19 Octubre 2022

Número – 251

  • La reforma busca fortalecer las acciones para prevenir esta enfermedad.  

La Comisión de Trabajo y Previsión Social aprobó por unanimidad un dictamen para que las personas trabajadoras cuenten con un día de permiso al año, con goce de sueldo, para someterse a estudios médicos de detección oportuna de cáncer, particularmente cervicouterino, de mama o próstata, así como para otras enfermedades crónicas.  

Para hacer efectivo dicho permiso, plantea el documento, las y los trabajadores deberán presentar el certificado médico correspondiente expedido por alguna institución pública o privada de salud. 

La reforma a las leyes federales del Trabajo y de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B del artículo 123 constitucional, busca salvaguardar la integridad de las personas, al prevenir el cáncer en sus diversas manifestaciones.  

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Napoleón Gómez Urrutia, destacó que esta iniciativa es un acto de justicia, pues los derechos laborales son derechos humanos, los cuales incluyen no solo el acceso a la salud o una pensión digna, sino también la prevención de todo tipo de enfermedades, así como condiciones de trabajo que minimicen los riesgos laborales.   

El senador destacó que, en los últimos años, el cáncer representa la tercera causa de muerte en México y cada año se estiman 148 mil casos nuevos; los más frecuentes son el de pulmón, mama, colorrectal, próstata y estómago.  

No obstante, estas enfermedades se pueden identificar en las primeras fases de su desarrollo, por lo que es importante la detección oportuna y el tratamiento en su etapa inicial, pues si se diagnostican a tiempo los pronósticos de recuperación son más alentadores.   

La senadora Sylvana Beltrones Sánchez, del PRI, aseguró que “mientras no haya una cura contra el cáncer, lo mejor es tomar acciones afirmativas para prevenirlo”. En este sentido, subrayó que la reforma es una gran herramienta, que favorecerá la cultura de la prevención efectiva. 

La senadora Cecilia Sánchez García, de Morena, precisó que para cualquier gobierno o empresa es conveniente cuidar la salud de sus empleados. En Pemex, ejemplificó, es obligatorio que los y las trabajadoras se sujeten a una revisión médica en diversas especialidades, con el fin de prevenir problemas que posteriormente cuestan más a la empresa y al gobierno.  

La senadora Kenia López Rabadán, de Acción Nacional, dijo que con acciones como esta se trata de detener el cáncer cervicouterino, de mama y próstata, e hizo un llamado a las y los trabajadores para que acudan a revisión médica.  

Patricia Mercado Castro, senadora de Movimiento Ciudadano, subrayó la importancia de que los trabajadores cuenten con un día al año para realizarse exámenes médicos que, en muchos de los casos, tanto hombres como mujeres, no se practican porque pueden perder un día de trabajo. 

La Comisión también aprobó, por unanimidad, el proyecto que reforma los artículos 132 y 133 de la Ley Federal del Trabajo, en materia de derechos laborales para adultos mayores.  

El dictamen tiene sustento en una iniciativa presentada por el Congreso de Baja California, en la que se manifiesta el interés por dar oportunidades a las personas adultas mayores que tienen la necesidad de seguir prestando sus servicios, pues su trayectoria laboral y la precarización de los sistemas de pensión, no les permitieron conseguir una jubilación digna.   

Así lo explicó el senador Napoleón Gómez Urrutia, quien también señaló que el mercado laboral para personas adultas mayores es limitado, ya que un porcentaje alto de empresas no abre espacio en su plantilla para ellos y, si lo hacen, se realiza con condiciones laborales precarias que no responden a las necesidades de este grupo.  

Por ello, expuso, la reforma establece que los centros de trabajo con más de 20 trabajadores deberán contratar un porcentaje de cinco por ciento de personas adultas mayores de 60 años, como un acto de justicia y de no discriminación hacia adultos mayores que han dedicado su vida a una actividad, en el sector empresarial o en una institución. 

El senador César Cravioto Romero, de Morena, coincidió en que cinco por ciento de la plantilla laboral para personas mayores es un porcentaje realista y aplicable. No obstante, precisó que no se tiene que legislar con una lógica en la que el adulto tenga que trabajar hasta que muera, sino que también se podrían analizar propuestas para fortalecer la seguridad social de este sector poblacional. 

La senadora Lucía Trasviña Waldenrath, de Morena, destacó que la edad no limita a las personas a desarrollar diversas actividades, pues las personas adultas mayores son aptas para el trabajo.  

Alfredo Botello Montes, del PAN, señaló que en la ley ya existe la prohibición de discriminar a trabajadores mayores de edad. Asimismo, precisó que se debe tomar en cuenta que no todos los trabajos son aptos para este sector de la población.  

Además, Patricia Mercado, destacó que esta propuesta es una acción afirmativa para que en los hechos se concrete el otorgamiento de trabajo a las personas adultas mayores. Las acciones afirmativas, reiteró no son favores, sino que, ante las mismas competencias y condiciones de un trabajador, se pueda elegir, en este caso a un adulto mayor.  

Marcela Mora Arellano, del Partido Encuentro Social destacó que el sistema de protección social es insuficiente, por lo que se trata de un esfuerzo de inclusión por reivindicar el derecho a trabajar de las personas que a una edad mayor quieran y tengan que hacerlo.  

Información publicada en: https://comunicacionsocial.senado.gob.mx/informacion/comunicados/4004-avala-comision-otorgar-permiso-a-trabajadores-para-realizarse-estudios-contra-el-cancer

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *