BOLETÍN Número 060/2022

Secretaría del Trabajo y Previsión Social | 13 de julio de 2022 | Comunicado

  • Inaugura titular de la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde, y director general de la OIT, Guy Ryder, foro Perspectivas de la Reforma Laboral
  • Firman memorándum de entendimiento la STPS y OIT para lograr que ningún trabajador se quede atrás

En México, el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador instauró una política laboral radicalmente distinta, con el objetivo de dignificar el trabajo, con la mejora de salarios y el respeto a derechos laborales, en un combate a la desigualdad que ya ha demostrado beneficiar a todos los sectores de la sociedad, incluso los más prósperos, afirmó la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde.

Así lo expresó al inaugurar el Foro Perspectivas de la Reforma Laboral, organizado por la propia STPS, acompañada del director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder; el presidente del Congreso del Trabajo, Reyes Soberanis Moreno, y el presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), José Medina Mora Icaza.

Hoy, a pesar de la pandemia, y del incremento mundial de precios, estamos rompiendo récord de empleo formal rebasando el techo de los 21 millones de trabajadores, con los salarios promedios más altos de los últimos tiempos; llevó a cabo una reforma de subcontratación que ha restablecido el reconocimiento de relaciones laborales de 3 millones de trabajadores y recuperado el derecho constitucional del reparto de utilidades, enumeró.

Pero, además, dijo, estamos edificando un modelo que garantiza la libertad y la democracia sindical y la negociación colectiva auténtica. Todos los días en alguna empresa, fábrica o planta los trabajadores acuden a las urnas, para legitimar sus contratos, elegir a sus dirigentes, optar entre sindicatos o para dar respaldo a sus revisiones contractuales. Nuestra aspiración es hacer de la participación democrática de los trabajadores un hábito, una costumbre.

Explicó que uno de los mayores retos para llevar adelante estas políticas es evitar a toda costa las imposiciones y hacerlo a través del diálogo social. “Desde luego ha habido desacuerdos, como es natural en cualquier sociedad plural, sin embargo, también hemos sabido construir consensos tripartitos”.

Subrayó que estos cambios han sido evidencia suficiente para demostrar que el combate a la desigualdad beneficia a todos, incluido a los sectores más prósperos, no sólo porque el incremento del poder de consumo ayuda a dinamizar la economía desde abajo y a proporcionar mejor clima para la inversión, también porque ingresos dignos se traducen también en menos violencia, en menos desintegración y en más seguridad en paz.

Señaló además su beneplácito por la visita de Guy Ryder, director general de la OIT, porque da cuenta del interés global que en tiempos recientes ha despertado la transformación que México lleva en materia de libertad sindical, negociación colectiva, y justicia laboral.

“La OIT es un faro, y sus Convenios son referente para todos los que queremos andar hacia horizontes laborales más justos y decentes. A partir de la puesta en marcha del proyecto de la Cuarta Transformación, el estado mexicano ha adoptado tres Convenios de la OIT; el 98, que responde a las luchas históricas del sindicalismo democrático, y el 189 y 190, que se refieren a una de las demandas más sentidas por parte de las mujeres mexicanas y del movimiento feminista; la de contar con entornos laborales seguros, libres de violencia, y equitativos”, agregó.

Para lograr que ningún trabajador ni trabajadora se quede atrás, y que todos puedan acceder como fruto de su trabajo a una vida mejor, se firmó un memorándum de entendimiento con la OIT, para fortalecer la colaboración que desde hace décadas México ha mantenido con la organización internacional.

Durante su participación, Guy Ryder destacó que las series de transformaciones laborales en México a lo largo de los últimos años no solo han armonizado al país con sus compromisos internacionales en materia laboral, “han ido más lejos, como la revalorización del salario mínimo y medidas en favor de la inclusión y la equidad de género. Estos compromisos y avances posteriores a la reforma laboral son resultado de dialogo tripartito sólido y el compromiso social de todos los actores del mundo del trabajo”.

Agregó que la implementación de la reforma es un proceso en marcha, un cambio de enorme ambición donde se avanza de forma extraordinaria, como lo muestra la creación y puesta en operación del Centro Federal de Conciliación, y materializar una transformación tan ambiciosa es un desafío, pero “constato la voluntad de todos los actores para hacerla realidad y contribuir a un mundo del trabajo más digno y una sociedad más justa”.

En su oportunidad, el presidente del CT, Reyes Soberanis, destacó que los sindicatos tienen el reto de ser protagonistas de un nuevo pacto social, con más beneficios para los trabajadores, e insertarlos en procesos de democratización, rendición de cuentas, como instrumentos de lucha y justicia que sirvan a los trabajadores y no una estructura que sirva a otros intereses.

Finalmente, el dirigente de Coparmex, José Medina Mora, reconoció “hoy nos damos cuenta que, a pesar de haber crecimiento económico la pobreza y desigualdad en lugar de bajar subió, y ello nos ha llevado a reflexionar que debemos construir todos un nuevo modelo de país, con crecimiento económico y desarrollo social y sustentable”, y la reforma laboral, es parte de ello.

Información publicada en: https://www.gob.mx/stps/prensa/la-politica-laboral-del-gobierno-de-mexico-ha-cambiado-radicalmente-el-modelo-para-dignificar-la-vida-de-los-trabajadores?idiom=es

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *