23 de julio de 2023

Abelina Ramírez, secretaria general del Sindicato Independiente Nacional de Jornaleros Agrícolas denunció la explotación laboral de jornaleros mexicanos en Canadá

Bertha Becerra | El Sol de México

Que un jornalero agrícola tenga una visa H2-A para trabajar en Canadá, no garantiza el respeto a sus derechos humanos y laborales. La explotación de estos trabajadores ocurre no sólo en México y los EU sino también en Canadá, dijo en entrevista con El Sol de México Abelina Ramírez, secretaria general del Sindicato Independiente Nacional de Jornaleros Agrícolas (SINJA).

Al comentar la participación que tres líderes de sindicatos independientes tuvieron en la Reunión de Alto Nivel del Tratado Comercial, a invitación de ministras del T-MEC, refirió que “llevamos el tema de los nueve millones de jornaleras y jornaleros agrícolas. Y les expusimos que aún cuando no han tomado en cuenta a este sector, nosotros no hemos dejado de luchar por mejoras”.

“También tocamos el tema muy fuerte de la explotación de nosotros en México; pero también la explotación de los jornaleros no solo en EU sino también en Canadá. Y que tengan una visa no quiere decir que les garantice el respeto a sus derechos humanos y laborales”, detalló a El Sol de México.

Respecto a la situación que viven los jornaleros que van a Canadá, dijo: “Está muy difícil para la gente que se va a trabajar allá. Dura ocho meses el trabajo. Los tienen en campamentos no muy convenientes donde hay plagas, chinches y garrapatas. Tengo testimonios de trabajadores que han ido a laborar allá y se han enfermado”.

“Lamentablemente, pasa lo mismo allá en Canadá que aquí en México: No tenemos acceso a seguridad social. Y ellos, al enfermarse tienen que cubrir sus gastos médicos. Y no solamente el pago de una consulta sencilla sino cuando es una picadura grave por animales o por accidentes en el trabajo, ellos corren con todos los gastos”, añadió.

“También les comenté que no hay inspecciones de parte de las autoridades canadienses del Trabajo. No hay inspección de las empresas y no solamente en los aspectos de salud, sino del salario, las largas y extenuantes jornadas, horas y horas trabajadas, todo este tipo de situaciones”, dijo.

“Les hablé de que los jornaleros fuera de su país son más vulnerables, todavía que los que vivimos aquí en México, porque estás en tu tierra. Quieras o no hablas el idioma, hay compañeros que te dan apoyo, pero. ¿allá? Es muy complicado”, refrendó.

¿Qué dijo la ministra Mary Ng de Canadá?

Dijo que iban a trabajar para que haya inspecciones y que aún cuando no tomaron en cuenta al sector agrícola, es un sector muy importante porque gracias a la mano de obra de los jornaleros agrícolas tienen alimentos en sus mesas.

Eso sí lo reconocieron y que va a haber más inspección y más vigilancia. También tomaron nota de que les dije que hay nueve millones de jornaleros en México que viven en malas condiciones.

¿Y sobre ese tema, qué dijo la ministra Tai de Estados Unidos?

Tai estaba muy conmovida porque dijo que ellos se enfocan mucho en el trabajo forzoso, la trata de personas y el trabajo infantil. De la falta de inspectores en los campos agrícolas dijo que hablará con el gobierno mexicano para que trabajen de la mano para exigir justicia. Ojalá y así sea.

¿En México, cómo va la inspección?

También les hablamos de que en México, a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social no le dan recursos para que haya inspecciones laborales. Es el caso de aquí en Baja California y Baja California Sur, son pésimas las condiciones que tienen los inspectores. No tienen herramientas para trabajar.

Aquí por ejemplo en San Quintín, tienen que venir en auto desde Ensenada para entregar citatorios a las empresas que tienen denuncias. Según nos dijeron la STPS no genera recursos, es fondo muerto.

Los empleados de la STPS, utilizan su propio vehículo. A San Quintín vienen de Ensenada y solo un día para entregar los citatorios. El jueves dejan todos los documentos que acumula la STPS.

¿Cómo no hay inspecciones, hacen lo que quieren las empresas?

Exacto. Y en Baja Sur, tampoco ni siquiera les dan para la gasolina. Los chicos que inspeccionan no tienen auto. Solo tienen salario de oficinistas. Pero no viáticos ni vehículo para hacer las inspecciones. Ellos consiguen autos y pagan la gasolina para ir a hacer una inspección.

Nosotros fuimos personalmente allá para ver qué pasaba allá porque tuvimos muchas denuncias contra las empresas agrícolas.

Y la distancia que hay entre el Valle del Vizcaíno a Santa Rosalía, donde está la Oficina la Procuraduría, está muy lejos. Por eso los trabajadores no van a denunciar. Si lo hacen tienen que gastar mil pesos de pasaje para dos personas que tienen que hacer ese viaje. Solo el pasaje, sin viáticos. Entonces, el salario que les dan, lo que tienen que gastar y sí no les hacen caso, está peor.

Esta es la realidad. Yo expuse el tema de la realidad de los jornaleros agrícolas porque como la STPS no le genera recursos al gobierno, tampoco les interesa darle presupuesto. Entonces, por eso no hay inspecciones.

Si hablamos de que en el Valle del Vizcaíno la STPS tiene identificado 28 empresas agrícolas, un solo inspector a siete horas de distancia, sin auto, sin gasolina, sin viáticos, cómo va a inspeccionar esos campos agrícolas.

Lo mismo que pasa aquí en el Valle de San Quintín, son 60 empresas agrícolas que tienen más de 500 trabajadores cada una. Aparte los pequeños productores con 20, 40 jornaleros.

Es una realidad. Hemos tratado de tener acercamiento con la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda y con Alejandro Arregui que es el secretario del Trabajo aquí en Baja California, pero lamentablemente no hemos tenido la respuesta positiva con ellos de trabajar en conjunto para lograr los cambios.

Buscamos y tenemos el correo electrónico del titular de Trabajo Digno de la STPS, Alejandro Salafranca para enviar directamente a él nuestras propuestas y que a través de él hacerlas llegar al gobierno estatal.

Es difícil para nosotros lograr este tipo de avances:, pero algo se ha logrado. Porque nosotros parece que cuando vamos a un lugar así a exponer nuestra situación como que no nos creen. Y nosotros que lo vivimos a diario, que vienen a la oficina y nos dicen pasa esto y lo otro, son empresas la mayoría de EU que no cumplen con los derechos de los trabajadores.

Se lo tuve que decir, que una visa H-2-A a un trabajador no garantiza que esté bien. Sino que el gobierno de EU debe mandar inspectores y de sancionar a las empresas que no cumplen. Le dije: Niño berrinchudo que no me obedece, castigo para que aprenda.

Es lo que pasa con las empresas, sí no hay una sanción no se podrá meterlas en cintura, enfatizó Abelina Ramírez

Información publicada en: https://www.elsoldemexico.com.mx/republica/sociedad/tener-visa-de-trabajo-en-canada-no-garantiza-respeto-a-derechos-laborales-denuncia-sindicalista-10425157.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *