Por Patricia Gutiérrez Rodríguez

julio 26, 2022

Por querer conformar una nueva representación sindical independiente, cuando menos 23 trabajadores de Pepsi han sido despedidos de diciembre pasado a la fecha.

Los exempleados acusaron que desde el Sindicato Benito Juárez, adherido a la FROC-CROC, que agrupa a los empleados de la refresquera, se persigue al personal de base que le representa un riesgo, hasta conseguir su remoción.

Tomás Hernández, uno de los agraviados, señaló entrevista que a todos los que han logrado sacar de la planta ubicada en el Parque Industrial 2000, donde ayer protestaron, se les han inventado faltas como ausentismo laboral y hasta acoso sexual.

Otra más fue que supuestamente su salida era parte de un recorte que ya se tenía previsto, lo cual consideró incongruente porque afuera de las instalaciones de la compañía hay un anuncio solicitando empleados.

Detalló que en diciembre de 2021 fue dado de baja un primer grupo de 11 trabajadores, mismos que ya habían comenzado a hacer trámites y recabar firmas para la creación de un nuevo sindicato.

Justo cuando se iba a abordar el tema con la trasnacional, les informaron que ya no laborarían en la misma.

Subrayó que por esa razón, quienes siguen contratados tienen miedo de expresar su inconformidad con el sindicato que cuenta con la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo porque está visto que quien se atreve a hacerlo, de inmediato comienza a ser perseguido.

“Por la situación de que hoy quien levanta la mano o quien expresa una situación, en automático es como si se pusiera un blanco en la espalda, ya sea por una cuestión laboral o por una cuestión armada, pues se da un proceso de seguimiento”.

Tomás Hernández abundó que en su caso llevaba 21 años laborando en la transnacional y cuando se le indicó que prescindirían de sus servicios, no recibió ningún respaldo del sindicato Benito Juárez.

Además, intentó entrar a la asamblea del pasado 19 de junio para exponer su caso, pero le impidieron la entrada bajo el argumento de que enfrentaba un proceso de despido.

Abundó que el acceso se le negó a pesar de que durante más de dos décadas fue sindicalizado y de que a la fecha no ha firmado su renuncia ni la empresa le ha otorgado alguna liquidación.

“No tengo ninguna de las dos situaciones, el sindicato debería estar representando mi situación, cuando yo tengo que estar buscando una representación de un jurídico para que pueda hacer el seguimiento de mi caso”.

Abundó que tanto él como el resto de despedidos continuarán exigiendo su reinstalación y con los planes de crear un sindicato.

https://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/ex-empleados-pepsi-despedidos-sindicato/

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *