Por Rosario Avilés

Por Rosario Avilés

Lunes 13 de Noviembre de 2023 

Desde hace algunos años se ha trabajado intensamente por lograr la inclusión femenina en el ámbito del transporte aéreo. En las últimas semanas, sin embargo, el tema ha logrado crear ya una sinergia en distintos frentes: las aerolíneas, las agencias regulatorias como la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), los sindicatos, los colegios de profesionistas y otras instancias, que se están comprometiendo con la consigna de la inclusión de mujeres en el sector transporte aéreo, para la captación, retención y promoción del talento femenino en la industria.

Este acuerdo es parte de todo un movimiento que se está dando a nivel mundial y cuyas aristas tocan otros tópicos, como es la lucha en contra de la violencia de género en cualquier ámbito en el que éste se llegue a dar. Hace unas semanas, los sindicatos de Pilotos y de Sobrecargos de Aviación se reunieron para celebrar la firma de México del Convenio 190 para erradicar la violencia contra las mujeres en el ámbito de la aviación, con lo cual se da vigencia a este ordenamiento, ratificado por México en 2022, sí como al acuerdo 206 de la Organización Internacional del Trabajo, cuya misión es erradicar cualquier violencia laboral, así como hostigamiento sexual en el ámbito del trabajo.

La secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), Ada Salazar y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores, a través de la Secretaría de Equidad de Género, que encabeza Martha Vera, se anotan un importante punto para lograr un ambiente justo, equilibrado y amigable en su trabajo.

Es difícil abordar un tema como éste, porque las amenazas vienen desde muy distintos frentes, pero el grupo de mujeres dentro de la industria no tienen ningún empacho en alzar la voz y dejar en claro que las mujeres, sean sobrecargos, pilotos, despachadoras, secretarias, mecánicas, ejecutivas, afanadoras o cualquier otro oficio o profesión dentro del transporte aéreo, van a trabajar juntas para erradicar cualquier tipo de violencia o de “mobbing” que impida dar a su trabajo la respetabilidad, armonía y capacidad de crecimiento.

El Convenio 190 incluye, por primera vez en el derecho internacional, el reconocimiento específico del derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, y establece la obligación de respetar, promover y asegurar el disfrute de este derecho (art. 4, 1).

En este sentido y junto con la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte ITF, y la Fundación Friedrich Ebert en México, ASSA en octubre pasado lanzaron la campaña #ConTodoRespeto Volemos sin violencia, que apoya los fundamentos de este convenio, al hablar del sector de la aviación.

Aquí se trata de abordar el problema desde varios ángulos: de forma vertical para impedir que jefes o directivos tengan prácticas inaceptables, pero también pasajeros o, en sentido inverso, tripulantes hacia los usuarios de aviación. Asimismo, hay el compromiso de combatir estas actiitudes en sentido horizontal; es decir, entre compañeros, para evitar acoso o violencia.

Aún falta mucho por hacer. Pero lo cierto es que el impuso va en el sentido correcto. Las mujeres en aviación son cada día más y, a la par de crear ambientes sanos de trabajo, también se requiere mayor equidad en niveles directivos. Se sigue trabajando arduamente.

Información publicada en: https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Mujeres-en-aviacion-20231113-0145.html

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *