Por María del Pilar Martínez

Miércoles 21 de Febrero de 2024 

La Auditoría Superior de la Federación explicó que no se establecieron criterios ni metodologías para fortalecer los mecanismos de inspección que pudieran comprobar que se terminó con las malas prácticas en materia de subcontratación.

La reforma en subcontratación (outsourcing) de 2021 fue motivo de una auditoría de desempeño, en donde la ASF encontró una limitante para medir “la magnitud real y el avance” que tuvieron las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, a la del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

La reforma en subcontratación (outsourcing) de 2021 fue motivo de una auditoría de desempeño, en donde la ASF encontró una limitante para medir “la magnitud real y el avance” que tuvieron las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, a la del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) explicó que no se establecieron criterios ni metodologías para fortalecer los mecanismos de inspección que pudieran comprobar que se terminó con las malas prácticas. Incluso las estimaciones en materia de sustitución patronal, elaboradas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Infonavit, presentaron una diferencia del 25.5% respecto de los trabajadores migrados con su patrón real.

Mientras que el IMSS no dispuso del número de trabajadores migrados mediante la presentación de trámites; la coordinación interinstitucional tuvo deficiencias para regular los procesos sustantivos de la reforma.

Entre otras observaciones que presentó la ASF a las dependencias de gobierno destaca que de las 275 solicitudes aceptadas en el REPSE (Registro Público de Servicios Especializados), que fueron revisadas en una muestra aleatoria por el grupo auditor, el 18.2% no se encontraban al corriente en el cumplimiento de obligaciones de seguridad social ante el IMSS o el Infonavit y, en 2022, la STPS realizó visitas de constatación únicamente al 1.1% (1,508), de las 131,933 personas físicas o morales inscritas en el REPSE.

El grupo auditor de la ASF emitió tres recomendaciones al desempeño, las cuales permitirán a la Secretaria de Trabajo a: formalizar los mecanismos de inspección con otros entes gubernamentales que permitan cumplir con los objetivos de la reforma laboral en materia de subcontratación; disponer de indicadores que permitan dar seguimiento y evaluar el grado de avance respecto de la subcontratación de servicios especializados u obras especializadas, y la atención del problema público vinculado con la prevalencia de esquemas de subcontratación ilegales, así como garantizar que la integración de expedientes del Padrón Público de Contratistas de Servicios Especializados u Obras Especializadas disponga de información relevante, de calidad, accesible, correcta, actualizada, suficiente, válida y verificable.

Algunos datos que presentó la ASF revelan diferencias entre instituciones; por ejemplo, en la STPS se informó que en materia de migración de trabajadores, la STPS estima 2 millones 884,400 trabajadores, mientras que el Infonavit reportó 2 millones 147,900, lo que significó una diferencia del 25.5% (736,500 trabajadores).

“Aun cuando la STPS y el Infonavit estimaron los resultados de la migración de trabajadores; la subcontratación de personal por sector económico; la reubicación por sector económico de los trabajadores subcontratados; el salario, y las empresas, las diferencias de ambas estimaciones implicó que no se tuviera evidencia del impacto de la reforma en el proceso de transición referido a la sustitución patronal”, indica el informe de la ASF.

Respecto al IMSS, la ASF reveló que para realizar el proceso de migración de trabajadores, 3,750 patrones pudieron ser omisos en la presentación del trámite de sustitución patronal por subcontratación; sin embargo, informó que, en 2022, para validar que dichos patrones incumplieron con la presentación del trámite “se encuentra en proceso de análisis por parte de los órganos operativos, y cuenta con cinco años para ejercer sus atribuciones de fiscalización a patrones y sujetos obligados”.

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Sin-mecanismos-de-inspeccion-es-dificil-conocer-el-impacto-real-de-la-reforma-en-outsourcing-ASF-20240221-0086.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *