Tras las huellas de Raúl Beyruti


Que Raúl Beyruti está de regreso, pero no precisamente en el tema del outsourcing.

Resulta que en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se percataron de que Marco Reyes Saldívar, representante de la Unión Nacional Independiente de Trabajadores y Empleados de Limpieza (UNITYEL), utiliza la estructura de colaboradores que mantenía el empresario en México, para cuestionar a las empresas que ganan contratos de limpieza y que, curiosamente, están más que alejadas del sindicato que representa Reyes Saldívar.

Al interior de la 4T creen que este es un acercamiento del empresario a nuevos negocios, en donde pueden tener ciertas ventajas por sus conocimientos de los sectores y capacidad de inversión. Que quiere regresar a su país, pero mientras tenga el poder López Obrador y sus seguidores, se ve difícil su retorno.

Recordemos que Raúl Beyruti fue acusado por Claudia Sheinbaum, ex jefa de gobierno y hoy candidata de Morena a la presidencia, de utilizar diferentes recursos para atacar al gobierno de la Ciudad de México. Así que para quienes preguntaban qué relación existe entre Raúl Beyruti y Marco Reyes, tal vez solo deben revisar los cuestionamientos que existen contra funcionarios públicos que no entregan las licitaciones de limpieza a las empresas cercanas a la UNITYEL. Que hay algunos espectadores que solamente andan ciudando las huellas de los cercanos de este personaje, así como las de otros empresarios que no le caen bien a algunos de los hombres y mujeres en el poder en estos días.

El gobierno federal comenzó a documentar anomalías y no dude que de un momento a otro notifique sobre estos hechos a la FGR de Alejandro Gertz Manero, con la finalidad de acabar con este tipo de prácticas.

Además, también documentan qué funcionarios públicos cercanos a Thalía Lagunas son cercanos a Marco Reyes, y solicitarán una lista de los contratos que tienen que empresas como Mer Solutions, Ocram Seyer (el nombre del líder sindical al revés), Semalyn, Limpieza y Mantenimiento Xielsa, Reisco y Rapax, con el objetivo de presentar una denuncia ante la Comisión Federal de Competencia Económica y de la misma Secretaría de la Función Pública para indagar si hubo colusión con servidores públicos.

Por su parte, Raúl Beyruti obtuvo un amparo de parte de un juez federal ante las acusaciones de delincuencia organizada y lavado de dinero. Tras esta sentencia, Claudia Sheinbaum cuestionó cómo este juez dio un amparo a este hombre de negocios que prácticamente se exilió al tomar la Cuarta Transformación el rumbo del país, sus negocios y contratos.

Que tanto Marco Reyes Saldívar en el sector de limpieza como Raúl Beyruti en el manejo de nóminas, estarán más que vetados de la próxima administración, en caso de llegar como al interior de Palacio esperan, Claudia Sheinbaum al poder.

Información publicada en: https://www.elsoldemexico.com.mx/analisis/el-espectador-tras-las-huellas-de-raul-beyruti-11439251.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *