La persecución de este crimen y la reintegración de las víctimas requieren más recursos humanos, tecnológicos y económicos, aseguró Mario Luis Fuentes

María Guadalupe Lugo García    Nov 27, 2023

El delito de la trata de personas representa un desafío para académicos, funcionarios públicos encargados de hacer política pública, responsables de la prevención, protección y persecución de este delito y, sobre todo, para quienes se encargan de la reintegración social de las víctimas, consideró Mario Luis Fuentes Alcalá, titular de la Cátedra Extraordinaria Trata de Personas de la UNAM.

Al encabezar la ceremonia virtual de clausura de la tercera edición del Diplomado sobre Trata de Personas y Trabajo Forzoso, el universitario destacó que este es uno de los delitos más complejos e impunes porque está atrapado en la oscuridad y hoy, las tecnologías y la enorme complejidad global que implican los conflictos bélicos que se viven en el mundo, constituyen una enorme transformación de la globalización y de las estructuras de cooperación.

Mario Luis Fuentes apuntó que la persecución de este crimen y la reintegración de las víctimas requieren más recursos humanos, tecnológicos y económicos, lo que constituye uno de los grandes temas en esta época cibernética y de la inteligencia artificial.

Asimismo, indicó que en esta tercera edición del diplomado participaron 69 personas de El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, República Dominicana y Belice, “al finalizar sus tres ediciones son 216 los funcionarios, servidores públicos, investigadores, integrantes de la sociedad civil y de las distintas áreas de persecución y prevención del crimen, la restauración y reintegración de víctimas, quienes han concluido esta actividad académica a distancia”.

Las poblaciones más vulnerables

Por su parte, Johanna Aguirre Frías, jefa de Asesoría Legal Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá, dijo que como parte de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM) y de la presidencia pro tempore, a cargo del gobierno panameño, debe enfatizarse la obligación de proteger y promover los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, parte de las poblaciones históricamente más vulnerables frente a la trata de personas y el trabajo forzado.

Expuso que este diplomado está basado en el enfoque de derechos humanos y una perspectiva de género, “desde Panamá queremos agradecer enormemente a la UNAM por ayudarnos, prestarnos esa plataforma y hacer posible este diplomado. Asimismo, a la secretaría ejecutiva de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que siempre está con nosotros para hacer posible estos diplomados”.

A su vez, Luis Alonso Serrano Echeverría, secretario ejecutivo de la CRM, apuntó que la trata de personas y el trabajo forzoso son delitos complejos y, al mismo tiempo, luchar contra ellos no es fácil. Ante ello, uno de los frentes de batalla “es justo la formación y capacitación en derechos humanos”.

Señaló que las actividades formativas en materia migratoria son clave para las y los funcionarios públicos de los gobiernos de los diferentes países. “Reconocemos y agradecemos el esfuerzo de la Cátedra Extraordinaria Trata de Personas de la UNAM y su compromiso por brindar esta capacitación en forma integral. Con el diploma que ahora reciben, asumen la responsabilidad de llevar a sus países e instituciones, acciones en la defensa de los derechos humanos de las poblaciones migrantes, en particular, de las víctimas de este flagelo”.

Vínculo con la academia

En tanto que Vanessa Pocasangre, oficial de Migración Laboral de la OIT para México y Cuba, sostuvo que el reto para este diplomado es establecer el vínculo entre la academia y el quehacer de los participantes que, en su mayoría, son parte del servicio público, y establecer ese lazo entre el desarrollo académico y las nuevas tendencias de generación de conocimiento, además de los desafíos en la gestión pública en materia de trata de personas y trabajo forzoso.

Para la OIT, continuó, acompañar este esfuerzo es una experiencia rica, “quiero felicitar a los participantes porque implica una inversión importante de tiempo, sobre todo a quien cobija esta iniciativa que es la UNAM, una de las instituciones de educación superior más renombradas de América Latina, lo que hace a esta actividad académica una oportunidad invaluable de formación e intercambio”.

Reafirmó la disposición de la OIT para seguir acompañando a la CRM “en las diferentes acciones que venimos realizando de manera conjunta, así como a la UNAM y a la Cátedra Extraordinaria Trata de Personas para continuar coordinando y realizando, en la medida de nuestras posibilidades, más acciones como éstas que han sido enriquecedoras e interesantes”.

La tercera edición del Diplomado sobre Trata de Personas y Trabajo Forzoso fue impartida por la Cátedra Extraordinaria Trata de Personas de la UNAM, en el marco del convenio signado con el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá, con la participación de la CRM.

Información publicada en: https://www.gaceta.unam.mx/trata-de-personas-uno-de-los-delitos-mas-complejos-e-impunes/

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *