¿Qué hicimos? Zoé Robledo 

Ciudad de México / 29.08.2023 

Hace unas semanas mientras me encontraba grabando un podcast sobre la afiliación de las personas trabajadoras del hogar al Seguro Social explicaba varios de los mitos en torno a este tema. Aclaré que es mentira que sea difícil, que hacer el trámite no te lleva todo un día, que no tienen que ir todas las empleadoras o empleadores a hacer el registro a una subdelegación, que no hay plazos forzosos. Justo al terminar la grabación iba llegando una compañera y al saber cuál era el tema del podcast lo primero que me dijo fue: ¡Ay, es que es súper difícil afiliar, es muy complejo!

En abril de 2019 se puso en marcha el Programa Piloto para la Incorporación de las Personas Trabajadoras del Hogar al régimen ordinario del IMSS, con eso dimos el primer paso para garantizar las condiciones de inclusión, igualdad y justicia social a uno de los sectores de la población más desprotegidos, muchas veces mal remunerados y socialmente poco reconocidos.

Tiempo después, en colaboración con Marcelina Bautista, fundadora del Centro Nacional para la Capacitación Profesional y Liderazgo de las Empleadas del Hogar y Alfonso Cuarón, presentamos la campaña de medios “Fregamos y fregamos, y lo logramos”, que buscaba hacer consciencia sobre la importancia de afiliar a quienes se dedican a las labores del hogar y a informar que no es un favor, no es una ayuda, sino un trabajo digno que implica derechos y obligaciones.

El siguiente paso fue una reforma a la Ley del Seguro Social en octubre de 2022, con lo que este programa se volvió definitivo y obligatorio y el esfuerzo institucional se dirigió a hacer que esto fuera cada vez más fácil y así quienes se dedican a estas labores accedan a la atención médica, a incapacidades en caso de accidentes o enfermedades, a una pensión por invalidez o por retiro en edad avanzada y por supuesto, acceso a guarderías y a prestaciones sociales.

Gracias a esta nueva política laboral del Gobierno de la Cuarta Transformación tenemos avances: 60 mil 114 personas registradas en julio, 16 mil 828 ya cuentan con una pensión, 12 mil personas cotizan por primera ocasión y hoy 76 mil 143 personas son beneficiarias de los servicios que presta el Seguro Social. En los 76 años previos a esto, sólo 4 mil personas trabajadoras del hogar habían estado inscritas.

Aunque podemos hablar de resultados, no podemos tener una visión triunfalista, aún hay brechas importantes por cubrir. Por eso, el 16 de mayo pasado liberamos un nuevo aplicativo digital que establece facilidades y procedimientos simplificados para la incorporación. Sus principales características son: que el pago se efectúa por cada empleador de acuerdo con el salario diario y los días trabajados de cada persona trabajadora del hogar (se puede realizar por día, mes, bimestre, semestre o año).

Y lo más importante, atendiendo a una serie de recomendaciones: El IMSS extiende el beneficio del aseguramiento por todo el mes completo, cuando se cubra al menos el monto de las cuotas obrero patronales equivalentes al valor del salario base de cotización mínimo mensual de la CdMx.

En la página https://www.imss.gob.mx/personas-trabajadoras-hogar, se encuentra toda esta información, un tutorial, una calculadora de cuotas, un listado de preguntas frecuentes, datos para establecer contacto con el IMSS ante cualquier duda y el registro se realiza en menos de 15 minutos.

Para combatir la desinformación: en el IMSS dedicaremos el próximo mes a una intensa campaña de promoción y difusión de las obligaciones morales, éticas y legales que adquieren los patrones que contratan a personas trabajadoras del hogar. Hoy si no las y los afilias al seguro, es simple y sencillamente porque no quieres.

Información publicada en https://www.milenio.com/opinion/zoe-robledo/que-hicimos/el-imss-y-el-trabajo-del-hogar

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *