La Red de Mujeres Sindicalistas propuso ratificar el Convenio 190 de la OIT sobre violencia y acoso

    Aleida Hernández Cervantes señaló la urgencia de profundizar en la igualdad de género en el mundo laboral.

    Información publicada en https://www.masreformasmejortrabajo.mx/index.php/sociedad/discriminacion-y-violencia-laboral/item/4732-la-red-de-mujeres-sindicalistas-propuso-ratificar-el-convenio-190-de-la-oit-sobre-violencia-y-acoso

    Brenda Virenka Amaya Arzate y Gabino Jiménez Velasco /MRMT/LyT

    9 de diciembre 2020

    La Red de Mujeres Sindicalistas destacó que para evitar que se envíe a la congeladora, en el Congreso de la Unión, su propuesta de armonización de la legislación laboral mexicana con instrumentos internacionales de derechos humanos y lograr el cumplimiento de las obligaciones constitucionales en materia de equidad e igualdad de género, se requiere de acciones colectivas con el respaldo de de legisladoras y de colectivos de la sociedad civil.

    Durante la presentación del estudio “Discriminación y Violencia contra Las Mujeres. Logros y Retos en la Legislación Laboral en México”, las autoras Andrea Medina Rosas y Dafne Peña Vera urgieron ratificar el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la violencia y el acoso.

    El Convenio 190 reconoce que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo pueden constituir una violación o abuso de los derechos humanos, son una amenaza para la igualdad de oportunidades y son inaceptables e incompatibles con el trabajo decente, explicaron las autoras del estudio.

    Advierten del impacto que tienen en el mundo del trabajo, pues afectan a “la salud psicológica, física y sexual de las personas, a su dignidad, y a su entorno familiar y social” y señalan la importante responsabilidad de “todos los actores del mundo del trabajo de abstenerse de recurrir a la violencia y el acoso, prevenirlos y combatirlos.

    Otro de sus planteamientos es dar carácter de obligatoriedad a la Norma Mexicana NMX-R-025 sobre igualdad laboral y no discriminación, en coherencia con la obligación constitucional de la prohibición de la discriminación.

    Así también, incluir en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal los aspectos necesarios en relación a las obligaciones de acceso a la información, compromiso financiero y presupuestal, y de desarrollo de capacidades institucionales, en los términos de los indicadores de cumplimiento progresivo de los derechos humanos.

    Medina Rosas y Dafne Peña Vera resaltaron la importancia de derogar las diferencias establecidas en el apartado A y B del artículo 123 Constitucional, pues se han traducido en desigualdad y discriminación entre los distintos “tipos” de trabajadoras y trabajadores.

    Lo que implicaría no solo la homologación de derechos y garantías en la Ley Federal del Trabajo y La Ley de Trabajadores al Servicio del Estado, sino una revisión profunda de las diferencias entre trabajadores de base y de confianza, de trabajadores de honorarios en estructuras formales de trabajo, así como entre el trabajo formal e informal, pues estas diferencias sin duda tienen un efecto negativo y desproporcionado en las trabajadoras.

    Por lo que es necesario, definir las garantías laborales adecuadas para sostener la integridad de dicho personal, establecieron las también abogadas laborales.

    “En el litigio laboral hay distinción y discriminación para las personas trabajadoras al servicio del estado y las que trabajan por honorario”, sentenció Andrea Medina

    Finalmente las autoras destacaron también la urgente necesidad una correcta capacitación a los juzgadores para que lo hagan con perspectiva de género.

    Durante el conversatorio participaron como comentaristas del documento la Senadora Malu Micher, Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, quién dijo que la igualdad sustantiva significa realizar modificaciones en las condiciones y circunstancias que rodean a las mujeres para que puedan acceder al ejercicio pleno de sus derechos, como las acciones legislativas recientemente aprobadas como la igualdad salarial para hombres y mujeres.

    Otro de los retos, apuntó la legisladora es acabar con la violencia y el acoso por razones de género afecta de manera desproporcionada a las mujeres.

    En su oportunidad la abogada Leticia Bonifaz Alfonzo, experta del Comité de la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, CEDAW dijo que “las mujeres pasamos de ser objeto de protección en la Constitución de 1917, más por cuestiones morales que de otro tipo, y empezó a igualarse en el terreno del trabajo y pasaron ser a personas sujetas plenas de derecho.

    Por su parte la abogada Aleida Hernández Cervantes señaló la urgencia de profundizar en la igualdad de género en el mundo laboral.

    La red de Mujeres Sindicalistas desde hace 23 años lucha por ambientes laborales libres de violencia contra las mujeres

    En el año 1997 se articuló un grupo de trabajadoras de diferentes sectores laborales de servicios y de la producción en la Red de Mujeres Sindicalistas. Ellas comenzaron con una primera acción pública en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México) con la campaña “Por un ambiente sano y libre de hostigamiento sexual en el trabajo”, que se difundió en el metro, en oficinas del gobierno y en zonas industriales de la Ciudad de México. Impulsaron la creación de un área de atención a las mujeres trabajadoras que, en solo dos años, atendió cien casos de violencia laboral en la capital del país.

    La última edición de la ENDIREH, del año 2016, registra que 22.6% de las mujeres de 15 años y mayores que alguna vez han trabajado han vivido algún tipo de violencia.

    La violencia que más identifican es la violencia emocional, con 10.6% de mujeres que la han vivido y el lugar donde ocurre esta violencia, para 79.1% de las mujeres, es en las instalaciones de trabajo.

    El estado que mayor registro de percepción de violencia laboral contra las mujeres tiene es Chihuahua, con 36% frente a la media nacional de 26.6%. Los agresores que identifican las mujeres son, en primer lugar, los compañeros de trabajo, con 35.2%, y en segundo lugar, el patrón con 19.3%.

    Descargue el texto “Discriminación y Violencia contra Las Mujeres. Logros y Retos en la Legislación Laboral en México”, de las autoras Andrea Medina Rosas y Dafne Peña Vera  en el siguiente enlace:
    https://www.masreformasmejortrabajo.mx/index.php/documentos/ir-a-documentos/item/4692-discriminacion-y-violencia-laboral-contra-las-mujeres-en-mexico-logros-y-retos-en-la-legislacion-laboral-en-mexico

    https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FFESMEX%2Fvideos%2F695034874733617%2F&show_text=0&width=560

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *