Por: Arturo Rivero

La antesala del Primero de Mayo, es un inmejorable momento para fortalecer el sindicalismo mexicano, su fragmentación no abona para la construcción de un nuevo entorno laboral en el país, advirtió Luisa María Alcalde, Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS).

“Los gremios pueden tener diferencias, coyunturas en las que no estén de acuerdo, podrán estar en competencia producto de la misma reforma laboral, pero solamente unidos podrán construir una nueva realidad laboral en el país. La fragmentación de los gremios pone en riesgo la contratación colectiva.

“Más allá de las siglas, urge recuperar la identidad como movimiento sindicalista mexicano, que se caracterice por la solidaridad intergremial, por esa búsqueda del bien común de los trabajadores y no sus propios intereses, afirmó en el marco del Foro Laboral “El Movimiento Sindical y la Reforma Laboral, Desafíos para la Transformación del Mundo del Trabajo”.

La responsable de la política laboral dijo que es el momento de la conciencia sindical en México.

“Solamente así atenderemos pendientes como el acoso laboral y sexual en los centros de trabajo que continua; podremos atacar la brecha salarial entre mujeres y hombres que, aunque se ha reducido un 20 por ciento, el margen que persiste es preocupante; podriamos aspirar a que más mujeres ocupen cargos en las dirigencias sindicales”, apuntó.

Alcalde descartó que la reforma laboral sea excluyente.

Nada de eso, afirmó.

“La reforma laboral exige de los sindicatos cambiar sus prácticas, sus formas de conducirse, invita a un cambio en su gestión sindical.

“Para que lleguemos a este nuevo modelo laboral que deseamos todos, se necesita que los sindicatos y los trabajadores se apropien de ella. Las nuevas reglas democráticas deben hacerlas suyas para que alcancemos los objetivos de estos cambios laborales”, destacó.

La Secretaria del Trabajo y Previsión Social señaló que el voto libre, secreto, universal y directo de los trabajadores en las organizaciones gremiales es un arma eficaz para que los gremios maduren y sean auténticos representantes de los trabajadores.

“El voto libre es un arma que estará presente en la firma de contratos colectivos de trabajo, en la revisión de estos, en la pelea de la titularidad, en la elección de dirigencias, en el proceso de legitimación de los contratos.

“Esta arma significa que los trabajadores son el centro del poder de las decisiones”, resaltó.

Información publicada en: http://www.elpulsolaboral.com.mx/mercado-laboral/27824/fragmentacion-sindical-no-abona-al-nuevo-modelo-laboral-stps

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *