6 dic 2023

Por Yajaira Gasca Ramírez

El sindicalismo independiente sigue avanzando en Guanajuato y lo está haciendo a través de los mecanismos previstos por el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Con un nuevo triunfo en la empresa Draxton en Irapuato, el Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA) tiene ya tres secciones en el estado, a pesar de que se ha enfrentado a la resistencia de los sindicatos tradicionales, los cuales mantienen el apoyo de autoridades de gobierno.

La lucha de un obrero despedido injustificadamente, fue lo que en el caso de Draxton, abrió la puerta a una nueva representación aunque para ello debió recurrir al Mecanismo de Respuesta Rápida del T-MEC.

Un año y tres meses duró el litigio de Carlos González en contra de la multinacional dependiente del Grupo Industrial Saltillo. El hombre tenía 12 años de antigüedad cuando fue despedido por reclamar utilidades justas.

SINTTIA logró su primer triunfo como sindicato en la empresa General Motors en Silao en febrero de 2022, tras 25 años de hegemonía de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que encabeza a nivel nacional, el senador priista Carlos Aceves del Olmo.

En noviembre del mismo año, el sindicato independiente demandó ante el Tribunal Laboral Federal de Asuntos Colectivos en la Ciudad de México, la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo de la empresa Frankische.

La lucha sindical independiente en Guanajuato está ligada al hostigamiento y el atropello de derechos laborales que se cometen una y otra vez en empresas transnacionales instaladas en el territorio estatal.

Vence obrero a multinacional, se reinstala e impulsa libertad sindical

Detrás del cese de Carlos González estaba la incomodidad que el trabajador le causaba a Draxton por cuestionar sobre el reparto de utilidades, violaciones a derechos laborales de sus compañeros y por promover la integración de un nuevo sindicato.

El obrero logró su reinstalación en la empresa con el respeto de su antigüedad y el pago de salarios caídos por más de un año. Esto fue a través del Mecanismo de Respuesta Rápida del T-MEC en Estados Unidos.

Y es que el gobierno norteamericano encontró elementos para determinar que se violaron los derechos laborales de Carlos con su despido, pero además acreditaron agravios contra los trabajadores de forma general, porque ni la empresa ni el sindicato entregaron el Contrato Colectivo de Trabajo.

“Se cumplieron los tres propósitos por los que se dio el tema de la empresa Draxton, en donde el gobierno norteamerticano encontró elementos de violaciones a los derechos laborales y posteriormente la Secretaría del Trabajo, de igual manera encontró lo mismo; la segunda situación fue mi reinstalación y que se violaron mis derechos al ser despedido injustificadamente. Prácticamente se le obligó a la empresa Draxton a reinstalarme, respetándome todos mis derechos, antigüedad y mi salario se me restituyó por el tiempo que estuve despedido”, recordó.

El despido de este obrero abrió la puerta a la posibilidad de que SINTTIA pudiera pelear por el Contrato Colectivo de Trabajo; ese para él era el tercer propósito. El sindicato estaba hasta hace unos días en la titularidad de la Confederación de Agrupaciones Sindicales Mexicanas (CANASIM).

Carlos fue secretario del Trabajo con este sindicato, pero comenzó a ser excluido por reclamar utilidades justas, al tratarse de una empresa fundidora de autopartes -cigüeñales y frenos de automóviles-, le parecía que cada año eran más bajas.

Tras su despido, fue asesorado por la Casa Obrera del Bajío, presentó una demanda laboral y además promovió el Mecanismo de Respuesta Rápida ante el Gobierno de Estados Unidos.

El 9 de junio, el gobierno de México informó que admitió la solicitud presentada por las autoridades estadounidenses relativa al anexo 31, herramienta prevista para imponer reparaciones o denegaciones de derechos a trabajadores dentro del Tratado entre México, los Estados Unidos de América y Canadá.

Esto obligó a la Secretaría de Economía a verificar si ocurrieron actos de injerencia patronal en las actividades sindicales tendientes a apoyar, controlar y demostrar favoritismo hacia el sindicato titular del contrato colectivo; actos de intimidación, hostigamiento, amenazas y vigilancia en contra de personas trabajadoras en razón de su preferencia sindical.

A través de la investigación se acreditaron algunas de estas malas prácticas que obligaron a la votación.

Carlos González recordó que para la presentación de la queja se buscó el contrato vigente en aquel entonces; sin embargo, la empresa y el sindicato lo mantuvieron oculto por meses. A través de transparencia se les informó que había tres contratos depositados a nombre de Draxton, por lo que no se sabía cuál era válido.

“El hecho de haber tres contratos colectivos registrados, que tuvieron algún propósito, quizás confundir para evitar que alguien intentara pelear la titularidad del contrato…hubo evidencia suficiente para documentar y declarar que sí había habido violaciones de derechos, se fueron dando las cosas, las tres situaciones por las que en un principio, yo apoyándome con casa Obrera del Bajío, decidí luchar”, agregó.

El trabajador cree que actualmente el Mecanismo de Respuesta Rápida es la herramienta más eficiente para responder a abusos laborales de las empresas. Él pudo recuperar su trabajo y ver la transición sindical.

SINTTIA logró 243 votos a favor contra 151 para CONASIM en la elección por la representación del Contrato Colectivo en Draxton. Carlos formará parte del comité sindical interino, mientras los trabajadores organizan la elección y eligen a su secretario, como lo establecen los estatutos del sindicato independiente.

Crece SINTTIA en Guanajuato, trabajadores buscan su representación

En la negociación de los dos últimos contratos de la empresa General Motors, el sindicato independiente ha logrado un incremento de 25% al salario y prestaciones. Esto es un logro histórico, aseguró la lideresa de la sección de SINTTIA en esta planta, Alejandra Morales Reynoso.

Fue en febrero de 2022 cuando se llevó a cabo en la empresa automotriz de Silao la votación para determinar la representación sindical y los independientes obtuvieron el triunfo con el apoyo de más del 70% de los trabajadores- cuatro mil de seis mil votos posibles.

Un año antes, los trabajadores de GM habían rechazado la representación del sindicato cetemista “Miguel Trujillo”, por lo que el Centro de Conciliación Laboral se vio obligado a repetir la elección.

La Confederación de Trabajadores de México representaba a los obreros de General Motors en las negociaciones de contratos laborales casi desde sus inicios, hace 25 años.

SINTTIA se consolidó con el triunfo en GM en febrero de 2022 y su secretaria general ya ha podido negociar dos contratos colectivos de trabajo; Alejandra sostiene que han logrado mejoras significativas.

“Tan solo los aumentos al salario, que está muy por encima, doblando y triplicando los anteriores aumentos que se daban año con año. El último que conseguimos fue de 8.5 más prestaciones, eso nos da más de un 13% en aumento, el anterior conseguimos 10% al salario más del 2% en otras prestaciones, esto prácticamente nos da arriba del 25% en el aumento salarial en dos revisiones, repito en menos de un año, y ahora toca trabajar en Frankische y en Draxton por las mejoras salariales”, señaló.

Hasta 2022, el salario base de los trabajadores de GM era de 184 pesos el más bajo y del 468 pesos como tope por jornadas de 12 horas. Con el aumento de 25%, el salario de 184 habría subido a 228 y el de 468 hasta 585 pesos. Sin embargo, en 2023 se hizo vigente el incremento al salario mínimo a nivel nacional de 20%, por lo que la base para el salario general pasó de 207 a 248 pesos diarios.

Alejandra Morales recordó que el acercamiento de trabajadores de Draxton con el sindicato independiente surgió de diversas inconformidades dentro de la empresa, para las que se optó la presentación del mecanismo internacional del TMEC.

En tan sólo dos años y con la reciente victoria en la empresa irapuatenses, la emergente agrupación sindical ya aglutina tres secciones, dos en Silao y una en Irapuato.

Morales Reynoso afirma que hay más empresas interesadas en trabajar con SINTTIA, pero reconoció también que en algunos casos, aún persiste el miedo de los trabajadores de ser despedidos.

“Se han acercado porque han visto los resultados del sindicalismo independiente y ven que es mucha la diferencia a otros sindicatos, se hacen buenos planes de trabajo, cada sección tiene sus representantes que son obreros de cada una de las empresas, cada sección debe respetar los estatutos, pero cada una se debe dirigir independientemente”, dijo.

En 2022, empleados de Mazda tuvieron acercamiento con la Casa Obrera del Bajío para tratar de organizarse en un sindicato independiente, esto después de un despido masivo.

Esto ocurrió en el momento clave de la votación por la renovación del contrato colectivo y el anuncio de la empresa de un incremento en su producción. El proyecto en esta empresa no se consolidó.

El control sindical en esta planta lo mantiene desde hace ocho años la CTM con Alfonso Aceves del Olmo, hermano del líder nacional de la CTM, Carlos Aceves del Olmo.

SINTTIA contempla la posibilidad de pelear por la titularidad del contrato colectivo en la empresa Yazaki y en General Motors San Luis Potosí, esto el próximo año.

El orgullo de un proyecto que se internacionaliza

El origen del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz surgió de la movilización de empleados de General Motors, que en un inició pensaron en el proyecto: Generando Movimiento.

Israel Cervantes, su fundador, fue despedido el 28 de agosto de 2019, buscó su reinstalación y no la logró, pero en lugar de eso se convirtió en el líder de la lucha sindical en Guanajuato.

Hoy, desde la Casa Obrera del Bajío brinda acompañamiento y asesoría a trabajadores de la entidad, denunciando la irregularidades de los sindicatos tradicionales e incluso apoyando causas internacionales

“Logramos apoyar en la campaña para que se ganara el contrato colectivo (en GM), al final de cuentas la empresa General Motors no me reinstala. Hacemos la Casa Obrera del Bajío y la llevamos a nivel internacional”, subrayó.

Como representante de la Casa Obrera del Bajío, organización ubicada en Silao, Cervantes ha participado en la Conferencias Mundial contra la Guerra y la Precariedad Laboral en Francia, también en la Huelga de Trabajadores de Labor Notes en Michigan, en donde un grupo de mexicanos ganó la propiedad de una fábrica que fue cerrada recientemente.

A nivel local, además de apoyar los procesos para la titularidad de contratos colectivos en General Motors, Frankische y Draxton con el sindicato independiente, la Casa Obrera ha apoyado las causas de empleados de Mazda y Gissing, empresa ubicada en León que se declaró en quiebra e intentó evadir el pago de liquidaciones a obreros.

Israel Cervantes comentó que el acercamiento de empleados de distintas empresas con la Casa Obrera continúa, pues los resultados que se han visto a través del sindicalismo independiente los motivan a buscar mejores condiciones.

Por lo pronto, el líder sindicalista consideró que una de las batallas pendientes es la titularidad del contrato colectivo en la empresa Yazaki, en donde también se interpuso un Mecanismo de Respuesta Rápida del T-MEC.

En este caso, la acción internacional no se ejecutó porque la empresa emitió un compromiso de neutralidad y respeto a la clase trabajadora.

Información publicada en https://poplab.mx/v2/story/Sindicato-independiente-gana-nuevo-contrato-en-Draxton-de-Irapuato

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *