Jueves 9 de junio de 2022

En vísperas del día mundial contra el trabajo infantil, el próximo 12 de junio, la organización humanitaria global, World Vision México recordó que aún hay mucho que hacer a favor de las infancias, pues en nuestro país, hay 3.3 millones de niñas, niños y adolescentes se encuentran en situación de trabajo infantil, incluyendo quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, según cifras de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) del Inegi.

En la Ciudad de México, aunque se argumente los usos y costumbres, cientos de niños de la comunidad indígena “trabajan” en las calles, ya sea vendiendo chiles, mazapanes, dulces o bien piden limosna para ayudar a sus padres que también se dedican a la misma actividad.

Inclusive, en abril pasado, el DIF de la Ciudad de México dio a conocer que detectó a 2,305 niños y adolescentes que trabajan en las calles y el Metro de la capital.

En el Metro de la ciudad el DIF ubicó a 752 menores con los que comenzó a trabajar en agosto de 2020; mientras en las calles de la capital se encontró a 1,553 niños y adolescentes en trabajo infantil

El 65% de los menores en trabajo infantil son niños de 0 a 12 años, mientras alrededor del 35% son adolescentes de los 13 a 17 años, de acuerdo con la titular del DIF CDMX.

World Vision México recordó que el trabajo infantil atenta contra el desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes, violentando gravemente sus derechos y poniendo en riesgo su desarrollo físico, mental y social.

Miguel Ángel Laporta, Director Nacional de World Vision México, argumentó que la organización desde hace 40 años, ha promovido, un enfoque integral para la prevención del trabajo infantil y la promoción de los derechos laborales, que incluye la colaboración con las comunidades, los trabajadores agrícolas, las familias, las escuelas y los sectores público y privado.

Ejemplificó el caso de Oaxaca, que presenta la mayor tasa de trabajo infantil en el país con 21.5% y Veracruz se encuentra en 9º lugar con 13.1%. Las principales ocupaciones no permitidas que realizan niñas, niños y adolescentes son actividades agrícolas, ganaderas, forestales, caza y pesca seguido de la minería, construcción e industria.

“No es que los jóvenes no puedan trabajar, estamos conscientes de la situación económica por la que atraviesa nuestro país pero, las condiciones laborales deberán estar alineadas con sus derechos”, resaltó.

Con el objetivo de prevenir el trabajo infantil y promover la mejora de condiciones laborales en comunidades agrícolas migrantes como los campos de caña de azúcar y café, nace el programa Campos de Esperanza, colaborando con el sector privado y en coordinación con el Gobierno de México a nivel federal, estatal y municipal.

Con este programa se ha logrado que: más de 20,000 productores y trabajadores agrícolas capacitados en prevención del trabajo infantil y derechos laborales. Más de 2,000 servidores públicos capacitados en prevención del trabajo infantil y derechos laborales.

Más de 1,500 niñas y niños identificados en riesgo de trabajo infantil, reciben servicios educativos. Más de 2,500 niñas, niños y adolescentes participaron en talleres de preparación para la vida.

Más de 300,000 personas de comunidades rurales han sido influenciadas positivamente a través de campañas de sensibilización sobre el trabajo infantil y los derechos laborales.

La organización colabora con representantes del sector agrícola para identificar las actividades agrícolas que no son peligrosas y pueden ser desempeñadas por adolescentes en edad permitida de trabajar, de acuerdo con la última modificación a la Ley Federal del Trabajo (15 años de edad).

Destacó que para el año 2019, en el Estado de Puebla, el INEGI reportó 196,843 niñas, niños y adolescentes en situación de trabajo infantil, equivalente al 12.7% de la población de 5 a 17 años.

En ese mismo año, World Vision México llegó a Tehuacán Puebla, implementando el proyecto especial, dicho proyecto ha sido diseñado con el propósito de prevenir el trabajo infantil mediante la sensibilización, la promoción de buenas prácticas de manufactura y la reinserción escolar de niñas y niños en situación o en riesgo de trabajo infantil.

En el contexto local, el trabajo infantil se entiende como situaciones de explotación y maltrato de menores de edad. Conlleva un pago, un horario que cumplir y un empleador.

Información publicada en: https://www.la-prensa.com.mx/mexico/trabajo-infantil-laboran-3.3-millones-de-ninos-en-mexico-8410813.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *