Arturo Cano / VIII 

Gaspar Rivera-Salgado, investigador de la UCLA y director del Centro de Estudios Mexicanos, advierte que los sindicatos “ahora sí deben tener bien puestas las pilas, porque se está rehaciendo el marco legal, económico y hasta político” del sector laboral. Foto ’La Jornada’

Ciudad de México. Gaspar Rivera-Salgado mira desde Los Ángeles el “contexto increíble de cambio” en México, particularmente en el mundo del trabajo, consecuencia de una reforma laboral que ha sacudido a un sector que vivió en letargo 70 años: “Todos los sindicatos están como si de repente les hubieran dado choques eléctricos. Ahora sí deben tener bien puestas las pilas, porque se está rehaciendo todo el marco legal, económico, pero también político”.

Rivera-Salgado, mixteco de Oaxaca y doctor en sociología, ha estudiado por décadas la migración laboral y participado como consultor en numerosas iniciativas relacionadas con este sector y sus organizaciones.

En la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) es investigador del Centro Laboral –que colabora con la AFL-CIO, principal central sindical de Estados Unidos– y, desde el verano de 2021 es director del Centro de Estudios Mexicanos.

En la implementación de la reforma laboral, aprobada en 2019, Rivera-Salgado observa “una ventana de oportunidad” para que “los sindicatos independientes puedan representar a un mayor número de trabajadores”.

Como parte de ese proceso de adopción de la nueva ley se ha incrementado el intercambio de opiniones y planteamientos entre sindicatos, gobiernos y académicos de los tres países firmantes del T-MEC.

En ese contexto, los días 24 y 25 de este mes se llevará a cabo el Foro Internacional A tres años de la reforma. El futuro del movimiento laboral en México. La sede será la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), institución convocante junto con la UCLA y el Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional.

En el evento se formalizará la creación del Centro Laboral de la UAQ, con el cual “se busca impulsar un acercamiento para el diálogo y la colaboración estratégica entre personas trabajadoras, los centros de estudios laborales y los sindicatos independientes”.

Entidades similares se construyen también en las universidades Nacional Autónoma de México y la Autónoma Metropolitana.

–¿Quién define cuál es un sindicato independiente?

–Es realmente muy sencillo. Es aquel que tiene una relación con la base y que realmente representa los intereses del trabajador.

Rivera-Salgado pone como ejemplo al sindicato que ganó la representación de los obreros en General Motors de Silao, Guanajuato, pero extiende su juicio a otros grupos de trabajadores esparcidos por el país: “Están haciendo esto en condiciones realmente difíciles, porque tienen muchos aspectos estructurales en contra. Hay una ley muy progresista, pero que no necesariamente aterriza en la práctica”.

Aprendizaje entre iguales

El Centro Laboral de la UCLA impulsa iniciativas para “fomentar la solidaridad global”: “Aprender de sindicato a sindicato, de trabajador a trabajador, para que se entienda el proceso de globalización.

“El capital global opera simultáneamente con protecciones muy sofisticadas en Estados Unidos y México. Los trabajadores debemos crear espacios de intercambio para incrementar el entendimiento de lo que significa el esquema laboral en un ambiente globalizado”.

El investigador pone como ejemplo a la empresa Driscoll, que produce fresas para el mercado estadunidense y opera en ambos lados de la frontera, “utilizando la misma mano de obra migrante, la de mixtecos de Oaxaca”.

En ese proceso de intercambio, los mexicanos terminarán dándose cuenta de que en el territorio mexicano “ganan 10 veces menos”.

El analista de la migración laboral a Estados Unidos, Gaspar Rivera-Salgado, advierte que una ola de visas temporales de trabajo sólo causará la precarización de los sueldos. Foto Ricardo Palavecino.

–Teniendo ambos grupos la misma productividad…

–Sí y trabajando para la misma empresa. ¿Por qué un campesino que cosecha fresas para Driscoll en San Quintín gana 10 veces menos (el salario promedio ahí es de 310 pesos diarios) que su paisano que trabaja en Oxnard, California, por 15 dólares la hora? ¿Por qué debe ser así? Son decisiones políticas.

El también ex dirigente del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales se remite a las negociaciones de los tratados comerciales, en las que el país, a cambio de inversiones, “ofrece mano de obra barata”.

La reforma laboral ha abierto espacios a representaciones de los intereses obreros como el de General Motors Silao, que consiguió “convencer de que el sindicato no es alguien de fuera, sino ellos, una expresión política de los trabajadores mismos”. Incluso los gremios tradicionales, y este es un avance que el investigador reconoce en la implementación de la reforma laboral, se han visto obligados a cambiar, así sea forzados: “La CTM ha tenido que entrar a un proceso de contacto con los trabajadores, tienen que abrir los contratos, dar la cara, eso ya es algo significativo.

“Lo que hay es un pasado corporativista que se rehúsa a morir y un futuro que está naciendo y no sabemos por dónde va a ir”.

Visas temporales, salida falsa

–El presidente Andrés Manuel López Obrador ha planteado que una parte de la solución al crecimiento de la migración está en las visas temporales de trabajo.

–Si México quiere llegar a la raíz del problema, la que está incrementando la migración, se tiene que ver en un espejo para encontrar lo que no está funcionando en los países de donde proviene el éxodo, para saber qué provoca que las personas dejen sus comunidades y se expongan a morir en un tráiler.

“Las visas temporales son una salida falsa. México lo ha probado históricamente con el Programa Bracero. Pero ese fue un plan binacional, en el que el gobierno de México tenía el papel de reclutador, había todo un proceso legal.

“La expansión del programa que está proponiendo López Obrador no se parece en nada a un tratado bilateral. ¿Por qué? Es un programa que les da derecho a empleadores de Estados Unidos de hacer una petición al Departamento del Trabajo para obtener visas. Por conducto de sus asociaciones, estos empleadores van a México con visas; no obstante, van al mercado privado, con enganchadores para reclutar a trabajadores. México no tiene absolutamente ningún mecanismo de vigilancia, ni administración, de nada…”

–¿Faltan trabajadores en Estados Unidos?

–No. Hay suficientes trabajadores en las comunidades rurales. Lo que están demandando es un mayor salario. El incremento de visas pondría a competir a los mexicanos que ya viven en esas comunidades contra los que vienen contratados por seis meses.

“Es una competencia por el trabajo, por las viviendas y por el futuro del sector agrícola. Eso no lo está viendo López Obrador, que hay que luchar por los derechos de los obreros mexicanos que ya viven en Estados Unidos.

“Los empleadores están claramente usando a la nueva mano de obra barata, que no está sindicalizada, que no tiene derecho a afiliarse a un gremio, como cuña para apretar más a los trabajadores aquí.”

En muchos casos, asegura Rivera-Salgado, se trata de personas que llevan décadas en el vecino país y no han tenido posibilidad alguna de obtener la residencia legal.

“Me preocupa que no haya un análisis del gobierno lopezobradorista sobre este proceso, respecto delas lecciones aprendidas y la falta de conocimiento del contexto de la población mexicana fuera del país, sobre todo en el área rural.”

–En México se celebra continuamente el incremento de las remesas.

–El punto es cómo ese discurso de los migrantes como héroes se traduce al presupuesto, en acciones concretas que satisfagan las demandas históricas de los mexicanos que viven en Estados Unidos. Por ejemplo, una demanda que no tiene mucho costo económico, pero sí político, es el derecho a votar y ser votado. Tenemos más de 20 años debatiendo cómo se va a hacer y estamos atorados.

Información publicada en: https://www.jornada.com.mx/notas/2022/08/08/politica/rivera-salgado-la-reforma-laboral-sacudio-anejo-letargo-en-mexico

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *