Género. Apuesta por el adelanto de las trabajadoras” de Aleida Hernández Cervantes en el siguiente enlace: https://www.masreformasmejortrabajo.mx/index.php/documentos/ir-a-documentos/item/4885-t-mec-reforma-laboral-e-igualdad-de-genero-apuesta-por-el-adelanto-de-las-trabajadoras

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=314&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FFESMEX%2Fvideos%2F433421541370035%2F&show_text=false&width=560

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *