• Redacción AN / MDS

30 Jun, 2022 09:56

El trabajo es la principal causa de la migración hacia Estados Unidos, tanto de la mexicana como de la que se produce desde Centroamérica, aseguró Patricia Pozos Rivera, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

“Si bien hay aspectos de pobreza, de falta de oportunidades en los países de origen, la mayor parte de la migración es laboral y van a ocupar puestos de trabajo que la población nativa no va a realizar”, puntualizó durante una entrevista con Aristegui en Vivo.

La académica refirió que la economía estadounidense se ha restructurado para enfrentar las crisis a partir de los años setenta del siglo pasado. Dijo que esta circunstancia ha generado una gran cantidad de puestos precarizados a los que acceden los migrantes, quienes reciben muy bajos salarios.

Los migrantes trabajan principalmente en el sector terciario o de servicios, sobre todo en restaurantes y otros servicios similares, comercio al menudeo, lavado de autos y servicios personales como limpieza en casas o empresas, cuidados.

En el sector primario, sobre todo en el agrícola, dijo que los mexicanos representan el 80% de la fuerza de trabajo. “Algo importante para destacar es que la mayoría son de origen indígena. Son nuevas migraciones que se están incorporando”, mencionó.

Sobre el tráfico de personas, la especialista señaló que se cuenta con datos de que las ganancias de los traficantes a nivel mundial rondan los 7 mil y 10 mil millones de dólares. En el caso de Estados Unidos, los llamados “polleros” cobran entre 5 mil y 15 mil dólares, aunque otros datos hablan de 7 mil y 18 mil y unos más de entre 13 mil y 25 mil dólares, “dependiendo del lugar de origen y el lugar de destino”.

“Este costo que tienen que pagar los migrantes no incluye solamente el traslado, sino también se habla de que incluye el pago a la corrupción, tanto en los lugares de origen, de tránsito y de destino”, detalló.

Recordó la muerte de 51 migrantes en un tráiler que fue encontrado el pasado lunes en San Antonio, Texas. “El hecho de cruzar a Estados Unidos no los pone a salvo. También corren mucho peligro estando ya en territorio estadounidense”.

Pozos Rivera aseguró que Estados Unidos ha buscado mantener a una gran población de migrantes indocumentada y que es importante que durante la reunión que sostendrán el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con su homólogo estadounidense, Joe Biden, se insista en el tema.

“Se ha hablado mucho sobre la necesidad de una reforma migratoria, de poder legalizar este tipo de migración, de darles permisos de trabajo a los trabajadores inmigrantes porque son necesarios para el mercado laboral, dado que Estados Unidos tiene un déficit de trabajadores nativos y por eso necesitan la llegada de trabajadores inmigrantes, pero se niegan a legalizarlos”, comentó.

“Desde nuestros estudios lo que observamos es que esto es algo benéfico para los empresarios que contratan a este tipo de trabajadores, porque definitivamente esta condición de indocumentados los abarata. Es una fuerza de trabajo que no tiene derechos. Una fuerza de trabajo que no tiene la posibilidad de reclamar todos sus derechos laborales y por eso estamos así”, enfatizó la académica.

Comentó que es muy importante entender la reestructuración que ha tenido la economía estadounidense, ya que anteriormente los trabajadores mexicanos jugaban un papel relevante en la manufactura y la construcción. 

Sin embargo, a partir de la crisis del 2010 el sector de la construcción se vio afectado y se registró el auge en las actividades del sector terciario. Otro de los factores que contribuyeron fue la deslocalización industrial estadounidenses.

“Entonces esto ha reconfigurado a que en Estados Unidos se abra toda una gama de servicios donde se han precarizado aún más las condiciones de los trabajadores. También con estas nuevas estrategias de contratación, en donde los trabajadores han perdido todos sus derechos laborales que en algún momento la clase trabajadora tuvo en lo que llamamos ‘el periodo del estado benefactor’”, finalizó.

Cruzar a los Estados Unidos no pone a salvo a los migrantes: Pozos

Patricia Pozos Rivera, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, aseguró que el dinero que pagan los migrantes a los llamados “polleros” o traficantes de personas, no incluye solamente el traslado, sino el pago de la corrupción “tanto en los lugares de origen, de tránsito y de destino”. Recordó la muerte de 51 migrantes en un tráiler que fue encontrado el pasado lunes en San Antonio, Texas: “El hecho de cruzar a Estados Unidos no los pone a salvo. También corren mucho peligro estando ya en territorio estadounidense”.

Información publicada en: https://aristeguinoticias.com/3006/mexico/situacion-laboral-de-los-migrantes-mexicanos-en-estados-unidos-se-ha-precarizado-aun-mas-pozos/ç

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *