Ofertas de trabajo falsas, la principal forma de captación para la trata de personas

Cuatro de cada 10 personas enganchadas por redes de trata en todo el país son captadas a través de ofertas de trabajo falsas, según un informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México.

Por Blanca Juárez

Lunes 22 de Agosto de 2022 

La publicación en redes sociales de vacantes laborales con salarios altos y muy pocos requisitos se ha convertido ya en la principal vía para atraer a mujeres y hombres hacia diferentes tipos de explotación.

Empresa de marketing busca masajista, modelo y secretaria para el director general. Sueldo entre 15,000 y 20,000 pesos mensuales, según aptitudes. El puesto es de asistente personal, pero la parte del masaje es lo más importante y los deberás otorgar a diario. Habrá un pago de 1,000 pesos tan sólo por la entrevista, “queremos asegurarnos de contratar a las mujeres adecuadas para el trabajo”.

Esta vacante de empleo es real, al menos el texto. La oferta no apareció en redes sociales o sitios de los que se podría desconfiar, sino en OCC Mundial, una de las bolsas de trabajo más grandes en México y que pertenece a Seek, un conglomerado de empresas de búsqueda de empleo que operan en Asia Pacífico y América Latina. La oferta fue dada de baja después de recibir una serie de críticas en redes sociales.

Cuatro de cada 10 personas enganchadas por redes de trata en todo el país son captadas a través de ofertas de trabajo falsas, según un informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México. El organismo advierte que los tratantes utilizan métodos similares a los de áreas de Recursos Humanos para engañar a las víctimas.

El segundo reporte anual Trata de personas: Riesgos tras la pandemia presentado por el organismo documenta casos de “hombres y mujeres que en la búsqueda de empleo terminan sujetos a condiciones similares a la esclavitud; personas que al ir tras su sueño acaban abandonadas a su suerte en ciudades desconocidas”.

Entre enero de 2021 y junio de 2022, el consejo recibió 3,338 reportes a la Línea y Chat Nacional contra la Trata de Personas (800) 5533-000. El 53% de los casos proviene de entidades diferentes a la capital del país, la mayoría del Estado de México, Jalisco, Veracruz, Nuevo León y Baja California. “A nivel internacional, Estados Unidos, Colombia, Honduras y El Salvador son los países que más llamadas acumulan”.

Dos de cada tres víctimas son mujeres y el 51%, menores de edad. “Tras las restricciones por la pandemia, la explotación sexual volvió a ser la modalidad de trata más reportada”.

Trabajo forzado y explotación laboral

En México, la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas contempla 11 modalidades de este delito. Las denuncias que llegaron al Consejo se enmarcaron en siete de ellas, las principales son la prostitución y explotación sexual, los trabajos o servicios forzados y la explotación laboral.

El artículo 22 de dicha ley define al trabajo forzado como el uso de la fuerza, o la amenaza de usarla, para que alguien realice una labor. Incluye la coerción física, o la amenazas de utilizarla, contra la persona captada u otra más, como un familiar, como medida de presión. La sanción va de 10 a 20 años de prisión.

La ley también protege a personas migrantes. Si les amenazan con denunciar su situación migratoria para que continúen realizando cualquier tipo de trabajo, se considera trata en la modalidad de trabajo forzado.

En tanto, el artículo 21 indica que existe explotación laboral cuando una persona obtiene, directa o indirectamente, beneficio económico o de otra índole, mediante el trabajo ajeno, sometiendo a la persona a prácticas que atenten contra su dignidad.

Estas actividades se realizan bajo condiciones peligrosas o insalubres, sin las protecciones necesarias. Es explotación laboral cuando hay una “desproporción entre la cantidad de trabajo realizado y el pago”, o la remuneración está por debajo del salario mínimo general. La sanción es de tres a 10 años de prisión.

En la Cámara de Diputados hay una iniciativa de reforma al artículo 1006 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) para sancionar a quien oferte vacantes falsas con seis meses a cuatro años de prisión.

“Algunas personas nos han buscado para preguntarnos sobre algunas ofertas de empleo que vieron en redes sociales y para la cual les piden dinero”, dice la diputada Margarita García (PT), secretaria de la Comisión del Trabajo. “Les dicen que están ligadas a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y nos piden ayuda para verificarlo”.

El Congreso debe legislar para evitar ese tipo de ofertas, pero “la ciudadanía debe estar muy alerta, sobre todo las mujeres. Hay un deseo de ganar mucho dinero muy pronto y fácil, y eso les pone en peligro de caer en estas redes”, considera.

Elementos sospechosos para prender alertas

La pandemia incrementó las ofertas de trabajo falsas en Internet, principalmente en Facebook, y en servicios de mensajería instantánea, como WhatsApp, dice el informe. “A las víctimas potenciales se les ofrecen empleos como meseros en Estados Unidos, en maquiladoras con labores ‘sencillas' y sueldos altos o empleos de oficina con requisitos poco claros”.

El primer paso para la captación “es la publicación de una oferta de empleo en redes. Debido a que la supuesta empresa no cuenta con domicilio físico, las citas para la entrega de documentos y supuestas entrevistas se realizan en sitios públicos”.

Los tratantes aparentan cierta formalidad, como si realizaran verdaderamente un proceso de selección. Luego, “el nexo laboral es forzado con ‘adelantos' de salario que obligan a la víctima a trabajar para poder liquidarlos —con intereses incluidos— o con la promesa de una mejoría en las condiciones de trabajo”.

En algunos casos, los documentos oficiales que les solicitan, como el acta de nacimiento, la Clave Única de Registro de Población (CURP) o la credencial para votar, son utilizados para extorsionarles.

El Consejo recomienda desconfiar de una oferta de trabajo si el salario es muy alto y piden pocos requisitos, o estos no son claros. “Si te citan en un lugar diferente al domicilio de la empresa, acude con compañía”.

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Ofertas-de-trabajo-falsas-la-principal-forma-de-captacion-para-la-trata-de-personas-20220821-0008.html

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *