29 de octubre de 2023

Bertha Becerra | El Sol de México

A poco más de dos años de que entró en vigor la reforma laboral que prohíbe la subcontratación de personal, ya hay más de 20 mil empresas inscritas en el Registro de Prestadores de Servicios Especializados u Obras Especializadas.

Sin embargo, la informalidad y la subcontratación persisten. Muchas empresas ofrecen diversas “soluciones” para que las compañías que eran usuarias de la subcontratación de personal puedan seguir obteniendo “beneficios” y con ello, la evasión y elusión de obligaciones obrero-patronales.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), aunque la Reforma Laboral propició mejores prácticas, también es cierto que se en el país todavía hay empresas que buscan cómo hacer evasión o elusión fiscal.

Algunas de las prácticas desleales detectadas por diversas organizaciones y grupos empresariales así como por la AMECH son el pago a los trabajadores a través de prestaciones como vales de restaurantes, de despensa, de gasolina, fondos de ahorro, bonos de puntualidad y asistencia, entre otros.

Aunque son figuras legales sí se aplican de manera adecuada, cuando la finalidad de los contratistas no es loable lo que se busca es que el salario del trabajador se integre mayormente por dichas prestaciones con límite no gravado o de previsión social con fines de reducir el salario base de cotización ante el IMSS, lo que se traduce en una afectación tanto para el Instituto Mexicano del Seguro Social como para el propio trabajador.

También lo hacen vía el pago a través de planes privados de jubilación o retiro.

Al respecto, la AMECH señala que hay empresas que ofrecen este tipo de planes como una alternativa para el pago de la nómina de los trabajadores, porque cuentan con la posibilidad de hacer retiros inmediatos sobre las cantidades aportadas para fines sociales.

De acuerdo con el Artículo 27, fracción VIII de la Ley del Seguro Social, estas “aportaciones” están excluidas del salario base de cotización y de esta forma eluden los pagos correspondientes al concepto de seguro social.

Otras elusiones son estrategias de pago por concepto de casas habitación que proporcionen a los trabajadores; el pago a través de fideicomisos educativos, que están libres de impuestos. En este escenario, se fija un salario menor con el cual se da de alta al empleado ante el IMSS, para evadir y eludir las obligaciones obrero-patronales.

También se hacen pagos a través de regalías o derechos de autor, que tienen tratamiento fiscal diferente a un pago por salario.

Además se hacen pagos en especie a través de membresías deportivas, despensas, regalos, membresias médicas, servicios médicos o financieros. O bien, de seguros, educación o esparcimiento.

También lo hacen a través de pagos no registrados como en efectivo, vales, monederos electrónicos, innominados, entre otros.

Y pagos a través de sindicatos. La falta de fiscalización a los organismos gremiales permite que se utilicen para transferir la obligación de pago del patrón. El pago hecho a través de esta figura, permite omitir el pago de cualquier impuesto y por ende, los patrones evaden sus obligaciones de seguridad social.

Información publicada en: https://www.elsoldemexico.com.mx/finanzas/persisten-practicas-de-subcontratacion-para-evadir-obligaciones-obrero-patronales-amech-10924709.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *