“T-MEC, Reforma Laboral e Igualdad de Género. Apuesta por el adelanto de las trabajadoras”

La reforma laboral promulgada el 1º de mayo de 2019, antecedida por la reforma constitucional del 27 de febrero de 2017, no habría visto la luz sin la insistente lucha y perseverancia de las mujeres sindicalistas del país.

El análisis elaborado por la Dra. Aleida Hernández Cervantes desde una mirada crítica al reciente T-MEC, que contó con el patrocinio del Fondo Canadá,  pone en relevancia dos aspectos centrales: las mercancías en el juego de la oferta y la demanda y la fuerza de trabajo de las y los trabajadores en una relación desigual entre las economías de los tres países.

El acuerdo comercial reformado por los tres países de América del norte, cuyas siglas en español es T-MEC, abrió un debate sobre las implicaciones que resultaron del TLCAN firmado en 1994, entre ellas una mayor dependencia económica con Estados Unidos y la creación de los Contratos Colectivos de Protección Patronal, CCPP, como efecto de una política de flexibilización laboral que ha imperado en nuestro país, traducida como una ventaja competitiva de bajos salarios y autoridades omisas en garantizar los derechos laborales.

Con o sin Tratado Comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), México ya tenía una agenda propia de género en el mundo del trabajo, por lo que no es un tema impuesto al país, debido a que hay una tradición de organizaciones progresistas como la Red de Mujeres Sindicalistas,  académicas (os) y abogadas (os) laboristas, que la venían impulsando desde hace años.

El estudio “T-MEC, Reforma Laboral e Igualdad de Género. Apuesta por el adelanto de las trabajadoras”  crítica la distribución conservadora todavía de los roles en el mundo del trabajo entre mujeres y hombres, de cómo se asignan labores del hogar, reproductivos y cuidado de familiares, lo que representa doble o triple jornada de trabajo para las mujeres y frena su desarrollo profesional y calidad de vida. Esos son los pendientes en el que urge avanzar, plantea Aleida Hernández.

Ell análisis de Aleida Hernández Cervantes, hace una revisión muy amplia de las convenciones internacionales de la ONU y de los convenios que México ha suscrito y ratificado con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no solamente se queda en el T-MEC, en los compromisos que suscribieron en materia de género los tres países, sino que aborda reformas en la legislación laboral de México, como la del 2017 y 2019, dio a conocer el Alejandro Encinas Nájera Titular de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.