Nohemí Argüello Sosa

Ciudad de México / 14.02.2023

“Busco asistente personal, con ‘buena presentación’”. “Se solicita recepcionista buena presentación”, son ofertas de empleo que requieren llenar un formato con información curricular de la persona aspirante y su fotografía. Y en otras ofertas laborales no se menciona la “buena presentación”, pero sí se solicita la fotografía. ¿Para qué? Lamentablemente, a las personas se les juzga por su procedencia o su aspecto físico, más que por sus capacidades.

Solicitar “buena presentación” y fotografías (algunas de cuerpo completo) son prácticas comunes, normalizadas, pero que constituyen una práctica discriminatoria en el ámbito laboral.

Según la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 (Enadis) del Inegi, el 20.2% de la población de 18 años y más declaró haber sido discriminada en el último año. Además, la población indígena de 12 y más años, 24% declaró haber experimentado al menos una situación de discriminación en los últimos cinco años y el 75.6% consideran que las personas indígenas son poco valoradas por la mayoría de la gente.

Exigir en la solicitud de empleo o curriculum vitae la identidad del solicitante mediante su imagen se presta a que, en la selección del aspirante, se presenten prácticas discriminatorias al valorar el aspecto y rasgos físicos, características que no tienen relación con las capacidades, habilidades y experiencia laboral que se requiere para acceder a un empleo.

La adopción de medidas de esta naturaleza atiende a la perspectiva antidiscriminatoria de nuestro Poder Legislativo, la cual debe ser incorporada de manera transversal y progresiva en el quehacer público, y en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas que lleven a cabo los poderes públicos, así como en los actos de particulares.

Por lo anterior, la diputada Guillermina Magaly Deandar Robinson, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, presentó una iniciativa para reformar el numeral 1, incisos j) y k) del artículo 11 y adicionar el inciso l) al numeral 1 del artículo 11, de la Ley para Prevenir y Erradicar la Discriminación en el Estado de Tamaulipas. Iniciativa que, el día de ayer, fue avalada por el Pleno del Congreso de Tamaulipas, considerando que establecer como condición una fotografía en el curriculum vitae o solicitud de trabajo, contraviene lo establecido en tratados internacionales y en el principio de no discriminación, reconocido en nuestra Constitución Federal, en su artículo 1°; el derecho a la vida privada, previsto en su artículo 6°; y en su artículo 16, que otorga la facultad de toda persona para que sus datos personales sean tratados de manera correcta, a fin de garantizar su derecho a la privacidad y autodeterminación.

Además, con el propósito de que ningún órgano público, estatal o municipal, autoridad, servidor público, persona física o moral, realice actos o despliegue conductas que discriminen a cualquier persona por razón de su origen étnico, nacional o regional, y cualquier otro que atente contra la dignidad humana.

Una reforma que representa un paso más para visibilizar y eliminar la discriminación arraigada en nuestra cultura. Tamaulipas avanza. Ya no más discriminación con “buena presentación”.

Nohemi Argüello Sosa

Información publicada en: https://www.milenio.com/opinion/nohemi-arguello-sosa/sententia/discriminacion-con-buena-presentacion

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *