Clara Zepeda

Periódico La Jornada

Martes 3 de enero de 2023

Poco a poco el mercado laboral en México suma señales de que lo peor de la pandemia ya pasó para las mujeres. Con la ayuda de pequeños y medianos establecimientos, ellas han podido emplearse en los pasados 12 meses, pero sin acceso a instituciones de salud y sin prestaciones, revelaron datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoe) de noviembre.

De acuerdo con cifras que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la ocupación, tanto formal como informal aumentó 2.4 millones de personas en noviembre con respecto al mismo mes de 2021, en donde aproximadamente dos de cada tres empleos fueron ocupados por mujeres (1.5 millones).

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo prevé que la ocupación de las mujeres se está dando sin acceso a instituciones de salud. De los 2.4 millones de empleos que se crearon en noviembre pasado, 1.3 millones fueron con acceso a entidades de salud; mientras 1.1 millones carecen de esta prestación.

De este último universo, las mujeres que se ocuparon en los pasados 12 meses, 1.03 millones no tienen acceso a instituciones de salud; es decir, 95 por ciento de las personas que fueron empleadas bajo estas condiciones.

Los pequeños establecimientos emplearon en los pasados 12 meses a 780 mil 535 personas, de los cuales 421 mil fueron plazas para las mujeres y 360 mil para hombres. Mientras los negocios medianos ocuparon a 548 mil 633 personas, 375 mil hombres y 173 mil mujeres.

Asimismo, los trabajadores del país retoman la jornada laboral de entre 35 y 48 horas a medida que cede la pandemia. En este segmento, las mujeres van ganando terreno frente a los hombres. Los trabajadores en esta duración de jornada de trabajo aumentaron 2.3 millones de personas en noviembre frente a noviembre del año pasado, y las mujeres explican el 42 por ciento.

En la división que hace la Enoe de trabajadores subordinados y remunerados (profesionales o personas que trabajan para una unidad económica en la que dependen de un patrón, jefe o superior), las mujeres siguen sin presentar mejores condiciones. Al cierre del penúltimo mes del año, las mujeres ocupadas sin prestaciones fueron las que más crecieron con respecto al mismo mes de 2021.

Se crearon 2.2 millones de empleos subordinados y remunerados, de los cuales, 1.2 millones fueron ocupados por mujeres. No obstante, con prestaciones aumentaron a 1.4 millones, 892 mil puestos para varones y 549 mil para mujeres.

Por su parte, cerca de 793 mil plazas fueron sin prestaciones, sin considerar el acceso a instituciones de salud, de los cuales ocho de cada 10 puestos fueron ocupados por mujeres.

La Enoe estimó que los hombres son los que dominan los contratos por escrito.

Información publicada en: https://www.jornada.com.mx/2023/01/03/economia/015n1eco

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *