Por: Julio  Pilotzi

30/05/2022 

Lo que ha sucedido este fin de semana en la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, es aplaudible por dónde se le vea, no sólo porque los trabajadores han podido emitir un voto libre, secreto y directo, por los beneficios que recibirán por su trabajo, sino porque terminan con los lamentables cacicazgos que los perseguían.

Hoy esto servirá como ejemplo para los conflictos laborales que se dirimen en el país; algunos de ellos con más escándalos que otros, pero todos con la mirada puesta en la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai. Y es justamente ella quien ha advertido que hará valer lo aprobado en el Tratado Comercial entre Canadá, Estados Unidos y México, acuerdo que hoy usted y yo conocemos cómo T-MEC. Nada despreciable el 8.5 por ciento obtenido, y 2.5 por ciento en prestaciones, en los que justamente ya se contemplan los impactos de la economía actual con su punto medular que es la inflación.

Por ello usted no dude que ése sea el parámetro para las negociaciones que se producen, y donde no sólo están siendo señalados los sindicatos arraigados sino las empresas, algunas de ellas presionando a los trabajadores para que disminuyan sus aspiraciones. Pero esto va más allá, porque sabemos que hoy la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que encabeza Luisa María Alcalde, está enviando a sus funcionarios de alto nivel para que muchos de esos desencuentros no se eleven de tono y para que no llegue a ser un tema incómodo para la Cuarta Transformación. Hay uno que es el que preocupa que es el de la empresa Panasonic, y que justamente hoy tiene el emplazamiento de huelga del Sindicato Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios “Movimiento 20/32” para la firma del Contrato Colectivo de Trabajo, y en menos grado uno que se vive en Pemex.

Pero hay otros que llaman la atención, como el que se revisa en Oxxo, con la discusión de formación de sindicato, y el de trabajadores de Volkswagen que ya tiene lista una Comisión Revisora. No hay que perder de vista lo que sucede en la planta de Mazda en Salamanca, Guanajuato, ahí podría agravarse el asunto. Sucede que hasta se están pidiendo observadores estadounidenses y canadienses sobre lo que hace unos días sucedió, porque se aprobó el convenio de revisión general del Contrato Colectivo de Trabajo con votos nulificados y boletas anuladas, con inmensas anomalías en el proceso de validación. Y mire uno más grave, porque trasciende que la Confederación de Trabajadores de México en Sonora, está obligando a sus empleados que trabajan para una empresa proveedora de Ford Motor Company en Hermosillo, a firmar un Contrato Colectivo de Trabajo. Se habla que dicho contrato sea para cerca de mil 200 trabajadores.

Hay que seguir de cerca este gran reto para Alcalde Luján, por lo delicado de los asuntos, porque además tiene el seguimiento puntual del embajador norteamericano Ken Salazar.

#UnMundoSinResiduos. La Industria Mexicana de Coca-Cola y Fundación Azteca van por la segunda jornada de espacios públicos y playas limpias a través de las jornadas de #UnMundoSinResiduos 2022. Será en seis estados del país en las que podrán participar mexicanas y mexicanos. Inició en el Manglar Puerto Chelem, en Mérida, Yucatán, recuperando residuos orgánicos e inorgánicos, así como materiales que puedan tener más de una vida útil como lo es el PET.

Información publicada en: https://www.razon.com.mx/opinion/columnas/julio-pilotzi/conflictos-contratos-colectivos-484606

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *