Por Juan Antonio Magallán

miércoles 4 de mayo de 2022

Morelia, Michoacán

Aunque llegara a Michoacán de forma tardía (24 meses después del inicio de su primera etapa), la Reforma Laboral representa la garantía de libertad sindical para las asociaciones gremiales, con lo cual los líderes dejarán de hacer acuerdos en los oscurito con los patrones, coincidieron expertos en el tema.

Al concluir con el Foro del Nuevo Modelo de Justicia Laboral en Michoacán, se realizó el Panel de Expertos: “El nuevo Modelo de Justicia Laboral en México, ¿Qué nos compete?”, con la participación de Luis Fernando Rodríguez Vera, de Abogados Laboralistas de Michoacán; Miguel Ángel Ramírez Camarillo, delegado regional del Centro de Conciliación Laboral del Estado de Guanajuato y Tania Haidée Torres Chávez, directora de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Luis Fernando Rodríguez refirió que a Michoacán llegó tarde la Reforma Laboral, toda vez que existen estados que comenzaron con su implementación desde noviembre del 2020, no obstante, destacó que representa la oportunidad de aprender de la experiencia de las entidades vecinas.

“Esos estados son de avanzada, ya picaron piedra, necesitamos voltear a ver sus experiencias y recabar lo que ha sucedido y evitar lo malo”, mencionó el integrante de Abogados Laboristas.

Por su parte, la directora de la Facultad de Derecho refirió que la Reforma Laboral se derivó de los acuerdos del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), obligando al Estado Mexicano a respetar la libertad sindical y asociación colectiva.

“Se devuelve el poder a los integrantes de los sindicatos para que las bases tomen las decisiones y no se tomen más acuerdos en lo oscurito, porque los secretarios generales negociaban con los patrones y a las bases solamente les pasaban una copia de los contratos colectivos”, expuso Tania Torres.

En tanto, Miguel Ángel Ramírez destacó que se asume el compromiso para establecer las bases del nuevo Sistema de Justicia Laboral con todas las entidades federativas del país.

La primera etapa de implementación del nuevo Sistema de Justicia Laboral inició el 18 de noviembre del 2020 con Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Tabasco, Zacatecas e Hidalgo. La segunda fase arrancó el 3 de noviembre del 2021 con Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Colima Guanajuato, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla , Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala y Veracruz.

La tercera y última etapa se dará el 3 de octubre de 2022 con Chihuahua, Coahuila, Ciudad de México, Michoacán, Tamaulipas, Yucatán, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa y Sonora.

Con la Reforma desaparecerán las juntas locales de conciliación y arbitraje, con lo que se pretende acelerar los trámites, toda vez que los casos de problemas laborales serán atendidos de forma directa a través de tribunales operados por el Poder Judicial.

Según Esteban Martínez Mejía, titular de Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema de Justicia Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), con el nuevo esquema se han instalado 81 centros de conciliación en 21 estados del país, lo cual ha permitido tratar 130 mil conflictos laborales en 18 meses, que llevaron a la recuperación de nueve mil 122 millones de pesos .

Información publicada en: https://primeraplana.mx/archivos/870142

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *