Marielena Vega

28 de junio de 2022

El teletrabajo es una forma plástica de ejercitar una labor y aunque no es fácil su aplicación, la realidad es que hay muchas lagunas en las leyes actuales que hacen más compleja la situación, y la fecha límite está por llegar.  

La cuenta regresiva que comienza a presionar a la Secretaría del Trabajo al mando de Luisa María Alcalde Luján. En julio de este año, vence el plazo de la ley de Home Office, para entonces, dar pie a la norma oficial que regule los aspectos de seguridad y salud en el teletrabajo, lo cual, pone en disyuntiva los retrasos y falta de entendimiento a esta nueva fórmula laboral.  

Pero es precisamente lo que conocemos como la NOM 037 la que debe de explicarse, ampliarse o sustituirse por una norma que regule el trabajo en materia de salud y condiciones laborales, porque, hoy por hoy, es la que pone al descubierto las lagunas en el tema. De ahí la urgencia de hacer una norma nueva oficial mexicana que establezca estos lineamientos. 

El gran error de la NOM 37 es que no se ha concientizado a trabajadores y a empleadores que se debe tener un buen ambiente, además, lo que busca regular la NOM 37 son cosas que son irregulares, como es el caso del horario, lo cual, limita dicha forma de trabajo a una localidad dadas las diferencias de horarios de un país a otro, por ejemplo.  

La norma 37 quiere definir horario de trabajo, de inicio y de terminó, lo cual es erróneo, porque una empresa extranjera contempla horarios diferentes. E imposibilitaría el teletrabajo para mexicanos.  

Las constancias de situación fiscal es otra limitante del teletrabajo, y a la responsabilidad de la empresa o pagos que se verán disminuidos, porque no son reglas desiguales para México de frente a otros países del mundo.  

Se requiere de una norma oficial mexicana pero que sea operante, es mejor tele legislación pequeña pero inteligente, que una norma que quiera abarcar tanto que deje fuera esta nueva forma de trabajo, que llego para quedarse. 

Por ejemplo, no se puede pedir al empleador que paguen todos los insumos, debe de haber un prorrateo entre servicios como; luz, internet y servicios que se utilizan. Así como una capacitación de cómo se debe trabajar.  

La pregunta es si se podrá realizar en los tiempos, o seguiremos viendo un retraso en el tema que ponga en alerta al vecino país, el cual, sigue muy de cerca el tema laboral, de frente a la firma del TLCAN.  

ROBO DE IDENTIDAD. Se manejan más de 18 millones de mails basura que buscan generar robo de identidad para hacer desfalcos financieros.  

Tan es así que los mecanismos son cada vez más sofisticados. Para los más jóvenes las redes sociales son el canal más sofisticado para atraparlos, desde empresas muy alineados al perfil. 

Aunque el esquema de pretender ser el banco, ser una empresa u ofreciendo servicios de salud. De ahí que los Grupos Financieros buscan apegarse a las reglas de la CNBV, Buró de Crédito y Condusef a fin de que se puedan establecer los reclamos y seguimientos permitentes. Así que, como usuario de esquemas financieros, a hacer lo propio.

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/opinion/De-cabeza-el-teletrabajo-20220628-0022.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *