Existen 127 mil 794 expedientes en activo, además de las 3 mil 62 nuevas demandas recibidas en el mes de abril de 2022. | Manuel Fuentes 

Cerca de las doce del día, ingreso a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México, para visitar a su presidente; antes, hago un recorrido por cada una de las Juntas Especiales y la asistencia está al tope. Unas cinco mil personas deben estar en esas oficinas laborales

Encuentro caras de cansancio, personal con mucho trabajo, con expedientes en el piso, y trabajadores con sus defensores que han estado de pie por muchas horas en espera de su audiencia. Las mecanógrafas que no paran, con su mirada fija en la pantalla de su computadora escribiendo sin parar. Filas largas de abogados esperando su turno para consultar expedientes. Un día común de la justicia laboral

Llego a la oficina de Eleazar Rubio Aldarán, quien cumple los primeros 100 días en el cargo de presidente de la institución laboral a nivel local más grande del país. Le pregunto cuál es su principal reto, y me responde sin dudarlo: abatir el rezago. 

Y continúa: “ante la evidente inoperancia y el agotamiento del modelo jurídico de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, privilegiar la celeridad y el respeto 

absoluto de los derechos humanos es la tarea fundamental para lograr la impartición de la justicia laboral“. 

Por ello, el Maestro Eleazar Rubio Aldarán se enfocó en realizar el análisis y diagnóstico de las problemáticas en cada una de las áreas de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México y, conforme a ello, poder diseñar e implementar un plan de trabajo para cada una, en atención a sus necesidades particulares. Señaló: 

“Me encuentro con una Junta de Conciliación y Arbitraje inmovilizada, con diferentes datos del número de expedientes en activo, con muchos problemas de operación, de personal y rezagos impresionantes. 

Cuando llegué, me informaron que había en curso 184 mil expedientes activos en toda la Junta, pero al solicitar un informe depurado identifico que hay 50 mil expedientes terminados que se encontraban en los archivos de la Junta sólo empolvándose. De inmediato di la orden de retirarlos y depurar las cifras.” 

El funcionario menciona que dio la instrucción de revisar expediente por expediente y se encontró con que la plataforma digital le daba una cifra y los presidentes de las Juntas especiales le daban otra, difiriendo hasta por 5 mil expedientes en los datos

Como resultado, dijo: “ya depurados los expedientes, me encontré con un universo de 134 mil 347 expedientes al inicio de mi gestión, de los que se identificaron 21 mil 213 expedientes que se mandaron al archivo general por diversos motivos: conciliación, desistimientos, inactividad procesal, laudo cumplimentado, incompetencia, acumulación, caducidad o prescripción. Con esta decisión se logró reducir un 15.8% los asuntos en trámite”. 

Menciona que a la fecha existen 127 mil 794 expedientes en activo, asuntos que incluyen 11 mil 58 pendientes de admisión, además de las 3 mil 62 nuevas demandas recibidas en el mes de abril de 2022. 

Relata que con motivo de la pandemia se permitió presentar las demandas vía digital, pero se encontró con más de 8 meses paralizadas las citas a las partes. Hay 800 casos en que fueron citados los interesados para presentar su documentación física hasta por 5 ocasiones y no se presentaron jamás

El funcionario menciona cifras sin ningún resquemor, sin alterarse, con mucha seriedad, mostrando la preocupación de una institución que presenta enormes retos

Refiere que uno de los cuellos de botella más importantes son los expedientes que están en la etapa de Conciliación, Demanda y Excepciones, alrededor de 70 mil. La mayoría se difiere por falta de notificación a cargo de los actuarios; cerca de un 90% se encuentra en esa situación. 

Precisa que hay expedientes que tienen hasta 10 demandados, en los que se demanda a cualquier persona sin importar si tiene relación laboral o no. Yo le comenté que la mayor parte de los abogados que litigan en la rama laboral no son especialistas en la materia, y por ello se complica el proceso de manera innecesaria. 

Frente a esto, él menciona que hay casos con más de 2 años de parálisis porque los datos que proporcionan los defensores son incorrectos, lo que agrava la imposibilidad de encontrar a los demandados para que comparezcan. 

Señala que tiene 20 mil expedientes resueltos, con laudo concluido y que no se han notificado a las partes porque, además de que los actuarios están saturados, hay escasez de personal, lo que agrava el problema

Asimismo, comenta que el área de amparos está desbordada. Tan sólo del 24 de enero al 30 de abril del presente año se han recibido 644 amparos directos contra laudos, y 5 mil 467 indirectos por dilación de justicia

Refiere que pretende lograr informes al día de lo que ocurre en la Junta y no una vez al mes, como actualmente le presentan la información para tomar medidas. 

Menciona que el monitoreo en el cumplimiento y las acciones de mejora del Plan de Trabajo, para cada área de la Junta de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México, es una tarea fundamental en su administración, ante los problemas de la justicia laboral

Por todo ello, su pretensión es lograr acciones con tres grandes metas: 

A) Plan de Archivos, para depurar los expedientes teniéndolos al día. 

B) Plan de Conciliación, con el fin de fortalecer a través de campañas, la concientización y efectividad de la conciliación en todas las áreas

C) Plan de reestructuración, para reforzar plantillas donde haga falta y readscribir donde sobre personal, para la mejor optimización de los recursos humanos

Comenta el presidente de esa autoridad laboral que lanzaron una campaña de conciliación, pero los abogados mostraron poco interés, casi nadie se presentó, lo cual resulta muy extraño, y señaló: “pero seguiremos con ese empeño porque hemos logrado por esa vía resolver el doble de casos que en los periodos anteriores”

El funcionario ocupa las mismas oficinas de sus antecesores, y está en constantes reuniones con sus funcionarios. Mencionó no tener resquemor en dar a conocer estas cifras porque son públicas y así deben ser, que lo hace para recibir ideas, propuestas y nuevas formas para atender estos problemas que afectan la eficacia de la justicia laboral

Pretende concluir a más tardar el 15 de julio del presente año 18 mil expedientes más, fortaleciendo la conciliación, que es la mejor estructurada en el país, acelerando la emisión de laudos e imbuyendo a su personal la mayor fortaleza para lograrlo

Me despedí de su oficina mientras que el presidente revisaba el informe de los 100 primeros días de gestión y, al salir, observé que lo esperaba una decena de personas. Antes de irme le expresé mi deseo para que no reduzcan su presupuesto, que lo incrementen para lograr que miles de trabajadores afectados, por años de retraso, obtengan una justicia laboral no siempre alcanzada. 

A pesar de la compleja y accidentada justicia laboral que vivimos día a día, llena de graves problemas de operación y rezagos, aunada a la carencia de recursos económicos, materiales y humanos que enfrentan las autoridades laborales, las acciones que se están implementando en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México pueden cristalizarse en resultados positivos

El desafío es amplio y de la mayor importancia, sin embargo, la tarea que se está realizando puede llegar a ser un remedio que privilegie la inmediación de la justicia y que impulse una alternativa viable para el acceso a una justicia laboral de primera, que los trabajadores, los patrones y la sociedad en general, merecemos. 

Información publicada en: https://lasillarota.com/opinion/columnas/los-retos-ante-los-rezagos-de-la-justicia-laboral-en-la-ciudad-de-mexico/652697

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *