Por Gerardo Hernández

Jueves 24 de Agosto de 2023

Aunque algunos trabajadores ya cuentan con permisos laborales pagados para situaciones como el fallecimiento de un familiar, la legislación federal todavía no lo considera un derecho generalizado, por lo que las empresas en México no están obligadas a ofrecerlo como beneficio.

Las licencias por duelo y cuidados hospitalarios son una realidad muy acotada en el mundo laboral en México. Pero esto podría cambiar tras las presentación de un proyecto de reforma para incluir en la Ley Federal del Trabajo (LFT) estos permisos como una garantía para todos los empleados.

La iniciativa es impulsada por el diputado federal Manuel Baldenebro Arredondo (Morena), presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, y tiene como objetivo incluir este tipo de licencias para que los empleados puedan atender situaciones de fuerza mayor.

En la actualidad, los días libres para atender este tipo de emergencias están considerados dentro de los beneficios de algunos contratos colectivos, pero no forman parte del paquete de prestaciones mínimas al que tienen derecho los trabajadores. La única excepción es la licencia a la que pueden acceder los padres y madres con hijos menores de edad en tratamiento contra el cáncer.

El proyecto de reforma a la LFT presentado ante la Comisión Permanente garantizaría el acceso a tres días con goce de sueldo para que las personas trabajadoras se puedan ausentar en casos de fallecimiento o cuidados hospitalarios y postquirúrgicos de un familiar. En los tres supuestos, el permiso sería aplicable sólo cuando se traten de padres, hijos, cónyuges y concubinos.

“En el día a día de las personas trabajadoras, existe una diversidad de situaciones ya sean individuales o familiares que requieren atención, las cuales para efectos laborales son consideradas de fuerza mayor, entendiendo por tal circunstancia todo acontecimiento que física o moralmente impida al trabajador asistir o presentarse con puntualidad a sus labores”, expone en el legislador en la iniciativa.

En este sentido, señala Manuel Baldenebro, es necesario regular en la legislación laboral causas de fuerza mayor que requieren la atención de los trabajadores, pues las alteraciones en el entorno familiar pueden provocar “estrés, baja productividad, riesgos de sufrir algún accidente en el trabajo, entre otras situaciones durante la jornada laboral”, argumenta.

En el caso de los permisos por luto, éstos no son nuevos en Latinoamérica. Entre las economías que cuentan con esta prestación legal para su fuerza laboral se encuentran Bolivia (3 días), Perú (5 días), Colombia (5 días), Uruguay (3 días), Ecuador (3 días), Paraguay (3 días), Chile (4 días), Argentina (3 días) y Venezuela (4 días).

“Las licencias son fundamentales para que las personas puedan conciliar su trabajo remunerado con las responsabilidades familiares. Permiten a trabajadores y trabajadoras ausentarse del trabajo, ya sea por un período corto, para atender una emergencia familiar; o por uno más prolongado, relacionado con las necesidades de cuidado de un miembro de la familia”, destaca la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Aunque en la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado (LFTSE) no menciona textualmente los permisos por luto o cuidados hospitalarios, la legislación que regula las relaciones laborales de los funcionarios públicos sí contempla licencias por “razones de carácter personal del trabajador”.

El ambiente de trabajo en medio del duelo

Según investigadores de la St. George’s University of London, después del deceso de un familiar, el riesgo de sufrir un evento cardiovascular agudo puede estar presente hasta un mes después de la pérdida. Además de esto, otros estudios han identificado una correlación entre la muerte de un ser querido y el incremento en la sensación de dolor, trastorno del sueño o hasta pérdida de peso.

De esta manera, el impacto del fallecimiento de un familiar para los trabajadores no siempre se refleja en los primeros días después del deceso. De acuerdo con el Servicio de Asesoría, Conciliación y Arbitraje del Reino Unido (ACAS, por sus siglas en inglés), esta realidad hace que el proceso de duelo pueda afectar negativamente el desempeño laboral e incluso la capacidad productiva en el mediano plazo.

El México, el Senado tiene pendiente discutir una reforma para incorporar los permisos por luto en la Ley Federal del Trabajo. En abril del 2021, la Cámara Alta le dio primera lectura al dictamen para establecer un permiso de cinco días pagados en la legislación laboral en caso de duelo, desde entonces, el proyecto no se ha votado en el pleno.

Ésta no es la primera vez que se intenta reformar la legislación laboral para incluir los permisos de luto para todos los trabajadores. En el 2016 la Cámara de Diputados aprobó un dictamen para incorporar esta prestación en la LFT por un período de tres días, pero el proyecto quedó frenado en el Senado.

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Morena-propone-crear-licencias-laborales-por-duelo-y-cuidados-hospitalarios-20230823-0066.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *