Lamenta la Unión Nacional de Trabajadores que el gobierno no los tome en cuenta


Grandes desafíos de las organizaciones sindicales que hoy enfrentan más problemas que nunca

16 de marzo de 2023

Bertha Becerra l El Sol de México

El líder del Sindicato de Telefonistas en su calidad de presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Francisco Hernández Juárez advirtió, durante su participación en los trabajos del XXI Congreso Nacional Ordinario y Elección 2023, que el sindicalismo corporativo podría pasar un escenario de sindicalismo de Estado.

“Las organizaciones sindicales hoy enfrentan más problemas que nunca. Sí no tenemos cuidado, el escenario del sindicalismo corporativo va a pasar a un escenario de sindicalismo de Estado, donde las principales condiciones y definiciones van a surgir del propio gobierno”, señaló Francisco Hernández Juárez.

El presidente de la UNT también denunció que los procesos para la legitimación sindical son complicados.

“Hoy con esta reforma laboral se introdujeron mecanismos que tienen que ver con la legitimación de los contratos colectivos de trabajo (CCT); pero creo que hasta el acta de nacimiento piden para poder ir a un proceso de legitimación sindical”.

Sostuvo que las condiciones en que ese proceso se lleva a efecto, hacen casi imposible cumplir los requisitos que solicita la autoridad.

“Ahora es más complicado revisar un CCT y más complicado, como esta reforma a los Estatutos de la UNT que tuvieran que pasar por la Reforma Laboral, serían años para que se nos aceptara un proceso de esa naturaleza”.

Expresó que la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) tiene por delante enorme desafíos, no solo la solidaridad que requieren las organizaciones sino que hoy se enfrentan más problemas que nunca.

“Es increíble cómo en un escenario de gobierno, donde pensábamos que iba a haber mejores condiciones para la vida sindical, no esté resultando tal. Tenemos más problemas que nunca. Y no solo eso, va a ser un factor para obligar a la UNT a impulsar mucho más acciones y movilizaciones que las que ahora ha diseñado, para lograr influir en el proceso que se lleva a cabo para democratizar y modernizar el mundo del trabajo”, consideró Hernández Juárez.

Afirmó el secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) que la UNT tiene una responsabilidad fundamental: seguir impulsando su fortaleza y unidad con un proyecto de trabajo muy concreto.

Señaló que en los 26 años desde su creación, la UNT y sus organizaciones impulsan la mejoría de las condiciones de los trabajadores.

Gobierno no considera a los sindicatos

Señaló que con el gobierno actual se abrieron oportunidades importantes para el país. “Un proceso de cambio que ya era indispensable en todos los niveles político, económico y social y sobre todo en el mundo del trabajo”.

Pero, dijo: “Lamentablemente, este proceso de cambio está solo influido por la visión del gobierno en lo que debe ser el cambio. Este gobierno, no considera la participación de la sociedad organizada y fundamentalmente a los sindicatos en este proceso de cambio”.

Lamentablemente, ese proceso de cambio en el mundo del trabajo me da la impresión que va a quedar inconcluso. E inclusive va a ser contraproducente para el movimiento obrero si no logramos influir en el proceso, advirtió.

Es decir, anteriormente se diseñaron las condiciones, un escenario clientelar en donde el sindicalismo fuera un instrumento político para muchas cosas, menos para favorecer los derechos de los trabajadores.

Precisamente fueron las principales razones por las que se consideró una necesidad una reforma laboral en México porque se decía muy claramente en todos países que no era correcto que México cada que quisiera participar en un acuerdo comercial, lo hiciera ofreciendo como principal factor mano de obra barata.

Eso era posible porque en México en el sindicalismo no había democracia en las organizaciones sindicales. El 90 por ciento de los CCT eran de protección patronal. Y la mayoría de los sindicatos se dedicaban más a la política que a la protección de los derechos de los trabajadores.

Ese fue el factor que influyó para que a los trabajadores se les incluyera en la reforma laboral. Después de muchos años se concretó este proceso legal para impulsar la democratización y modernización del mundo del trabajo.

Hernández Juárez recordó que desde su integración en 1997, la UNT hubo intentos de reventar su unidad. A pesar de ello la mantiene e impulsa. “

“Son 26 años y seguimos aquí tan activos como el primer día”, dijo con optimismo.

Sostuvo que esta central obrera, la UNT “ya es un referente nacional e internacional y me parece que a nivel mundial se reconoce el esfuerzo que lleva a cabo para impulsar la modernización y democratización del mundo del trabajo”.

Información publicada en: https://www.elsoldemexico.com.mx/finanzas/lamenta-la-union-nacional-de-trabajadores-que-el-gobierno-no-los-tome-en-cuenta-9775141.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *