Martín Hernández Alcántara

noviembre 22, 2023

El subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, propuso que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reconozca las plantillas laborales de las universidades públicas, a fin de terminar con la condición de empleo precario que sufren los docentes contratados en el esquema de hora-clase y la cual también afecta la consolidación de claustros en esas instituciones.

El funcionario federal dictó la mañana de este martes una conferencia en el Salón Barroco del edificio Carolino de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), a la que asistieron la rectora Lilia Cedillo Ramírez, los vicerrectores de la máxima casa de estudios en la entidad, amén de profesores, alumnos y personal administrativo de la misma.

El acto fue convocado por la organización de universitarios y activistas Reflexión Ciudadana, como parte del ciclo de conferencias titulada “El presente de México y lo que sigue”, que tiene como propósito hacer una evaluación del gobierno de la Cuarta Transformación Pública del País y los retos que se avecinan en el próximo sexenio.

Concheiro Bórquez explicó en su charla los cambios que se han gestado en el sector que dirige, a partir del régimen que preside Andrés Manuel López Obrador, y que pasan por reconocer en la Constitución a la educación como un derecho humano, a la interculturalidad como una condición básica que incluye a las comunidades indígenas y afrodescendientes, el trabajo de discusión y deliberación con el magisterio y las escuelas normalistas, amén de la práctica de la equidad de género efectiva en altos puestos administrativos.

Al final de su exposición, en la sección de preguntas y respuestas, Aurelio Fernández, director de esta casa editorial y también titular del Cupreder, y quien fungió como moderador, le preguntó a Concheiro cómo observa el reto para el próximo gobierno federal de solucionar el problema que aqueja a las universidades públicas por la contratación desbordada de docentes en el esquema de hora–clase, el cual no permite a las instituciones afianzar claustros permanentes y coloca en precariedad a los mentores.

“Es clave que (la Secretaría de) Hacienda nos reconozca nuestra plantilla (y que estemos) dispuestos nosotros a discutir y tener una auditoría de la plantilla. Sí, porque lo que hay que reconocer es que algunos (maestros) trabajan mucho y otros no dan golpe”, aseveró el subsecretario.

Y abundó: “El reconocimiento de la plantilla puede ser la forma en la cual la Secretaría de Hacienda empiece a reconstruir nuestras plazas porque los absurdos son de este nivel, véanlo en el extremo de la UNAM: Hoy el 80 por ciento de la planta de profesores y profesoras de la UNAM es de hora-clase, ¡80 por ciento!, vean, ¡qué clase de universidad puede ser una donde el 80 por ciento (de los y las docentes) son de hora-clase!”.

“Cuando oíamos hablar de los (profesores) de hora-clase como necesarios para que nos trajeran el mundo del trabajo, esa era la historia. Pero los profesores que vienen del mundo del trabajo en realidad son muy pocos. Sí son deseables y además vienen con mucha vocación muchos de ellos, pero el asunto central es que en realidad el profesor hora-clase no es que venga a complementar su ingreso aquí (a las instituciones de educación superior), sino que está aquí y va a la otra universidad y a la otra. Le llaman ‘profesor taxi’ porque van recogiendo de un lado al otro y es la locura total”, sentenció.

En esa lógica, Concheiro se refirió también a la carencia de seguridad social que padecen miles de mentores hora-clase. Mencionó como ejemplo a las universidades tecnológicas y politécnicas, además de las instituciones de educación media-superior, donde el límite de asignación a docentes en esa categoría es de 18 horas frente a grupo a la semana, cuando el tiempo completo se otorga con 20 horas. Hay profesores, apuntó, que tienen dos décadas de trabajo continuo con la carga máxima permitida y, por tanto, no pueden alcanzar la definitividad.

“Entonces tienes en este gobierno, bajo las formas de organización y de reconocimiento a la plantilla, un montón de gente sin seguridad social. Es el caso de nuestras politécnicas, donde hay, en muchos de los estados, gente que no tiene seguridad social, no tienen ISSSTE, no están reconocidos por los ISSSTE estatales, no tienen ninguna seguridad social, ¿quién se las va a dar?, porque lo que pasa es que tienen unas horas en un (trabajo) y otras horas en otro y otras más allá”.

Luciano Concheiro consideró que debe aplicarse “una cirugía” para solucionar estos problemas administrativos y financieros de nivel medio-superior y profesional de educación.

También puedes leer: BUAP y ANUIES firman convenio de colaboración en beneficio de profesores de tiempo parcial en las IES

Los administrativos

Luego, se refirió a otra problemática: mientras los estándares internacionales recomiendan tener un empleado administrativo por cada tres académicos, en muchas instituciones de educación superior mexicanas hay más empleados de administración que docentes, aunque también existen maestros que tienen la categoría de personal administrativo para poder cobrar sus emolumentos.

En ese sentido, dijo que los sindicatos pueden ayudar a la solución del problema y recordó una reunión de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu) que tuvo como sede las instalaciones del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales de la UAP, en la que se elaboró una propuesta de ley que mejoraría las condiciones de trabajo en las instituciones públicas de educación superior. Dicho planteamiento, aseguró, fue reconocido incluso por adversarios del sindicalismo, que lo consideraron avanzado; sin embargo, no prosperó en el Poder Legislativo.

“Quien piense que sin sindicatos o sin el reclamo laboral podemos cambiar, creo que no ha entendido el sistema de educación superior. El sistema de educación superior requiere exigir una revisión y un cambio (en el reconocimiento de las plantillas laborales) a la Secretaría de Hacienda”, insistió el ponente.

Luego, apuntó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público “está incurriendo en faltas de ley, porque usa (una plaza laboral) de tiempo completo para hacerla pedacitos, para reubicar ( a los docentes) que se van de sabático o cuando, por desgracia alguien muere, se jubila, etcétera. Entonces no estamos ni siquiera cumpliendo con lo que plantea la ley de sustitución de un trabajador, situación que debe modificarse”.

Concheiro Bórquez manifestó que es evidente que los recursos que posee la SHCP son limitados, pero habló de otra propuesta para solucionar la problemática, la cual implicaría un cambio en el pacto federal para incluir a los gobiernos estatales y ayuntamientos en la recaudación y entrega de un impuesto específico para la educación. Mencionó que actualmente hay solo dos estados que aplican ese gravamen al consumo: Veracruz y Zacatecas.

“O ver cómo, según crezca cada estado, será su aportación en educación. En particular en educación superior tiene que ver con esa visión de vincularla con el crecimiento económico, porque es así y si no te das cuenta que es así no hay posibilidad de avanzar”, finalizó.

https://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/sostiene-concheiro-que-shcp-debe-reconocer-plantillas-laborales-de-universidades-publicas/

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *