07 de agosto de 2023  ,  7:05 Alberto López/Quadratín Rebeca Hernández Marín/Quadratín MORELIA, Mich., 7 de agosto de 2023.- Pese a que Michoacán ingresó en la tercera etapa nacional al nuevo sistema de justicia laboral, lo hizo de manera improvisada y en el último momento, por lo que consolidarlo llevará años, advirtió el presidente del Colegio de Abogados Laboralistas del Estado de Michoacán (Coalmac), Luis Fernando Rodríguez Vera. 

Desde 2019 se sabía que el nuevo modelo entraría en el estado el año pasado, pero las autoridades se retrasaron en exceso, se esperaron hasta el último minuto para crear las instituciones, para preparar las instalaciones y para contratar a los nuevos funcionarios. 

Ese es el gran problema que hay, no hubo capacitación, no hubo contacto alguno previo entre los operadores del nuevo modelo y todos empezaron a aprender derecho laboral a partir del tres de octubre de 2022, en detrimento del nuevo paradigma, indicó en entrevista con Quadratín. 

A nueve meses ya de operación, señaló que, por ejemplo, el Centro de Conciliación no tiene su plataforma y ya debería de tenerla, porque la Ley Federal del Trabajo habla de buzones para notificar y hasta el momento no los hay, no se puede obtener una cita para conciliación si no es de manera presencial. 

Consideró que los conciliadores son medianamente aceptables porque se hizo de manera transparente y se fijaron algunos buenos perfiles, conocidos en el medio, personas que ya tenían certificaciones previas, pero fueron los pocos, la mayoría si bien tiene experiencia porque trabajaron en la Junta de Conciliación, en la inspección del trabajo, en la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, no fueron capacitados en el nuevo sistema. 

Rodríguez Vera señaló que el último reporte que les proporcionó el Centro de Conciliación es una eficiencia del 75 por ciento, aunque ubicándose arriba del 60 por ciento es aceptable, pero ya sea el 25 o el 40 por ciento de los casos en los que no se logra la conciliación pasan al Poder Judicial y las trabas se multiplican. 

Para empezar, explicó, les fijan fecha para conciliación previa al juicio, cuando ya salieron de esa etapa, pero no es opcional, es forzosa, tienen asignados conciliadores en cada uno de los cuatro juzgados, cuando no es su función, para eso se creó una estructura burocrática que cuesta, para que el Poder Judicial se dedique a impartir justicia. Indicó que la ley establece que los juicios no deben exceder los seis meses, pero las sentencias que se tienen son mínimas, alrededor de 80, porque no se ha permitido que los jueces entren a estudiar el fondo de los asuntos sino que están insistiendo en la conciliación en detrimento también del nuevo sistema. 

“Estamos sujetos a formalismos o tecnicismos que lo único que hace es que el trabajador se desespere y diga, está bien denme lo que quieran y, eso no tendría por qué ser, porque finalmente la impartición de justicia es de tutela de los derechos de los trabajadores”, señaló. 

Lo que ocurre, agregó, es que los jueces no son los idóneos, porque provienen de juzgados penales, civiles, familiares o mercantiles, con experiencia de 15 años, sí, pero que nunca conocieron de la materia del trabajo. 

Es por eso que están cometiendo errores garrafales, como no reconocer el poder simple que un trabajador otorga a su abogado porque es para pleitos y cobranzas y debe ser un poder ante notario o que desechen una demanda porque el trabajador no hizo la protesta de decir verdad, lo que, además de oneroso ocasiona dilación en los juicios, indicó Rodríguez Vera.

Información publicada en: www.quadratin.com.mx/politica/justicia-laboral-tomara-tiempo-consolidarla-luis-fernando-rodriguez/

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *