08 de marzo de 2024

Para la Red de Mujeres Sindicalistas, conmemorar el 8 de marzo, pasa por hacer un breve balance de los logros y los pendientes de las mujeres trabajadoras y sindicalistas en México. 

La Reforma Laboral del 2019, representa sin duda un gran avance en materia de derechos laborales para las trabajadoras de México, así como la Ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre la  violencia y el acoso sexual en el mundo del trabajo.   

El trabajo que durante años hemos realizado las mujeres trabajadoras por hacer visible la discriminación y la violencia laboral por razones de género y la exigencia de eliminar este tipo de prácticas se encuentra ahora plasmada en las leyes y normas, el camino que sigue es fortalecer los derechos laborales y que éstos pasen a transformar la realidad de las mujeres, para avanzar en el trabajo digno y la representación verdadera de las trabajadoras en las organizaciones sindicales.  

Con el trabajo de las mujeres se aporta al desarrollo de la sociedad en su conjunto. Sin embargo, las condiciones precarias del trabajo continúan profundizando las brechas de desigualdad, sigue sin reconocerse y sin valorarse en su justa dimensión la presencia de las mujeres al trabajo asalariado, a la economía formal e informal. Las dobles o triples jornadas, los bajos salarios, la inestabilidad laboral, la falta de acceso a la seguridad social, no tener un sistema de justicia laboral con perspectiva de género, son las características que prevalecen y contra los cuales seguiremos luchando por el adelanto de la igualdad sustantiva, la justicia y la democracia en México.

La Red de Mujeres Sindicalistas, a lo largo de 27 años de trabajo promueve el fortalecimiento de los liderazgos de las mujeres trabajadoras al interior de sus organizaciones sindicales, el conocimiento y formación de los derechos laborales desde una perspectiva de género. Hemos presentado propuestas de reformas a las leyes para el avance de los derechos laborales de las mujeres y estamos convencidas de que la participación de las trabajadoras en espacios de toma de decisiones y con el compromiso por la igualdad de género, se contribuirá a que los derechos laborales se conquisten y se respeten plenamente.

La apropiación de los derechos ganados y la exigencia de éstos, son un pendiente por el que seguiremos trabajando, avanzar en mejores condiciones labores, la participación de las mujeres en la construcción de organizaciones sindicales democráticas, auténticas e igualitarias, así como la armonización de las leyes que garanticen que estos derechos sean efectivos, es el reto en el que vamos a seguir construyendo el camino para el trabajo digno de todas las mujeres.

Desde la RMS seguiremos construyendo junto con otras mujeres, las propuestas, los saberes, las reflexiones que nos permitan arribar al trabajo digno y que la igualdad sustantiva sean una realidad.  Este 8 de marzo, nunca más un México sin la voz de la trabajadoras. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *