Vacantes para bonitas: La discriminación detrás del mundo laboral


Leslie Medina

2/5/2022 

“Nosotros buscábamos a gente que tuviera experiencia en recepción, pero siempre (el director financiero) era de ‘es que no tiene buen cuerpo, no está bonita, tiene experiencia, pero su cuerpo no le ayuda’, y las que estaban ‘bonitas’ no tenían experiencia y él las escogía sobre las más preparadas”: es el testimonio de una persona de Recursos Humanos de una empresa en la Ciudad de México, y quien vio la discriminación laboral hacia mujeres por obesidad, al momento de buscar a una persona para recepción.

Para su jefe y dueños, el término “bonita” definía a las mujeres altas, delgadas, de rasgos finos, y que vistieran bien. En México existe la discriminación laboral a personas con sobrepeso y obesidad, y es mayor en mujeres por los estereotipos de belleza.

“Se ven como menos competentes, menos productivas, menos confiables, menos organizadas, menos activas, y entonces esto lo traducen en menos oportunidades para ascensos, funciones, misma contratación, y por supuesto es peor cuando son mujeres”, indica Bernardo Rea, miembro del consejo de fundadores de Obesidades.

Para él, la discriminación hacia personas con sobrepeso y obesidad viene desde que no se ha entendido que la obesidad es una enfermedad y que va más allá de solo comer saludable y hacer ejercicio.

  • 143 mil 904 mujeres entre 2012 y 2017, no consiguieron trabajo por su apariencia, como forma de vestir, hablar y tatuajes

100 causas, al menos, detonan la enfermedad de la obesidad.

Esta enfermedad es multifactorial; existen al menos 100 causas que la detonan, no sólo el “comer mal”. “Es una enfermedad no solamente algo de una elección, es un problema que viene desde lo genético, biológico, metabólico, ambiental y familiar”, agregó Rea.

No existe una cifra exacta de mujeres en México que hayan sufrido este tipo de discriminación, pero es de mencionar que en el país, de acuerdo con el Inegi en 2018, 37 por ciento de las mujeres de 20 años y más padecían sobrepeso, y en cuanto a obesidad, 26% de las mujeres entre 20 y 29 años, y 46 por ciento de entre 30 y 59 años de edad, lo que las hace víctimas potenciales.

  • 37% de las mujeres de 20 años de edad y más padecían obesidad en 2018: ENSANUT

“Siento que por tu exceso de peso no vas a rendir lo suficiente, que te vas a cansar, vas a faltar porque estás enferma”, comentó a El Heraldo de México la psicóloga clínica Marisol Sariñana, quien trabaja en la Clínica de Obesidad y Enfermedades Gastrointestinales, y sus pacientes le han comentado este tipo de situaciones, incluso que a varias de ellas “sí les han dicho de forma tajante ‘no te aceptamos porque tienes exceso de peso’”.

Entre 2012 y 2017, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación, del Inegi, a 378 mil 967 personas de 18 años y más les negaron un empleo por su apariencia, que incluye forma de vestir, hablar, tatuajes, peso y perforaciones; de ellas, 143 mil 904 fueron mujeres.

¿Por dónde empezar?

Primero, es reconocer que la obesidad es una enfermedad; y segundo, a partir de cosas simples como desde casa, “en tu sistema familiar no puedes señalar al que tiene obesidad, porque no la tiene de gratis, es una enfermedad.

Vamos a hacer un cambio familiar, y de esa forma el niño no se va a sentir señalado, y no va a señalar”, dijo María Fernanda González Aguilera, psicóloga clínica, especialista en obesidad.

A las mujeres con sobrepeso u obesidad se les asocia con:

  • Más lentas
  • Menos competentes
  • Menos productivas
  • Desorganizadas
  • Menos confiables
  • Menos activas
  • La misma discriminación puede generar la obesidad, por la ansiedad, estrés e incluso depresión.

Información publicada en: https://heraldodemexico.com.mx/estilo-de-vida/2022/5/2/vacantes-para-bonitas-la-discriminacion-detras-del-mundo-laboral-400989.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *