octubre 24, 2023

24 de octubre de 2023.– Pablo Franco, representante Legal de la Liga Sindical Obrera Mexicana (LSOM) en San Luis Potosí, dijo que la empresa Asiaway viola los derechos de “libertad sindical” y de “negociación auténtica” del contrato colectivo de trabajo, motivo por el que los trabajadores decidieron acudir a los “mecanismos del T-MEC”.

En entrevista con Julio Astillero, declaró que dicha empresa, dedicada a la construcción de partes automotrices y cuyo capital procede de China, despidió al delegado de la Liga Sindical Luis Enrique Guzmán Almodóvar luego de que un conjunto de trabajadores se afiliaran al sindicato, además de que impidió el proceso de tramitación del contrato colectivo de trabajo. Ambos sucesos significaron una vulneración a las garantías constitucionales mencionadas con anterioridad.

Mencionó que, como toda empresa que se apegue a los lineamientos del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, debe respetar y garantizar el cumplimiento de los derechos laborales, las y los trabajadores agrupados en la Liga solicitaron una revisión de su caso al gobierno estadounidense que desembocó en la conminación a las autoridades mexicanas para que realicen su propia investigación de lo acontecido con Asiaway. Estas últimas cuentan con “treinta días” para determinar si las citadas infracciones a los derechos laborales existieron o no.

Señaló que la Confederación de Trabajadores de México (CTM) mantenía un contrato colectivo de protección, “es decir, firmado a espaldas” de la fuerza laboral, que no pudo ser legitimado gracias a la movilización de “las personas trabajadoras, las cuales “ni siquiera conocían” su existencia. Ahora, el próximo 10 de noviembre habrá unos comicios para decidir a qué organización sindical se le asigna la representatividad de los empleados de dicha compañía.

Acerca del panorama nacional del mundo del trabajo, sostuvo que las empresas aún desean imponer “topes salariales”, “decidir de manera unilateral” el monto de los salarios y “sabotear a toda costa la reforma” a la Ley Federal del Trabajo que entró en vigor desde 2019. Sin embargo, la LSOM ha ganado fuerza dentro y fuera de San Luis Potosí, pudiendo pelear por los derechos de “cualquier tipo de trabajador”, como pasó en Goodyear, cuyos obreros han decidido ser representados por esta.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *