Federico Rubli Kaiser

22 de febrero de 2022

Al presidente se la han prendido varias fogatas nuevas durante las últimas semanas: el tema de su hijo, la guerra con Loret y los medios, los asesinatos de periodistas, y la postura de Estados Unidos ante la reforma eléctrica. Fuegos cada vez más intensos y numerosos pueden terminar por incendiar el bosque de la 4T. Hay una pira que ya lleva dos años y que pone de manifiesto el talante arbitrario y autoritario que atiza un conflicto laboral al interior del gobierno y que no ha recibido la debida atención pública. Es la huelga en Notimex que cumple ya 732 días. Una duración inaudita que claramente refleja la poca voluntad por querer solucionar este paro laboral.

La historia resumida es la siguiente: El 21 de marzo de 2019, a propuesta del presidente, el Senado designó a Sanjuana Martínez como directora de la agencia gubernamental de noticias Notimex. Connotada periodista de investigación que ganó varios premios, sobre todo uno por su reportaje sobre la pederastia clerical en el país, parecía un nombramiento sensato. Pero muy pronto se vio la línea que la directora debió haber recibido de la presidencia: limpiar a la entidad de reporteros y personal percibido como contrarios a la 4T para controlar directamente a la agencia. Comenzó el desmantelamiento:  Sanjuana despidió masivamente de forma irregular a 245 empleados, entre reporteros, corresponsales, editores y fotógrafos; cerró muchas corresponsalías en el extranjero de una red amplia que se tenía en el continente americano y Europa, y nombró personal leal a ella, muchos sin preparación. Pero el plan de López Obrador de controlar esta agencia de medios no contó con que los cerca de 225 empleados sindicalizados (del total de 380), resistirían las arbitrariedades, emplazando una huelga que estalló en febrero de 2020. El sindicato argumenta la violación al contrato colectivo de trabajo, inició 85 juicios laborales y acusó a la directora de despidos injustificados, despotismo y acoso laboral. Las operaciones de Notimex han estado suspendidas desde junio del mismo año. Pero Sanjuana y su personal de confianza cobran su salario y, aunque sea de forma limitada, utilizan ilegalmente las instalaciones para el poco trabajo que pueden realizar.

En esto dos años se han establecido mesas de diálogo para solucionar el conflicto, pero sin avances. Ya van varios meses sin ninguna mesa. Los huelguistas se han apostado ya varias veces afuera de Palacio Nacional pidiendo ser escuchados en la mañanera, pero se le ha negado el acceso. En julio de 2021 Jesús Ramírez lanzó un ultimátum al sindicato de aceptar sus condiciones, pero éste las consideró improcedentes y desconoció a Sanjuana como interlocutora por las acusaciones hechas. Cabe mencionar que se obtuvieron todos los laudos favorables a los trabajadores.

López Obrador les da la espalda a los propios trabajadores del gobierno. Es una lucha de resistencia donde claramente el gobierno piensa no ceder. He aquí otro inverosímil conflicto con periodistas, violatorio de los derechos laborales.732 días y contando… (Fuentes consultadas: Proceso, varios sitios de internet y @sutnotimex)

Twitter: @frubli

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/opinion/732-dias-de-huelga-en-Notimex-20220222-0018.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *