En octubre, 89% de los trabajadores ratificó el contrato colectivo; para echarlo abajo, la firma deberá comprobar que las prestaciones la ahogan.

Arturo Gómez Salgado

Ciudad de México / 15.12.2022
Nacional Monte de Piedad, institución con más de 247 años como salvavidas financiero para sortear la cuesta de enero de millones de familias, afirmó que el contrato colectivo de trabajo lo tiene al borde de una crisis de viabilidad económica; sin embargo, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la institución de asistencia privada ha negado que sea verdad y pide a la dirección que compruebe sus dichos.

Arturo Zayún González, secretario general de la representación laboral, considera que resulta prudente y necesario que la institución presente sus estados financieros “para validar si son las prestaciones laborales las causantes de la supuesta crisis económica” o bien, se trata de trastocar los derechos de los trabajadores para obtener mayores ganancias en el esquema con enfoque social de esta tradicional casa de empeño

Dijo que hay un claro interés por desaparecer el contrato colectivo y abandonar los fines asistenciales de la institución; “lo bueno es que se cuenta con el respaldo de la gran mayoría de los trabajadores para defender lo ganado a través de años de lucha sindical” agregó Zayún.

Al respecto, el experto en derecho laboral, Alfonso Bouzas Ortiz, dijo que la pretensión del patronato de Nacional Monte de Piedad de bajar prestaciones no fructificará porque es un derecho ganado “a través de la contratación colectiva ampliamente defendible con un emplazamiento a huelga”.

El también coordinador del Observatorio Ciudadano de Reforma Laboral dijo que aunque la institución presentó, el pasado 1 de agosto, ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje un procedimiento de conflicto de carácter económico para solicitar la revisión del contrato colectivo de trabajo que considera oneroso, “lo primero que tendrá que demostrar la fundación son las causas por lo que no es rentable y atacar esos saldos negativos antes que disminuir las prestaciones a su base laboral, lo que implicaría también una revisión de sus estados contables”.

Bouzas Ortíz asentó que es un derecho irrenunciable de los trabajadores defender sus derechos y así quedó demostrado en el proceso de legitimación de su contrato colectivo el pasado 27 de octubre.

En ese proceso, 89 por ciento de los 2 mil 553 empleados sindicalizados ratificaron su convenio laboral vigente, que entre otras prestaciones contempla aguinaldo de 105 días, prima vacacional de 29 días, pago de horas extras y servicio médico vitalicio personal y para sus dependientes.

Para Bouzas Ortíz, la intención que tiene Monte de Piedad es limitar derechos a los trabajadores para obtener más ganancias, “cuando seguramente el problema se debe a ineficiencia de la administración o intención de ganar más, lo cual se comprobará en el procedimiento del conflicto de carácter económico promovido por la propia institución”.

“Los ganamos a pulso”

Muchos trabajadores de Nacional Monte de Piedad defienden sus prestaciones afirmando que los ganaron con años de esfuerzo.

Clemente, quien se desempeña como valuador, tiene un sueldo mensual de 14 mil pesos, y las prestaciones son un complemento importante por lo que él apoyó la legitimación de su contrato colectivo que “ganamos a pulso porque a diferencia de otras instituciones de préstamo, atendemos con eficacia, honradez y prontitud a todos los pignorantes en su mayoría con montos de entre 2 mil y 4 mil 500 pesos”.

Mientras que Ernestina, con 15 años en cajas receptoras para validar pagos y resellos, dijo que la institución argumenta que sólo se trabaja 34.5 horas a la semana, “pero no contempla que muchas veces rebasamos el horario sin aplicar horas extras porque somos responsables con la gente”.

Información publicada en: https://www.milenio.com/negocios/sindicato-se-deslinda-de-asfixia-a-monte-de-piedad

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *