Ernesto Santillán

29 de Ago, 2022

A pesar de los intentos por alcanzar la igualdad de género en México, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI), advirtió que, en promedio, las mujeres todavía tienen un salario 12.2 por ciento menor que el de los hombres a pesar de que la brecha salarial disminuyó en los últimos tres años.

Este fenómeno está presente en todas las edades comprendidas en el periodo de la vida laboral, pero se vuelve mucho más común a partir de los treinta años, asegura Magalí Riera, académica en EAE Business School.

“Son muchos los factores por los que se genera una brecha salarial, una de las variables que impactan de forma directa en esta realidad son las jornadas a tiempo parcial.

“Pues son mayoritariamente las mujeres todavía las que, con la finalidad de conciliar vida personal, familiar y laboral, optan por trabajos a tiempo parcial o solicitan una reducción de jornada durante los primeros años de vida de los hijos. Las mismas, asumen mayoritariamente también si hay que cuidar de personas mayores o discapacitadas”, puntualiza.

Por su parte, el Observatorio de Igualdad de Género (OIG) de América Latina y el Caribe, señala que en el país, 28.7 por ciento de las mujeres de 15 años y más no tienen ingresos propios, es decir, casi un tercio de esta población depende de otras fuentes para subsistir. Mientras que el porcentaje de hombres en esta situación es mucho menor con el 6 por ciento.

“Las mujeres que se insertan en el mercado laboral lo hacen en condiciones desfavorables: son ellas quienes suelen interrumpir su carrera profesional o estudios para asumir la carga del trabajo no remunerado”

Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe

“Aunado a esto, una gran parte de las mujeres en México trabajan en el mercado informal, lo que implica una escasa o nula protección social; la proporción de mujeres que estudia o se incorpora en el ámbito de la ciencia y la tecnología, así como ingeniería continúa siendo inferior a la proporción de hombres; y los puestos de alta dirección son ocupados mayoritariamente por ellos. Además, los avances en el acceso a la educación para las mujeres no se han traducido en una mejora comparable en su posición en el trabajo”, explica el organismo internacional.

Pandemia amplía las desigualdades

Datos de “El Informe Mensual sobre el Comportamiento de la Economía del segundo trimestre de 2022”, de la CONASAMI, muestran que la brecha se agudizó tras la pandemia de COVID-19, sobre todo en algunos ámbitos como el sector salud o el de las tecnologías.

“El 73.2 por ciento de los trabajadores de la salud en Latinoamérica son mujeres, sin embargo, estas llegan a percibir un sueldo de hasta un 23.7 por ciento menos que el de sus pares hombres a pesar de que realizan las mismas actividades.

Mientras que en el ámbito de las tecnologías el Foro Económico Mundial menciona que, hace tres años, para acabar con la diferencia salarial en este sector, se necesitarían recursos y esfuerzos sostenidos y coordinados durante 36 años, ahora, tras la crisis sanitaria, serán necesarios 136 años para acabar con estas diferencias.

Otros de los sectores donde las mujeres frecuentemente son víctimas de esta realidad son: el energético, donde apenas el 20 por ciento recibe las mismas remuneraciones que sus pares hombres, la industria con 19 por ciento y el de infraestructuras con 16 por ciento.

Temas pendientes ante la brecha salarial

Para abordar este problema que existe en materia salarial entre hombres y mujeres, la organización México, ¿cómo vamos?, recomienda garantizar la igualdad salarial, reforzar la inclusión laboral y ampliar la cobertura de la seguridad social, entre otros.

“México necesita políticas públicas con enfoque de género para acotar las brechas, un gobierno que realmente se tome en serio el problema y no solo se autodenomine feminista al mismo tiempo que minimiza las exigencias de las mujeres y cancela programas que contribuían a aminorar la carga de cuidados en vez de mejorarlos y corregir sus fallas”, dice la organización en su publicación “La brecha salarial en México sí existe”.

Por último, México, ¿cómo vamos? señala como una de las medidas más importantes la creación de espacios donde las mujeres puedan dejar a sus hijos o a los adultos mayores mientras ellas laboran.

“Dentro de las políticas más urgentes para lograr ese piso parejo destaca la necesidad de establecer una infraestructura de cuidados. Las familias mexicanas requieren la opción de recurrir a estancias infantiles, escuelas de tiempo completo, asilos y otros centros de cuidado para que las mujeres tengan la oportunidad de participar en el mercado laboral, si así lo desean, y tengan mayores posibilidades de hacerlo en un empleo formal y acceder a mayores ingresos”.

https://www.reporteindigo.com/reporte/persiste-brecha-salarial-en-mexico-igualdad-de-genero/

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *