PorMiguel Ramirez

NOV 7, 2023

Más de la mitad de los empleados y/o colaboradores de las empresas afirmaron sufrir malas prácticas en los centros de trabajo, las que no se denuncian por temor a perder la fuente de ingresos, reveló una encuesta de OCCMundial.

En el Termómetro Laboral que tiene el tema: ¿Se han normalizado las malas prácticas laborales en México?, que tomó el parecer de 10 mil 578 trabajadores, se detectó que 69 por ciento de los trabajadores considera que algunas malas prácticas, en lugar de desaparecer, han llegado a formar parte de la cultura laboral en México.

En contraste, el 16 por ciento de los encuestados no cree que exista una normalización de las malas prácticas laborales y un 13 por ciento afirmó que los trabajadores actuales logran erradicar las malas prácticas en el sector y sólo algunas se mantienen.

El exceso de horas de trabajo es una irregularidad normalizada en el ámbito laboral actual, así lo cree el 67 por ciento de los encuestados en las que no hay una remuneración adicional. También mencionaron enviar mensajes o hacer llamadas fuera de horario laboral y “bomberazos” minutos antes de terminar la jornada cotidiana.

Un 14 por ciento de los trabajadores visualiza que los empleadores ejercen una carga de trabajo a los colaboradores que muestran un gran potencial sin ofrecerles crecimiento y desarrollo profesional o económico, mala práctica que está siendo normalizada por parte de las empresas y que afecta a trabajadores de todas las generaciones.

El 11 por ciento cree que los despidos injustificados también son normalizados, pues muchos trabajadores son obligados a firmar papeles que sirven para que las empresas se puedan deslindar de sus obligaciones cuando decidan terminar la relación laboral.

Un 8 por ciento dijo que el acoso y la discriminación son otras malas prácticas que se están normalizando en el sector laboral del territorio nacional

De acuerdo con sus comentarios, muchos empleadores tienen la costumbre de tener conductas inapropiadas hacia sus colaboradores. Además, también destacaron el daño que esto ha hecho en la autoestima del trabajador mexicano, llevándolo a aceptar numerosas acciones y condiciones laborales negativas con tal de conservar su empleo, lo que termina afectando su vida personal, salud mental y emocional.

Este grupo de encuestados también señaló que algunos otros trabajadores son el principal obstáculo para poner fin a este problema, ya que critican duramente y señalan a quienes se oponen a las malas prácticas, lo que impide un verdadero cambio en el entorno de trabajo y en las empresas.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *