Migrantes mexicanos se reúnen con legisladores en Estados Unidos para hablar de reforma migratoria


José Luis Ceja / La Voz de Michoacán

Jiquilpan, Michoacán. Trabajadores agrícolas mexicanos en el estado de California se reunieron con el congresista Josh Harder para conocer de primera mano la iniciativa de reforma que permita mejoras al sector migratorio.

“Fue un diálogo abierto sin formalidades, con un grupo de trabajadores migrantes discutimos este fin de semana con el congresista Josh Harder, representante del Distrito 10 en el Congreso de los Estados Unidos, diversos temas migratorios, como la legalización y permisos de trabajo a trabajadores del campo y de una reforma migratoria en un parque público al sur de la ciudad de Stockton”, destacó Luis Magaña Acevedo, líder de la Organización de Trabajadores Agrícolas Mexicanos en California.

Agregó que el congresista lidera la propuesta de ley para la legalización a trabajadores agrícolas llamada “Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola” en el Congreso de los Estados Unidos, y en la reunión sostenida explicó el proceso para la aprobación de esta iniciativa de ley, y respondió preguntas de peticiones para visas de familiares, casos de deportaciones y salarios de los trabajadores del campo, entre otros temas, además de establecer el compromiso de continuar discutiendo estos temas en los meses próximos.

Magaña Acevedo destacó que esta reforma constituye un camino hacia el estatus migratorio y la ciudadanía para los trabajadores agrícolas indocumentados, toda vez que es de vital importancia para el sistema de alimentación y agricultura de Estados Unidos. “La mayoría de los aproximadamente 2.4 millones de trabajadores agrícolas de la nación están indocumentados y viven con el miedo a la deportación. Si se promulgara, esta legislación aliviaría ese miedo al proporcionar a los trabajadores agrícolas y a sus familias la oportunidad de obtener el estatus de inmigración legal”. De esta forma, agregó, los trabajadores agrícolas podrían mejorar sus salarios y condiciones de trabajo y desafiar los abusos laborales, lo que daría lugar a una mano de obra agrícola más estable y a una mayor seguridad alimentaria en beneficio de los empleadores, los trabajadores y los consumidores.

Proyecto de reforma migratoria para jornaleros

De acuerdo con la información disponible, el proyecto de ley también revisaría el programa de visas H-2A. El proyecto de ley contiene compromisos con respecto a este programa, así como el programa de legalización, con el fin de obtener el apoyo bipartidista necesario para aprobar el proyecto de ley tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado de los Estados Unidos.

Datos del mismo proyecto señalan que al menos 2.4 millones de trabajadores agrícolas en los Estados Unidos se encuentran en carácter de indocumentados, por lo que esta reforma permitiría proveer a los campesinos y sus familias “la oportunidad de obtener un estatus de inmigración legal. Con un estatus legal y un camino hacia la ciudadanía, los campesinos estarían en mejores condiciones para mejorar sus salarios. Esto daría como resultado una fuerza laboral agrícola más estable y una mayor seguridad de nuestros alimentos en beneficio de los empleadores, trabajadores y consumidores”, de acuerdo con la versión en español de la Farm-Workforce-Modernization, que advierte que el proyecto de ley también modificaría el programa actual de visa para trabajadores huéspedes H-2A. “Para responder a algunas preocupaciones de los campesinos y los rancheros sobre el programa. Los defensores de los campesinos han presionado por reformas para reducir los extensos abusos bajo este programa defectuoso, mientras que los empleadores agrícolas han presionado enérgicamente para eliminar la mayoría de las modestas protecciones laborales. El compromiso incluye nuevas protecciones importantes para los campesinos, como finalmente otorgar a los trabajadores H-2A las mismas protecciones legales que tienen los campesinos domésticos estadounidenses”.

Sobre este tema, el líder de la Organización de Trabajadores Agrícolas Mexicanos en California, Luis Magaña Acevedo, agregó que de arribar a buen puerto esta iniciativa, se podría reducir el índice de abusos laborales a que son sometidos estos trabajadores por parte de los empleadores; agregó que si bien esto resolverá una parte del problema, el restante, el que tiene qué ver con la asistencia consular para los migrantes, sí debe revisar y ser sometido a una verdadera evaluación por parte del Gobierno de México.

En el mes de marzo de este año, luego de que al arranque de la actual administración federal se diera a conocer una reconversión de los consulados mexicanos para convertirse en centros de asistencia y asesoría legal para los migrantes, Luis Magaña lamentó que esto no hubiera podido llevarse a cabo. “Todavía no ha habido ningún enviado que recorra nuestras comunidades para detectar problemas en lo laboral, lo social para ver cómo se encuentra ese mexicano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *