Por CIEP

Escrito en OPINIÓN el 14/12/2023 

Avanzar hacia la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres requiere implementar políticas públicas que avalen la paridad de género tanto en el sector público como en el privado, así como garantizar la salud y educación con perspectiva de género. Para lo cual son necesarios recursos públicos suficientes.

Según el Índice Global de Brecha de Género elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), de 126 países evaluados, México ocupa el puesto número 33 de avance en la brecha de género; 2 posiciones menos que en 2022 y por debajo de países de la región, como Nicaragua, Costa Rica y Chile. Este índice mide los avances en materia de igualdad de género respecto a 4 dimensiones: la participación económica y oportunidades, salud y supervivencia, logros educativos y empoderamiento político.

Las dimensiones en las que México ha avanzado más son en el empoderamiento político, ocupando el puesto número 15 a nivel mundial y en logros educativos en la que se encuentra en el puesto 62. En contraste, la dimensión con mayores desafíos es la de participación económica y oportunidades, en la que ocupamos la posición 110 con una brecha del 60.1%.  Esto se debe a que la participación laboral de las mujeres se mantiene baja. Solo el 57.6% de mujeres son laboralmente activas, y sus ingresos representan el 52.3% de los ingresos de los hombres. Además, la representación de mujeres en roles de liderazgo es limitada ya que solo 38.5% de oficiales de alto rango son mujeres.

En términos presupuestarios existe el anexo Transversal 13, Erogaciones para la igualdad entre mujeres y hombres, el cual tiene por objetivo integrar los programas presupuestarios destinados a la igualdad de género. Para 2024, este anexo declara que se destinarían 438 mil 781 mdp para la igualdad de género. Sin embargo, no todos los programas presupuestarios que lo integran tienen perspectiva de género. 

ProfilesEngineServlet.gif

El organismo encargado de llevar a cabo una política de igualdad entre mujeres y hombres en México, el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), tiene tres objetivos prioritarios: coordinar la política nacional de igualdad, fortalecer la esfera pública y privada en pro de la equidad, y fomentar cambios culturales para el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres.

INMUJERES es una unidad responsable que ejecuta principalmente dos programas presupuestarios que son: Fortalecimiento de la Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, y el Programa para el Adelanto, Bienestar e Igualdad de las Mujeres. En 2024, el presupuesto para el INMUJERES asciende a 974 mdp, esto representa solo el 0.22% del Anexo 13.

El presupuesto del INMUJERES ha disminuido 2% en términos reales respecto a 2018 y su participación como proporción del gasto total del Anexo 13 se redujo, pasando de representar 1.6% del anexo 13 en 2018 a 0.22% en 2024. Además, durante la pandemia el INMUJERES tuvo un subejercicio del 34% siendo este un periodo crítico en el que el cierre de escuelas y el trabajo remoto aumentaron el valor del trabajo no remunerado en 4.3 puntos del PIB. Esto refleja su debilidad presupuestaria.

Para avanzar hacia la igualdad de género, se requiere asignar recursos públicos de manera estratégica al INMUJERES y garantizar que el Anexo 13 se conforme efectivamente de programas presupuestarios con objetivos e indicadores con perspectiva de género.

Tania Beltrán Castillo*

Economista por la Universidad Nacional Autónoma de México, con estudios en la Universidad de Toulouse II-Le Mirail (Francia). Durante la licenciatura formó parte del Equipo de Debate de la Facultad de Economía y fue ayudante de profesor SNI III para la clase de Investigación y Análisis Económico en la misma Facultad.  Ha colaborado en el Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED-UNAM) en investigaciones en temas de desigualdad, desarrollo económico y género. Obtuvo el primer lugar en el concurso de ensayos La Economía Mexicana a Debate en su segunda edición. Actualmente colabora en el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria en temas de Economía de los Cuidados. Considera que para alcanzar el desarrollo es necesario poner en el debate los temas de género y cuidados.

Información publicada en: https://lasillarota.com/opinion/columnas/2023/12/14/retos-presupuestarios-para-la-igualdad-de-genero-461149.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *