Luis Miguel González

04 de julio de 2022       

Es importante que en México se entienda que la negociación del capítulo laboral del T-MEC coincide con la discusión y aprobación del capítulo laboral… la pregunta de cómo va el T MEC en lo laboral se puede también responder con otra pregunta ¿cómo va la implementación de la reforma laboral?”

Naomi C. Fellows, consejera para asuntos laborales, Embajada de Estados Unidos

La pregunta de cómo va el T-MEC en lo laboral se puede responder con otra pregunta: ¿cómo va la implementación de la reforma laboral?, dice Nancy C. Fellows, consejera laboral de la embajada de Estados Unidos. “Ambos temas están muy relacionados, porque la negociación del capítulo laboral del T-MEC coincidió con la discusión y aprobación del capítulo laboral… una cosa clara es que México tiene muy buenas leyes, pero la implementación es otra cosa”.

La conversación con Fellows se da en el contexto de dos años de entrada en vigor del T-MEC. ¿Qué percepción hay en Estados Unidos de los avances de lo laboral en México?, le preguntamos. Su respuesta da una idea de las voces que participan en esta conversación: “Si hablas con sindicatos, dirán que no va tan rápido. Ellos quieren ver una transformación radical del mundo sindical mexicano, con muchos sindicatos que negocian por salarios más altos y mejores condiciones laborales… los congresistas, depende de qué lado están. Hay unos que quisieran mantener los empleos en Estados Unidos, pero si hubiera competencia desde México, que esa competencia fuera más pareja, que no sea desleal. Desde la perspectiva del Gobierno, que es la que yo represento, nos parece que ha ido muy bien. En particular, vemos que los casos en que se ha recurrido al Mecanismo de Respuesta Rápida están trabajando muy bien”.

Los principales retos en lo laboral caben en tres bloques: democracia sindical, justicia laboral y equidad de género. “Cada uno es importante y tiene sus espacios de diálogo y solución. Están reflejados en la reforma laboral, en el T-MEC  y en las conversaciones sobre la laboral que ha habido en México desde hace muchos años. Está claro que todos sabían que eran cosas que debían cambiar. Creo que un tema del que también debemos tener una conversación más seria es el relacionado con la equidad de género y los problemas de las mujeres en el mundo laboral. Son los salarios, las oportunidades, pero también los riesgos de acoso para las mujeres. Estoy consciente de que no son los únicos temas, hay también asuntos muy importantes como la erradicación del trabajo infantil y el trabajo forzoso”, di ce la consejera .

Un tema que ha despertado mucho interés y recelo en México es la presencia de los agregados laborales, “no son inspectores. El trabajo de inspección corresponde a las autoridades mexicanas”, dice Nancy Fellows, “los agregados son expertos técnicos que entre otras cosas se dedican a ver de qué manera podemos ayudar a que México cumple mejor con la agenda de su reforma laboral y la implementación de los compromisos laborales en el T-MEC. Hay que tener en cuenta que el Congreso de Estados Unidos le dio 180 millones de dólares al Departamento del Trabajo de Estados Unidos para hacer programas de asistencia técnica en México. Ahora son 18 programas y abarcan muchos temas. Tienen que ver con erradicar el trabajo infantil; democracia sindical y también con otros asuntos, entre ellos salud y educación o capacitación”.

El trabajo de los agregados es la otra cara de la moneda de la labor que hace Fellows: “Mi posición, consejera laboral de la embajada, ha existido desde hace más de una década. En la representación de Estados Unidos, siempre hay alguien que se enfoca en el tema laboral, que tiene mucha importancia en lo económico, pero también se relaciona con otros aspectos. Si la situación laboralestá calmada en un país, no por represión, la economía va a funcionar mejor y no afecta la seguridad nacional”.

Esta agenda estadounidense, con énfasis en lo laboral no es exclusiva de la relación con México, subraya la funcionaria, “para la Administración BIden/Harris el tema laboral es central, en las políticas económicas dentro de Estados Unidos y en las relaciones bilaterales con muchos países. La representación de los trabajadores dentro del mundo económico es una prioridad de esta administración, en eso sí hay un contraste respecto a otros momentos. En inglés se llama Worker Centered Economic Policy”.

Esta dimensión global de lo laboral está presente, también, en la reorganización de las cadenas de valor, “muchas empresas se fueron a Asia por las ventajas que ofrecía en costos laborales. Ahora que muchas empresas están revisando dónde colocar sus fábricas, deberán tomar en cuenta que hay muchas cosas que están cambiando en el mundo del trabajo. Una cosa es clara: sus costos laborales serán un poco más altos”.

Las cinco quejas a través del MLRP

El 10 de diciembre de 2019, los tres países socios del T-MEC firmaron el Protocolo Modificatorio del T MEC, el cual entre otras cosas incluyó el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR), para vigilar que México cumpla sus obligaciones en materia laboral en instalaciones específicas.

Este mecanismo permite al Gobierno de los Estados Unidos emprender acciones de aplicación acelerada de sanciones contra fábricas particulares que parezcan estar denegando a los trabajadores el derecho a la libertad de asociación y a la negociación colectiva en virtud de la legislación mexicana.

El mecanismo de respuesta rápida se aplicará en sectores prioritarios, es decir, aquellos que producen bienes manufacturados, suministran servicios o involucran a la minería. Los manufacturados son productos y componentes aeroespaciales, autos y autopartes, productos cosméticos, productos horneados industriales, acero y aluminio, vidrio, cerámica, plástico, forjas y cemento.

Hasta el momento, van cinco quejas laborales que han usado este mecanismo:

1. GM en Silao, Guanajuato. Una representación sindical nueva ganó con el 78% de aprobación y logró la negociación para un contrato colectivo con un aumento salarial de 8.5%

2. Tridomex, en Matamoros, Tamaulipas. El 86% de los trabajadores votaron por cambiar de representación sindical. La STPS de México subraya que en este caso se estableció el precedente de No Retroactividad , dado que las violaciones que formaban parte del alegato fueron previas a la entrada en vigor del T MEC.

3. Panasonic, en Reynosa, Tamaulipas. El plazo de revisión de 45 días está a punto de concluir. El nuevo sindicato logró negociar un contrato colectivo con incrementos salariales de 9.5%.

4. Teksid Hierro, en Frontera, Coahuila. El Sindicato de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y similares, que pertenece a la corriente que encabeza Napoleón Gómez Urrutia, acusa que la empresa favorece a una representación sindical con la que tiene años trabajando, vinculada a la CTM y encabezada por Tereso Medina.

5. VU, en Piedras Negras, Coahuila. Trabajadores de esta empresa autopartista acusan a la gerencia de la empresa de invitar a la CTM a firmar un contrato de protección y de tomar represalias contra los trabajadores independientes. El Gobierno de Estados Unidos tiene 30 días para investigar los méritos de la queja, en caso de encontrar sustancia, solicitaría al gobierno de México realizar una investigación.

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Mexico-tiene-muy-buenas-leyes-pero-implementarlas-es-otra-cosa-20220704-0013.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *