Agencia Reforma

martes, 19 diciembre 2023 

Ciudad de México.- Los sindicatos “charros” o “blancos” conservan su lugar dominante a pesar de las nuevas disposiciones de la reforma laboral, de acuerdo con expertos.

Héctor de la Cueva, coordinador del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical, advirtió que los viejos aparatos sindicales aprovecharon las legitimaciones de los contratos colectivos de trabajo.

Además, añadió, hay un entendimiento de las candidatas a la Presidencia con los viejos líderes.

“Estamos viendo una actitud de conciliación con los viejos aparatos sindicales. Quienes capitalizaron más la legitimación de contratos fueron los viejos aparatos sindicales que se reciclaron, la mayoría de las legitimaciones fueron simuladas y permitieron legitimarse a las viejas centrales.

“Las autoridades laborales mexicanas e incluso las candidatas a la Presidencia de la República, van al congreso de CATEM (que dirige Pedro Haces), se reúnen con las viejas centrales sindicales e ignoran al sindicalismo independiente”, dijo De la Cueva.

Agregó que el crecimiento de las solicitudes de constancias de representatividad por organizaciones del sindicalismo “charro” y la aparente reducción de disputas por titularidad es un síntoma de que conservan el control la mayoría de las organizaciones sindicales corporativas y blancas, a pesar de las nuevas disposiciones.

Hay muchos sindicatos de protección que se están cambiando de camiseta compitiendo para ver quién es el brazo corporativo del nuevo Gobierno, aseguró.

“Si se cae en ese juego tendremos una repetición de la historia”, consideró.

En un Reporte de Investigación del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical y el Centro de Apoyo para la Libertad Sindical se advierte que 2023 fue un año clave en la transición al nuevo modelo laboral.

Ambas organizaciones destacaron que este año se cerró el periodo de legitimación de los contratos colectivos de trabajo.

Sin embargo, consideraron, los contratos legitimados fueron llevados a cabo como simulaciones, donde la base trabajadora no tenía completa la información de la naturaleza de la votación, las explicaciones por parte de las directivas sindicales fueron imprecisas y los criterios de validación del Centro Federal de Conciliación fueron irregulares.

Además, se ha detectado un crecimiento exponencial de la solicitud de constancias de representatividad (casi 9 mil), en su mayoría, por parte del sindicalismo “charro” y de protección.

Es decir, están reclamando el liderazgo para representar a los trabajadores en diversos centros de trabajo.

Información publicada en: https://diario.mx/economia/pasan-sindicatos-charros-prueba-laboral-20231219-2132634.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *