Blanca Juárez

24 de agosto de 2022

Uno de los objetivos del programa de inspecciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) es “contribuir al desarrollo económico mediante acciones que propicien el empleo digno o decente”, pero el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) no encontró indicadores que muestren si ese propósito se esté alcanzando.

Pese a ello, el organismo considera que el programa que lleva por nombre “Ejecución a nivel nacional de acciones de promoción y vigilancia de los derechos laborales” tiene un adecuado cumplimiento de metas. Y si bien no halló evidencias de combate a las carencias sociales en él, aclara: “Eso no implica que no contribuya a resolver la problemática que le dio origen”.

En el documento Consideraciones para el Proceso Presupuestario 2023, el Coneval señala que se previenen “ligeramente” los riesgos en el trabajo a través de las visitas de inspección.

Dicho programa es implementado por la Unidad de Trabajo Digno de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y, según el reporte de Coneval, en 2021 se ejercieron 449.9 millones de pesos para ejecutarlo. Aunque, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), tenía autorizado 576.6 millones de pesos.

El programa “promueve que los centros de trabajo de carácter federal cuenten con condiciones de trabajo digno o decente mediante la vigilancia”. Esto, a través de operativos de inspección coordinados por sus oficinas de representación en las 32 entidades federativas.

La población objetivo del programa para el 2021 fueron 32,800 centros de trabajo, de los cuales se atendieron 32,162. Por lo tanto, la cobertura fue de 98%, según el informe del consejo.

En una evaluación, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Lerma, le recomienda a la STPS fortalecer el Directorio Nacional de Empresas para identificar los centros de trabajo que recibieron una inspección o que tienen algún programa de autogestión y tener claridad de cuántos no han sido revisados o no han hecho una autofiscalización.

Recomendaciones de la UAM

El programa de inspecciones “es pertinente con la realidad nacional en materia laboral”, pero es necesario mejorar la vinculación entre el incumplimiento de las obligaciones patronales “con la dificultad de encontrar un empleo en el sector formal y de trabajar en una unidad económica constituida en dicho el sector”, indica el informe final que la UAM le entregó a la STPS.

El análisis de la universidad se enfocó en la ejecución de 2021 y otro de los señalamientos es que la dependencia federal ha definido el problema como: “Existen centros de trabajo que no cuentan con condiciones de trabajo digno o decente”, por ello es necesario inspeccionarlos. Ante este contexto, recomienda replantearlo de la siguiente manera: “El incumplimiento de la normatividad laboral produce centros de trabajo que no cuentan con condiciones de trabajo digno o decente”.

Si bien fue bien evaluado en transparencia, en las reuniones con las personas responsables del programa, ellas manifestaron “la preocupación de que mucha de la información” de las inspecciones a las empresas es sensible, se destaca en el informe. La sugerencia a ese problema fue “poner el link donde se puede realizar la consulta” y si los datos no pueden estar disposición del público, agregar una justificación.

También recomendó “promover la cultura de la evaluación” entre personas que operan el programa para que acepten fiscalizaciones externas.

Otra sugerencia es incluir en el diagnóstico el porcentaje de centros de trabajo con algún nivel de precariedad laboral, ya sea alto, medio o bajo, a cuántas les falta un mecanismo de autocumplimiento, el número de inspecciones que han recibido y qué elementos debería cumplir para que sea un espacio de trabajo digno. Asimismo, es necesario que la STPS tenga estadísticas de cuánto personal labora en esas empresas.

En junio pasado, la STPS publicó el Programa de Inspección 2022 y aseguró que un objetivo primordial es “la dignificación del trabajo” por medio de una mejor inspección, así como del “fomento masivo a los mecanismos de autogestión y de autocumplimiento de las empresas”.

En tanto, este martes publicó en el Diario Oficial de la Federación cambios al Reglamento General de Inspección del Trabajo y Aplicación de Sanciones, que incluye una reducción en los tiempos de respuesta de las empresas y mayores herramientas para los actos de verificación.

La meta de este programa para 2020 fue de 26,475 inspecciones. Al final, las autoridades laborales federales “realizaron un total de 30,892, lo que representó un aumento del 17%”, según información de la dependencia. De ellas, 19,000 “estuvieron relacionadas con la emergencia por Covid-19”. Para 2021 y 2022, la STPS elevó la meta a 40,000 inspecciones.

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Inspectores-bajo-la-lupa-Evaluan-efectividad-del-programa-de-vigilancia-de-la-STPS-20220823-0136.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *