Roberto Fuentes Vivar

· Más de 10 mil trabajadores botaron al PRI

Esos “demócratas” que se pasean por el mundo pronosticando que la democracia en México está a punto de ser eliminada, no se han dado cuenta que una parte importante de la democracia, que ellos se empeñaron en negar a toda costa, está apenas renaciendo en este sexenio: la sindical.

Durante más de dos décadas esos demócratas negociaron acuerdos, acordaron pactos, pactaron convenios, mediante los cuales se negaba la democracia sindical para dar paso a una libertad total para que las empresas pudieran contratar sindicatos blancos que favorecieran los negocios a favor del gran capital, a costa de los trabajadores mexicanos.

Esos demócratas (aquí vale la pena mencionar la diferencia, por lo menos semántica, de las palabras “demócrata” y “democrático”: la primera quiere decir simpatizar con la democracia; la segunda actuar de acuerdo con la democracia) no fueron democráticos, al promover los contratos de protección de las empresas.

Esos demócratas (que hoy se rasgan las vestiduras porque –dicen- el actual gobierno intenta desaparecer al Instituto Federal Electoral, aunque en las iniciativas de reforma política nunca se menciona tal desaparición) negaron la democracia a miles de trabajadores mexicanos.

Hoy, la democracia sindical apenas comienza a respetarse. La prueba es que, tan sólo en seis casos vinculados con el Mecanismo de Respuesta Rápida del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC, firmado ya por el actual gobierno), más de 10 mil trabajadores han expulsado a los dirigentes sindicales de protección, todos ellos ligados al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Los casos son los siguientes:

General Motors de Silao: En un proceso electoral que duró 38 horas, los trabajadores de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, votaron por el nuevo sindicato que los representará. El Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA) ganó estas elecciones, con 76 por ciento delos votos, por lo que destituyó a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), mediante un sindicato que había mantenido el contrato laboral desde 1995. De los seis mil 232 trabajadores, cinco mil 478 votaron y cuatro mil 192 votos fueron para el nuevo sindicato. Los demás votos se dividieron entre la CTM con 247, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz y Metalúrgica en la República Mexicana con 932 y el Sindicato Nacional de Trabajadores de las Industrias, Comercio y Servicios en General “Carrillo Puerto” con 18. El sindicato del diputado priista Tereso Medina quedó prácticamente expulsado de la planta automotriz.

Tridonex en Matamoros: El sindicato independiente SNITIS (Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y de Servicios / Movimiento 20/3) ganó casi 87% de los votos en la planta de autopartes Tridonex en Matamoros, con lo que derrotó al Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados de la Industria del Autotransporte, Construcción, de la Industria Automotriz, Autopartes, Similares y Conexos de la República Mexicana, de la Confederación de Trabajadores de México (CTM). En ese caso fueron más de mil 200 trabajadores los que decidieron eliminar al sindicato priista de protección que tenía el contrato con la empresa.

Panasonic de Reynosa: Los trabajadores de la planta de autopartes de Panasonic en Reynosa, Tamaulipas, eligieron al Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios (SNITIS) con 75 por ciento de los votos.  Tres de cada cuatro votos de los dos mil 150 trabajadores registrados decidieron eliminar al Sindicato Industrial Autónomo de Operarios en General de Maquiladoras de la República Mexicana (SIAMARM), de la CTM, una organización laboral con 86 años de antigüedad. La mayoría decidió eliminar al sindicato priista en la fábrica que elabora sistemas de audio y pantalla para automóviles, principalmente para los mercados de Estados Unidos y Canadá.

Teksid de Frontera: Los trabajadores de Teksid Hierro en México, en Frontera, Coahuila, votaron y eligieron al sindicato de Los Mineros como el titular del contrato colectivo de trabajo en la compañía. El sindicato Los Mineros (Sección 327, afiliado a IndustriALL Global union) obtuvo una victoria contundente cuando casi 80 por ciento de los trabajadores de Teksid Hierro votaron a favor que sea el único representante legal del contrato colectivo en la empresa. Con un total de 642 votos a favor, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que lidera Napoleón Gómez Urrutia, triunfo sobre el Sindicato de la Industria Metalmecánica de la Confederación de Trabajadores de México, liderado por Tereso Medina, que obtuvo un total de 172 votos.

Manufacturas VU de Piedras Negras: trabajadores de la empresa Manufacturas VU (VU Manufacturing) concluyeron la votación para elegir una nueva representación sindical, proceso en el que dieron su respaldo a la organización independiente Liga Sindical Obrera, que recibió 186 de los 291 votos emitidos. El Sindicato de Trabajadores de la Industria Maquiladora de Accesorios y Maquinaria Pesada y Manufactura de Muebles Metálicos de Coahuila -afiliado a la Confederación de Trabajadores de México y por lo tanto al PRI- se quedó con 101 votos o 35 por ciento.

Saint Gobain, Morelos: El Sindicato Independiente de las Trabajadoras y Trabajadores Libres y Democráticos de Saint Gobain terminó con dos décadas de presencia sindical de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) en  la planta de Morelos de esta compañía de origen francés y será quien represente a más de dos mil trabajadores. Se registraron mil 535 votos válidos, de los cuales, 957 fueron para el Sindicato Independiente y 578 para el CTC. Esta planta produce para fabricantes de automóviles como Volkswagen, Ford y Tesla. EL CTC es un organismo laboral creado en el estado de México (sirvió desde Carlos Hank González hasta Enrique Peña Nieto) y cuyos dirigentes (los hermanos Abel y Leonel Domínguez Rivero) fueron cercanos y afiliados al PRI.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *