Patricia Carrasco | La Prensa

En México, el trabajo infantil continúa normalizándose, miles de niños y adolescentes, no van a la escuela para apoyar en la economía familiar; las niñas se quedan en casa a realizar quehaceres domésticos o en labores de cuidado. Uno de cada 6 menores de 14 años trabaja; es decir 3.3 millones de entre 5 y 17 años de edad, y cerca del 30% no recibe salario alguno por la actividad que desempeña, de acuerdo con datos de 2019.

En el marco del día del niño y la niña, miles de menores de 15 años realizan trabajos que los privan de su derecho a la educación, la salud, el juego y el pleno desarrollo. Algunos de ellos están expuestos a las peores formas de trabajo infantil, como el trabajo forzoso o en servidumbre, la explotación sexual comercial, en actividades ilícitas y conflictos armados, entre otras.

Datos de la Comisión Económica para la América Latina y el Caribe (CEPAL), afirman que México, segundo país de Latinoamérica con más casos de trabajo infantil.

En entrevista con La Prensa, Juan Martín Pérez García, coordinador de Tejiendo Redes Infancia en América Latina y el Caribe, recordó que la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019, arrojó la cifra de 2.2 millones de niños y niñas ocupados en alguna actividad económica, de la población de 5 a 17 años.

Pero a la fecha, agregó, no se cuenta con información oficial, ya no se realizó esa encuesta; la última, la financió el Departamento del Trabajo de Estados Unidos, como parte de los compromisos laborales del T-MEC, para, entre otros objetivos, combatir el trabajo infantil en México.

De acuerdo al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, en nuestro país, cerca de 800 mil niños y niñas de entre 5 y 17 años de edad trabajan jornadas de 35 y más horas a la semana y la mitad de ellos no asiste a la escuela.

La Ley Federal de Trabajo establece que la edad mínima para trabajar es de 15 años, y en muchos casos, no se respeta.

En abril del año pasado, se informó que en el Metro, 159 niñas, niños y adolescentes laboraban en los vagones, y 723 aún en la vía pública, principalmente en estaciones de la Línea 2 del STC y en calles de las alcaldías Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo, que es donde obtienen más recursos económicos por los trabajos que realizan los menores.

Y se dijo que para disminuir el trabajo infantil en transporte público o en vía pública, el DIF de la Ciudad de México aplicaría la estrategia de atención al trabajo infantil a través de la atención integral, transversal, multifactorial e intersectorial con perspectiva de derechos humanos.

El DIF identificó a 457 niños en trabajo infantil en el Metro, de los cuales, 222 son niñas y 235 son niños, además de 295 adolescentes, 121 mujeres y 174 hombres, con un total de 752 niñas, niños y adolescentes que trabajan en este transporte.

Y en vía pública se detectó a 980 niños que realizan algún trabajo de los cuales, 460 son niñas y 520 son niños, además de 573 adolescentes, 180 mujeres y 393 hombres, para dar un total de 1,553 niñas, niños y adolescentes.

Y que ya se habían atendido a 2,305 niños, niñas y adolescentes y 1,050 familias con la apertura de 64 carpetas de Investigación, que involucran a 87 menores y adolescentes, iniciadas por los delitos de trata, lesiones u omisiones de cuidado y 560 exhortos mediante carta compromiso a responsables de cuidados además del otorgamiento de 821 Becas Leona Vicario.

Los que trabajan en la calle o en el Metro, el DIF detalló que de 0 a 12 a años son el 65 por ciento y de 13 a 17 años el 35%.

Mientras que en febrero del año en curso la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo anunció que se ha conseguido que mil 423 niñas, niños y adolescentes ya no ejerzan el trabajo infantil en la vía pública y Metro de la capital, mismos que son atendidos de manera integral con el fin de garantizar el acceso a sus derechos.

También dio a conocer que tiene como prioridad atender problema de trabajo infantil en mercados públicos, y el titular del trabajo local, José Luis Rodríguez Díaz de León, convino crear un grupo de trabajo interinstitucional para desarrollar un programa que contribuya a la erradicación.

Sin escuela por apoyar la economía familiar

El Informe Nacional sobre la Violencia contra Niñas, Niños y Adolescentes, de World Vision México reveló que el 53.7% de inasistencias escolares de niños y adolescentes en México se debe a la responsabilidad de aportar un ingreso económico a la economía familiar, apoyar labores domésticas o cuidar a un familiar.

El 11.6 por ciento de estos no asiste a la escuela y el 2.3 por ciento carece de acta de nacimiento en nuestro país.

Resaltó que el trabajo infantil atenta contra el desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes, violenta gravemente sus derechos y pone en riesgo su desarrollo físico, mental y social.

Información publicada en: https://www.la-prensa.com.mx/mexico/en-mexico-se-sigue-normalizando-el-trabajo-infantil-9959553.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *