por Impreso

11 de octubre de 2023

Patricio Flores Sandoval, secretario general del Sitatyr; Carlos Aceves, líder de la CTM, y María Fritz, secretaria de Gobierno, ayer

Ciencia ficción en los contratos 

Lo anterior lo dijo en la LXXXV asamblea general ordinaria del consejo nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores y Artistas de la Televisión, Radio y Similares (Sitatyr).

Dirigiéndose al líder nacional cetemista, Carlos Aceves del Olmo, presente en el evento, el funcionario federal remarcó que “se quedaron más de 100,000 contratos colectivos terminados de empresas que tenían uno digamos de membrete, con un sindicato falso a lo mejor, y finalmente están ahí las y los trabajadores esperando que la CTM y todas sus federaciones y sindicatos puedan disputar la titularidad y la representatividad de esos contratos colectivos”.

Llaman a consolidar la reforma laboral

Domínguez Marrufo indicó que “el gobierno federal quiere consolidar la reforma laboral y en este cierre de la administración seguiremos con la recuperación del salario mínimo”.

También recordó que ya eliminaron la subcontratación abusiva en el país.

A los líderes del Sitatyr les dijo que “tenemos una agenda pendiente con los trabajadores y las empresas de la radio y televisión, donde todavía vemos que hay simulación y subterfugios”.

“Hay medidas y acciones firmes por parte de las autoridades laborales para seguir exterminando ese flagelo que empobrece a los trabajadores, los deja sin seguridad social en el camino y evade impuestos, al fisco, al IMSS y deja sin la posibilidad de adquirir vivienda”, dijo.

También explicó que la reforma en materia de subcontratación ha posibilitado que tres millones de trabajadores regresen a la empresa de la que nunca debieron de haber salido, o en la que siempre debieron haber estado, que accedan al reparto de utilidades que prácticamente se duplicó en el 2022 y tuvo un incremento aún más importante en 2023.

Domínguez Marrufo señaló que uno de los ejes principales de esta reforma laboral tiene que ver con lograr que la conciliación entre empresarios, conciliadores y trabajadores y sindicatos sea el medio por excelencia para resolver las diferencias entre ellos. Ya están en un promedio del 70.5% general en el país de eficiencia en conciliación, 7 de cada 10 asuntos que se presentan en los centros de conciliación local y federal se resuelven por esta vía y sólo el 30% va a las juntas.

Se extinguirían las Juntas de Conciliación y Arbitraje

Con este sistema de conciliaciones reveló que los trabajadores ya no tienen que esperarse años y hasta décadas algunas veces para que les resuelvan un conflicto laboral.

“Desde luego que esto significa también la extinción de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, terminar con una industria de litigio con el coyotaje y la captura de estas dependencias laborales, y hablo de la federal y las locales en todo el país, que estaban capturadas por cinco o seis despachos de abogados del sector obrero y empleador que controlan el 80% de los asuntos más importantes, apostando a la dilación a su conveniencia”, afirmó.

“Eso es lo que estamos desmantelando”, afirmó. Dijo que buscan terminar con los contratos colectivos de protección patronal, firmados a espaldas de los trabajadores.

“Cuando llegué a la Subsecretaría del Trabajo del gobierno nos informaron los que nos entregaron la dependencia que había en el país 553,000 expedientes de contratos colectivos. Nosotros hasta celebramos y dijimos de dónde sacaron tantos, pero cuando nos llegaron ya los expedientes digitales de cada uno descubrimos que no llegaban ni a 140,000 contratos colectivos reales”, puntualizó.

Por citar un ejemplo de esta mentira, dijo que nada más en la Junta de Jalisco se reportaron 235,000 contratos colectivos de trabajo, con expedientes, de los cuales no quedaron ni 7 mil al final del camino, y contando todavía hacia abajo.

“Esto quiere decir que había una simulación y una ciencia ficción sobre cuántos contratos colectivos había en México”, señaló.— David Domínguez Massa

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *