Isaac Torres Cruz

26/06/2023 18:29

El racismo persiste como obstáculo para la ascensión social en México, pero esta discriminación es más notable aún en mujeres de piel oscura en situación de pobreza, advierte el estudio “Unequal Gradients: Sex, Skin Tone and Intergenerational

Economic Mobility”, realizado por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), encabezado por Luis Monroy-Gómez Franco, profesor-investigador de la Universidad de Massachusetts, EU.

El estudio señala que, mientras que las mujeres de tonos de piel intermedios y oscuros tienen un rango esperado más bajo que sus pares de piel clara, sólo los hombres de las tonalidades más oscuras sufren la misma penalización. Otro hallazgo de la investigación realizada junto con Roberto Vélez-Grajales (CEEY) y Gastón Yalonetzky (Universidad de Leeds) fue que las mujeres de tonos de piel intermedios y más oscuros tienen tasas de persistencia más bajas en la parte superior de la distribución de los recursos económicos que los hombres de la misma tonalidad de piel.

“De cada 100 mujeres de tez oscura que nacieron en hogares pobres, al llegar a la edad adulta, más de la mitad (58%) se quedaron en su misma situación económica, sin importar su potencial”. El promedio de todas las mujeres (dividas en seis tonos diferentes de piel), añade, es de 47; en tanto que en el caso de mujeres de tez más clara es de 41 de cada 100.

“Nuestros resultados sugieren que el régimen de estratificación mexicano implica un ordenamiento colorista para hombres y mujeres en cuanto a la transmisión intergeneracional de recursos económicos. Además, dado que la mayoría de los ordenamientos coloristas contemporáneos discriminan a favor de los tonos de piel más claros y penalizan desviaciones de ellos, nuestros resultados muestran que, en la sociedad mexicana, el régimen colorista del sistema de estratificación es más estricto para mujeres que para hombres. 

“Esto se debe a que observamos una penalización entre las mujeres de tonos de piel medios y oscuros con respecto al rango esperado alcanzado. En cambio, solo observamos el mismo patrón para los hombres de piel oscura. De igual forma, observamos que un tono de piel claro implica una mayor probabilidad de persistir en la parte superior de la distribución, independientemente del sexo”, abunda el estudio.

El análisis, de acuerdo a sus autores, llena un hueco que existía en la literatura sobre la movilidad social dentro de la intersección de sexos y color de piel, aunque están ampliamente documentados otros casos de diferenciación económica en torno a los patrones internacionales de discriminación laboral entre distintos grupos sociales debido al color de su piel.

“Estudiamos cómo la intersección entre el tono de piel y el sexo da forma a la movilidad social intergeneracional de los recursos económicos en México. Combinando dos encuestas recientes de movilidad social, estimamos modelos de persistencia de rango y matrices de transición por combinaciones de sexo y tono de piel para un índice de recursos económicos del hogar. Como novedad añadida, condicionamos también el análisis por tipo de acuerdo en el hogar de origen de los encuestados (a los 14 años)”.

El estudio finaliza señalando que una investigación futura debería profundizar en las causas detrás de estos patrones, “principalmente las diferentes desigualdades sexuales en la movilidad a medida que avanzamos en el espectro de tonos de piel y los diferentes gradientes de coloración dentro de las poblaciones de diferentes sexos”.

El Índice de Normas Sociales de Género (GSNI por sus siglas en inglés) publicado este año revela la falta de avances en la superación de los prejuicios contra las mujeres en la última década, ya que aproximadamente 9 de cada 10 hombres y mujeres en el mundo siguen manteniendo en la actualidad un sesgo contra las mujeres.

La mitad de la población global todavía cree que los hombres son mejores líderes políticos que las mujeres, y más del 40 % opina que los hombres son mejores ejecutivos empresariales. Un alarmante 25 % de la población cree que está justificado que un marido le pegue a su esposa. Estas son algunas de las conclusiones del último informe GSNI publicado el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a partir de los últimos datos de la Encuesta Mundial de Valores (EMV).

Según el informe, estos sesgos siguen alimentando los obstáculos a los que se enfrentan las mujeres, que se manifiestan en el desmantelamiento de los derechos de estas en muchas partes del mundo por la reacción organizada contra la igualdad de la mujer, además de la escalada de violaciones de los derechos humanos en algunos países. Estos sesgos son tangibles también en la enorme falta de representación de las mujeres en posiciones de liderazgo. 

Información publicada en: https://www.cronica.com.mx/academia/racismo-penaliza-mujeres-ascension-social-estudio.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *