Carolina Gómez Mena y Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada

Domingo 8 de enero de 2023

Los recursos de la venta al gobierno de la marca y algunos activos de Mexicana de Aviación sólo alcanzarán para cubrir parcialmente las liquidaciones de quienes trabajaron en la aerolínea antes de la quiebra, coincidieron la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y la Asociación de Jubilados, Trabajadores y ex Trabajadores de la Aviación Mexicana (Ajteam).

José Alonso Torres, secretario de prensa y publicidad de ASPA, indicó a La Jornada que “si la liquidación hubiera sido conforme a la ley, sería mucho más dinero. Por ejemplo, los pilotos recibirán aproximadamente entre 5 y10 por ciento de lo que les debió haber tocado originalmente”.

Aparte, Fausto Guerrero, líder de la Ajteam, destacó que los fondos servirán para indemnizar al menos parcialmente a quienes colaboraron en la aerolínea. “Tenemos que admitir que, a veces, perdiendo se gana”.

Detalló que “la propuesta es que se reparta de manera proporcional, de acuerdo con lo que cada uno venía cobrando. Hay un sinfín de categorías, puestos y nóminas y el trabajo va a ser bastante laborioso, pero el dinero se va a repartir entre cada empleado que perteneció a Mexicana. No quedará nadie excluido”.

Pidió a los ex empleados que sean “pacientes, porque viene toda una tramitología, un proceso, pero lo más importante es que ya está firmado el compromiso. En un escenario óptimo, pensamos que el dinero le caiga a los compañeros en uno o dos meses, pero puede alargarse”.

Desistimiento

Alonso Torres informó que el martes a las 13 horas acudirán representantes de la ASPA, Ajteam, sobrecargos y personal de confianza a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. En esa reunión “se desistirán de las demandas” y expuso que esos recursos legales se interpusieron porque “cada sindicato creía que tenía más derechos sobre los bienes de Mexicana que los otros, y eso trababa la negociación”.

Una vez que ocurra ese trámite, podrá empezar a discutirse cuándo se dispersarán los recursos de la compra (casi 817 millones de pesos), y para eso se establecerán “mesas de trabajo”, aunque “ya hay grandes avances respecto a cuánto le toca a cada quien, será en relación a la última nómina de cada trabajador”.

El capitán dijo que, aunque en ASPA “vemos con agrado que se haya llegado a un arreglo por fin después de 12 años, nosotros no estamos nada de acuerdo con la nueva aerolínea. Vendimos la marca pensando en las familias”.

Subrayó que existen muchas dudas respecto a si se generará una competencia desleal con las otras líneas aéreas nacionales. “No están claras las reglas. ¿Va a pagar combustible?, que es carísimo, y el TUA, ¿también lo pagará o no? Este impuesto representa 40 por ciento del costo del boleto de avión”.

Asimismo, planteó que no existe certeza respecto a si, al estar operada por militares, se contratará a personal civil o no.

Según Guerrero se dejó abierta la posibilidad de que algunos ex empleados de Mexicana sean contratados por la nueva aerolínea, aunque no hay ningún compromiso para ello. De acuerdo con Alonso Torres, eso no se ve tan viable.

Información publicada en: https://www.jornada.com.mx/2023/01/08/politica/007n2pol

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *