Jared Laureles

Periódico La Jornada

Jueves 3 de noviembre de 2022, p. 15

Desde los 13 años, Agueda es trabajadora doméstica y ella decidió emprender el viaje de Hidalgo a la Ciudad de México en busca de una oportunidad laboral, “me tragué las lágrimas, lloraba porque a esa edad quería jugar, estar con mi mamá y mis hermanos, pero tuve que aguantarme”.

Como ella, Concepción también se emplea en el trabajo en el hogar; partió a los 17 años de su pueblo en Tepeyahualco, en Puebla, ya que “en mi casa hacía falta el dinero y me vi en la necesidad de venirme a trabajar a la capital; me da mucha tristeza pues dejé la escuela”.

Ambas trabajadoras realizan las indispensables tareas de lavar, planchar, cocinar, cuidar niños o adultos mayores, entre otras cosas; sin embargo coinciden en que han trabajado con jornadas excesivas, salarios bajos, sin seguridad social y sin contrato por escrito.

Las condiciones de marginación, vulnerabilidad y pobreza son factores que obligan a la mayoría de las mujeres a emigrar. Son 2.2 millones de personas trabajadoras del hogar en México, la mayoría mujeres; un tercio de ellas comenzó a laborar siendo niñas, puntualiza Fiorella Mancini, investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Se trata de mujeres que empiezan a laborar desde edades tempranas, “en condiciones muy precarias, de desprotección”, en muchos casos sin recibir un salario, sino trabajan a cambio de techo y comida al vivir en las mismas casas que sus empleadores, expone en entrevista.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), México se posiciona como el segundo país en Latinoamérica con más trabajadores domésticos. Estudios de este organismo señalan que en el país 99.2 por ciento de las personas trabajadoras del hogar no tienen contratos de trabajo escritos y 71.3 por ciento carecen de alguna prestación.

Concepción, de 41 años de edad, dice que también inició como trabajadora del hogar de planta “sin pagar renta”, pero “está uno prácticamente laborando 24 horas del día para lo que necesiten”. En ocasiones, continúa, realizan trabajos que no les corresponden.

Información publicada en: https://www.jornada.com.mx/2022/11/03/politica/015n2pol

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *