En la firma del TMEC se aprecia un avance en derechos laborales: Rosario Ortiz de la RMS

El TMEC a diferencia del TLCAN contó con la presión de los sindicatos norteamericanos y canadienses, para que en éste Acuerdo el tema de los derechos laborales quedara como un eje fundamental, afirmó Rosario Ortiz.

Ciudad de México a 3 de marzo de 2022

En la firma del TMEC se aprecia un avance en derechos laborales, con respecto al anterior tratado comercial, el TLCAN. Afirmó Rosario Ortíz coordinadora colegiada de la Red de Mujeres Sindicalistas (RMS) durante el seminario convocado por Alianza Américas, el pasado 4 de marzo y que  tuvo como propósito hacer un balance 

de los tres primeros años del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de derechos humanos. 

Destacó que el primer acuerdo comercial, TLCAN, contemplaba un apartado laboral, mientras que el TMEC contiene el capítulo 23, que exige para los países firmantes estricta observancia en derechos laborales, como trabajo forzoso, violencia y discriminación en el empleo, trabajo migrante, transparencia sindical, así como la garantía para ejercer democracia y libertad sindical sin represalias. Y un aspecto sobresaliente es que se establecen derechos contratos la violencia y discriminación hacia las mujeres trabajadoras. Y se impulsó la representación proporcional de las mujeres en los sindicatos.

Otro avances es la sustitución de las actuales juntas e conciliación y arbitraje, con miles de expedientes  rezagados y que son espacios de corrupción, anquilosados y burocratizados, sobre todo cuando se trata de denuncias de mujeres por casos de violencia y acoso laboral.

En su lugar se establece el Centro Federal de Conciliación y registro Laboral (CFCRL) que ofrece vía la conciliación en tiempos mucho más cortos

No obstante, la pandemia de la COVID-19 trajo un retroceso significativo para las mujeres que, dijo Rosario Ortiz ”las mujeres llevamos décadas luchando porque se reconozca nuestros derechos humanos laborales”

El TMEC a diferencia del TLCAN contó con la presión de los sindicatos  norteamericanos y canadienses, para que en éste Acuerdo el tema de los derechos laborales quedara como un eje fundamental, afirmó Rosario Ortiz.

La representación proporcional de las mujeres en los sindicatos, es sin duda un avance importante al lograr establecer como obligación que la participación de las mujeres ya que incluso en “sectores productivos y de servicios donde hay una participación mayoritaria de mujeres, las representaciones sindicales quedan siempre en manos de los trabajadores del sector”

En el TMEC se establecen también derechos contra la violencia y la discriminación hacia las mujeres, destacó Rosario Ortiz.

Se colocaron temas importantes, como el registro sindical de nuevos de los sindicatos, la legitimación de los contratos colectivos, con el voto libre, secreto, personal y directo, a diferencia de las anteriores leyes, donde los sindicatos corporativos instrumentaban la votación con mecanismos que no eran para nada democráticos”

Por otra parte, Rosario Ortiz destacó que el tema laboral no ha estado colocado como un elemento central en la perspectiva de los derechos  humanos, aún cuando a partir de reforma del primer constitucional en  el 2011, es cuando se abre un espacio para los derechos humanos laborales por lo que, destacó, hay un reto muy grande para el gobierno federal en ésta materia.

Finalmente la dirigente de la RMS, destacó tres retos laborales: 3 retos laborales: 1-Que la justicia laboral sea un hecho efectivo 2- Empleo con salario digno y seguridad social, 3- El trabajo de cuidados. Destaca Rosario Ortis 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *