Por ANA PAULA VB

Escrito en LA CADERA DE EVA el 8/12/2022 

Dentro del sistema patriarcal, hay muchas violencias que se han normalizado tanto que volvieron invisibles, pero con esta nueva ola de feminismo que insiste en nombrar cada una de las agresiones que se cometen en contra de las mujeres, han resurgido violencias que urge erradicar debido a que afectan el desarrollo personal y profesional de las mujeres.

Una de estas violencias es la que se ejerce en contra de las mujeres embarazadas ya que, actualmente 9 de cada 10 mujeres sufren Discriminación Laboral por Embarazo (DLE) por parte de la iniciativa privada, mientras que 1 de cada 10 son víctimas de DLE por parte de instituciones públicas y gubernamentales, así lo afirma Early Institute en su estudio La Discriminación Laboral por Embrazo en México, prácticas que vulneran la maternidad, en el que también se advierte que el riesgo de que se cometa ese tipo de discriminación es 166% mayor en las empleadas de fábricas y 32% mayor en trabajadores del sector privado, como bancos, oficinas u hospitales.

De acuerdo con la Licenciada Valeria González Ruiz, coordinadora del estudio e investigadora de Early Institute, la Discriminación Laboral por Embarazo no puede ser reducida a un ambiente laboral ya que es un conjunto de acciones que vulneran los derechos humanos de las mujeres debido a que la DLE afecta su seguridad social, salud y la de su hija o hijo, su estado emocional, su entorno económico y su desarrollo profesional y laboral.

Según los resultados del estudio de Early Institute, las mujeres trabajadoras que enfrentan mayor riesgo de ese tipo de discriminación son aquellas con bajos salarios, trabajadoras del hogar, empleadas de fábricas, mujeres con contratos temporales y contratadas en el sector privado. Así mismo, dentro de este preocupante fenómeno, parece ser que la maternidad es repudiada cuando se trata de mujeres precarizadas ya que la discriminación durante el embarazo contra trabajadoras de bajos ingresos es a menudo descartada, invisibilizada, lo que revela la hostilidad a la idea de que una trabajadora de bajos salarios quede embarazada.

Es así como los resultados del estudio también revelaron que la DLE tiene raíces clasistas y racistas por los prejuicios formados alrededor de la maternidad, mismos que erróneamente son vistos como incompatibles con lo que se espera de una mujer trabajadora.

La discriminación se presenta de distintas maneras

La Discriminación Laboral por Embarazo se ha asociado generalmente con el despido y la solicitud de prueba de gravidez para la contratación, sin embargo, abarca otras conductas como:

  • Hostigamiento laboral
  • Negación de ascenso 
  • Reducción de salario 
  • Negación de permisos como el de ir al baño o sentarse 
  • Cambios de condiciones laborales en perjuicio de la mujer embarazada 
  • Descuento económico por ejercer licencias médicas 
  • Obligación de trabajar en periodo de incapacidad por maternidad 
  • Interrupción de contrato por honorarios en el periodo de incapacidad 
  • Órdenes de realizar labores que pongan en riesgo salud 

Por otra parte, de acuerdo con los resultados del estudio se concluyó que la Discriminación Laboral por Embarazo también se asocia con conductas machistas y clasistas ya que las mujeres que sufren DLE tienen características en común como lo son:

  • Mujeres con bajos salarios 
  • Trabajadoras del hogar 
  • Empleadas de fábricas 
  • Trabajadoras que no cuentan con prestaciones de ley derivadas de su relación contractual 
  • Mujeres con contratos temporales 

¿Cómo enfrentar la DLE?

En México existen diversas leyes que prohíben y sancionan conductas discriminatorias, así como múltiples instancias a través de las cuales se pueden denunciar. En ese sentido, la denuncia por DLE puede ser presentada por distintas vías y, simultáneamente, ante diversas instituciones; dependiendo del contexto específico de los hechos, la mujer puede acudir a una u otra instancia.

Según información proporcionada por la Licenciada Valeria González Ruiz existen diversas instituciones calificadas para atender casos de DLE como los Órganos Internos de Control que son los facultados para prevenir, corregir e investigar actos u omisiones que pudieran constituir responsabilidades administrativas de las y los servidores públicos de las entidades y dependencias de la administración pública federal o local.

Así mismo afirmó que los Consejos estatales para prevenir y eliminar la discriminación son instancias facultadas para recibir y atender quejas presentadas por presuntos actos de discriminación laboral por embarazo en todo el país.

Información publicada en: https://lasillarota.com/la-cadera-de-eva/2022/12/8/la-discriminacion-laboral-por-embarazo-se-ve-ejercida-por-las-empresas-privadas-afirma-estudio-405103.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *