Por Vladimir Ricardo Landero Aramburu

noviembre 24, 2022

Tenemos que ser claros, si la subcontratación logro avanzar hasta registrar 8 millones de trabajadores en la precariedad en México, fue por el apoyo de los gobiernos neoliberales que lo permitieron y por un Poder Judicial Federal que cerró la pinza con sus criterios jurisprudenciales, legitimando la reforma laboral de 2012, sosteniendo que los artículos 15´s no violaban derechos laborales, para terminar imponiendo a los trabajadores la carga de probar cuando demandaban a patrones que usaban outsourcing.

Pero esta administración del presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un primer intento importante para frenar el avance de la subcontratación ilegal con la miscelánea fiscal de 2020, al imponer la retención del IVA en las facturas de subcontratación, para terminar definitivamente con la figura en la reforma de 2021, que incluyó modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, al Código Fiscal de la Federación, a laLey del IVA y del ISR.

Los cambios operaron y han frenado la subcontratación por una razón fundamental: la sanción al patrón que contrata y usa la subcontratación, ya que pueden incurrir en delitos fiscales muy graves, considerados dentro de la prisión oficiosa; pero solo así se logró que muchas empresas se detuvieran a seguir con esta práctica. Fue pegándole al cliente de la subcontratación, no solo al proveedor.

La reforma laboral a los artículos 15´s no tiene este alcance que tienen las reformas fiscales y penales, pues las empresas de subcontratación siempre han llevado al extremo la violación de las leyes, parte del negocio fue la evasión hasta el límite del fraude, tanto al IMSS como al SAT y a los trabajadores, aunado a que las leyes laborales tienen sanciones mínimas comparadas con el gran negocio lucrativo de la subcontratación, vamos que siempre estuvo regularizada y no les importó transgredir la ley.

Una muestra de que a las empresas de subcontratación no les espantan las restricciones de la ley laboral, son el registro de más de 127 mil empresas en el registro de la Secretaría del Trabajo, ellas están listas para seguir exprimiendo a los trabajadores.

Si la Suprema Corte de Justicia de la Nación continua en su papel protector de la subcontratación, como lo ha hecho por décadas, debilitando la estrategia del Estado para detener su avance, contribuirá en la precarización de las condiciones de trabajo en México. Veamos que resuelven en la próxima sesión, lo único cierto es que tendrá efectos de largo alcance para los trabajadores y sus familias.

Twitter: @riclandero

Vladimir Ricardo Landero Aramburu. Maestro en Derecho por la UNAM

Información publicada en: https://www.sdpnoticias.com/opinion/la-suprema-corte-de-la-subcontratacion-y-la-prision-preventiva/

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *